Inicio > Opinión > José Machillanda: + Protesta > Persecución y Represión

José Machillanda: + Protesta > Persecución y Represión

José Machillanda sdefault
La persecución y represión exponencial del régimen autocrático neomilitarista evidencia su miedo convertido en pánico que cubre a una torreta de gobernantes cobardes de la revolución, quienes tienen claro que después de la gesta política democrática decidida el 6D15 y reafirmada el 1S16, los demócratas venezolanos han construido una decisión única e incontrovertible, cual es, la realización del referendo revocatorio. RR para re-instalar la democracia y un nuevo orden social, con lo cual no es posible hoy un paso atrás, ni torceduras, ni cambio de rumbo. Los demócratas demandan YA y en el 2016 RR.

El miedo convertido en pánico y desasosiego, ha hecho que NM + PL y su generalato de capirotes, hayan tomado la Isla de Margarita para tratar de contener el bravío pueblo neoespartano que ya fijó posición y reafirmó el punto de quiebre del más de un millón de demócratas que se mostraron el 1S en Caracas. Igualmente, de forma sibilina, pero además irresponsable, intentan contener la acción de la Asamblea Nacional de instalar el segundo período de sesiones ordinarias, con lo cual queda claro el compromiso de los 112 diputados –mayoría calificada- con la necesidad política imperiosa de realizar el RR16.

La persecución y represión desarrollada en tiempo récord por este régimen muestra de manera grotesca al partido político en armas, coordinado por Padrino López y por un cuerpo de estructuras logísticas que grafica un gasto absurdo y sin sentido para una supuesta reunión internacional de una organización que cumplió su finalidad para la década del sesenta dentro de la Guerra Fría. Pero hoy no tiene ninguna razón de ser, en el siglo XXI, frente a la nueva geoestrategia dirigida por la hipertecnología y la nueva realidad internacional instrumentada por la ralentización de la economía mundial. El pueblo neoespartano protestará frente a esta militarización recordando la necesidad del revocatorio.

La persecución y represión de este régimen neomilitarista provoca y acelera que los demócratas venezolanos pasen de la protesta incremental a la desobediencia civil. Desobediencia civil con la cual la tríada de 112 diputados, la MUD y la Sociedad Organizada mantendrán la iniciativa política como expresión de la virtud política de los venezolanos preocupados y celosos porque la fortificación de la protesta permita la defensa del Estado. Defensa del Estado frente al gobierno tirano y totalitario que ha dado la espalda a la sociedad, a su responsabilidad de la legitimidad de gestión y poco le importa el Estado-nación.

La persecución y represión del régimen neomilitarista tendrá como respuesta más protesta. Protesta mediante la participación política contendiente frente al partido político en armas -que como gobierno lineal, vago y mentiroso- cree que puede engañar a unos ilustres visitantes y se olvidan de que más de ocho millones de venezolanos hoy censuran, critican y rechazan que se quiera mostrar una Venezuela que no existe. La Venezuela real la que protesta y la que está dispuesta a ir a la resistencia civil ha sido vejada, ofendida, violentada y cooptada por la militarización de la política y de la sociedad. La protesta incremental es la respuesta a este gobierno farsante, primitivo e irresponsable.

La protesta que cursa en Nueva Esparta y en todo el territorio nacional tiene que entenderse como la expresión legítima del derecho de los venezolanos, que amparados por la Constitución y verificada la incapacidad del gobierno para cumplir la legitimación de gestión, reclaman el referendo revocatorio para el cambio político. El cerco militar a Margarita no es más que una decisión de la subpolítica que violenta y subestima al pueblo neoespartano, instrumentada por ágrafos y operadores políticos atorrantes que con maromas disuasivas tratan de alargar su tiempo como gobierno e impedir el legítimo derecho del referendo revocatorio del venezolano.

La protesta cívica que desarrollan todos los venezolanos asqueados y avergonzados por un gobernante bufón que desconoce la historia, que no entiende de política y la confunde –junto con sus generalotes- como una “operación táctica”, son sólo un mamarracho que recordará desde ya la historia al verificar que ignaros y primitivos tratan de desviar la atención de los venezolanos y el mundo, que está en cuenta del reclamo mayoritario de los venezolanos demócratas que civilizadamente, mediante la protesta, pretenden un referendo revocatorio para lograr un cambio político en forma civilizada.

¡Más protesta!… ¡Más protesta cívica, organizada e incremental!, es lo que recomienda la lógica política para una sociedad hastiada, maltratada y ofendida frente a un régimen inmoral, inhumano e irresponsable. ¡Más protesta! es la solución frente a la persecución y a la represión. ¡Más protesta! es la solución frente a un gobierno abusador que desconoce a la ciudadanía venezolana y a su capacidad de decidir dentro de lo previsto en lo lógica política y en la Constitución, de una Venezuela que desde el 6D dijo NO al militarismo y NO al marxismo anacrónico de quienes hoy detentan el Poder Ejecutivo y se han colocado al margen de la ley.

Te puede interesar

Compartir