Inicio > Cultura > Cómo evitar la vaginosis bacteriana

Cómo evitar la vaginosis bacteriana

 

La vaginosis bacteriana es una infección común que afecta a las mujeres entre los 15 y los 44 años de edad. No se conocen bien sus causas, pero se sabe que está relacionada con un desequilibro entre las bacterias buenas y las malas que normalmente habitan en la vagina de la mujer. Aquí te recuerdo de qué se trata y qué puedes hacer para evitarla.

La vaginosis bacteriana es una infección en la vagina, que no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) pero sí puede hacer posible que el contagio de una infección de este tipo sea  más fácil. La vaginosis bacteriana puede no dar síntomas en muchas mujeres, pero cuando existen, estos incluyen:

  • Flujo o secreción vaginal blanca, gris o sin color,
  • Flujo o secreción vaginal de olor fuerte, similar al pescado que se acentúa luego de tener sexo
  • Secreción vaginal delgada (no espesa)
  • Dolor al orinar
  • Picazón y dolor en la vagina

La vaginosis bacteriana es causada por una exceso de bacterias malas en la vagina, lo cual afecta el equilibrio en relación con las bacterias buenas, que también están presentes en la vagina.

Aunque es molesta, la vaginosis bacteriana puede desaparecer por sí sola en pocos días. Pero de la misma manera, puede permanecer y causar otros problemas como mayor probabilidad de contraer VIH, gonorrea, clamidia, enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) y en caso de estar embarazada, aumentar el riesgo de tener un bebé prematuro.

Por eso, es muy importante que si sospechas que podrías tener vaginosis bacteriana, acudas con tu ginecólogo para lo descarte o establezca el diagnóstico y te de tratamiento que consiste en medicamentos (por lo general, antibióticos).

Pero si te preguntas cómo puedes hacer para disminuir tu riesgo de desarrollar vaginosis bacteriana, hay cuatro pasos que puedes tomar para ello:

  • No tener más de un compañero sexual
  • Protegerte cuando estás con un nuevo compañero sexual
  • No fumar
  • Evitar las duchas vaginales
  • No tener relaciones sexuales

Por supuesto, esta última alternativa no es bienvenida por muchas mujeres, así que te recomiendo limitar tu número de compañeros sexuales, practicar sexo seguro  y también hablar con tu ginecólogo(a) sobre otras medidas que podrías considerar para prevenir la vaginosis bacteriana como tomar probióticos para restablecer el equilibrio natural de la vagina.

Te puede interesar

Compartir