Inicio > Opinión > Thaelman Urgelles: Postergando un debate

Thaelman Urgelles: Postergando un debate

La tarde de ayer expresé insatisfacción por el desenlace estratégico que tuvo la maravillosa Toma de Caracas. Una oblicua entrada en mi Blog y dispersos comentarios en Twitter y Facebook dieron cuenta del sentimiento, sobre el que anuncié para hoy una opinión más elaborada.
Luego de reflexionar con mayor sosiego, de escuchar sugerencias de queridos amigos y de palpar la atmósfera de júbilo que hoy inunda las redes sociales, he decidido no seguir adelante con la expresión de aquella diferencia. Por respeto a los heroicos compatriotas que se desplazaron con enorme esfuerzo y riesgo hacia Caracas, a los millones de caraqueños que colmaron las calles, a los militantes democráticos que prestaron su concurso organizativo al ambicioso proyecto y al criterio de tanta gente respetada que hoy opina en contrario.
Reitero mi acatamiento a la única dirección política admitida por los venezolanos, la Mesa de Unidad Democrática, y a quien considero el principal entre los líderes de Venezuela en este período de su historia, Henrique Capriles Radonski. No me voy a sumar al coro denigratorio y ofensivo que han tenido que soportar ellos mientras han conducido esta lucha, con mucho más acierto que falla, hasta el promisorio puerto en que se encuentra. La autoridad de la dirección no se pone en duda mientras la batalla se mantenga viva, y es evidente que no solo está viva sino en un momento exigente.
Confieso que no he logrado ahuyentar la visión crítica sobre el modo como se cerró la Toma de Caracas. Ya habrá tiempo de debatirla, en momentos de menor ajetreo y urgencia. Como he dicho en otras ocasiones, mi mayor alegría será reconocer si tuve un error de juicio, cuando ello se demuestre.
Dicho esto, no puedo dejar pasar sin más la actitud intolerante y e irrespetuosa que algunos partidarios de lo que estiman éxito intachable de la Toma de Caracas han mantenido contra quienes se atrevieron a exponer dudas o críticas sobre lo ocurrido. Entiendo que algunos se dedican a ofender y estigmatizar interesadamente a la MUD y a sus dirigentes, pero ayer hubo muchas… muchas personas que de buena fe se sintieron decepcionadas porque fueron al encuentro con la intención de dar más de lo que al cabo se les pidió. Estigmatizar las dudas y críticas, y globalizarlas como mera locura o ansias de ver morir a sus semejantes, no es la mejor manera de desarrollar un debate político ni un modo sabio de conservarnos a todos en la misma dirección.
Ahora nos toca ejecutar con serena determinación la estrategia anunciada ayer por la MUD en valioso documento. Ofreceré mis modestos aportes para que ella se cumpla con el éxito que merecen nuestro amado país y sus nobles ciudadanos. @TUrgelles

Te puede interesar

Compartir