Inicio > Cultura > Las 10 clásicas mentiras que dicen los hombres para llevarte a la cama

Las 10 clásicas mentiras que dicen los hombres para llevarte a la cama

Talvez te suene cursi, un poco arrebatado y hasta chistoso escuchar ciertas mentiras que ellos dicen para satisfacer sus deseos sexuales.

“En la guerra y en el amor todo se vale”, dice un conocido dicho pero también se aplica para el sexo porque cuando se trata de convencer a una mujer para que acceda a tener relaciones, hay hombres que hacen uso de las artimañas menos pensadas para llevar a cabo su conquista.

Dependiendo de cómo sea la mujer, dar regalos, decir las palabras adecuadas, tener detalles, compartir momentos divertidos, el riesgo y el baile entre otros, son formas con las que una chica puede ser cautivada.

Sin embargo, éstas son técnicas que si bien a veces funcionan sólo para ir a la cama, también llegan a utilizarse para enamorar a alguien con intenciones de mantener una relación seria.

Existen otras formas por las cuales muchas mujeres han caído y terminado entre las sabanas de uno que otro”Don Juan”, y que sin saberlo, en ese momento se convirtieron en víctimas de las mentiras.

“Me gustas” Es la más común, suele “escaparse” cuando se sale de fiesta. Si empieza a bailar con alguien, las cosas se van dando de forma casi natural, no hay duda que él dirá lo mucho que esa persona “le gusta” y que quizá nunca le había atraído alguien tanto, claro que le gusta, pero no tanto, lo único que quiere es llevarla a la cama esa noche. Ya que las cosas fluyan diferente luego, es depende las situaciones posteriores.

“Nunca había sentido esto con otra persona” Cuando empiezas a salir con alguien formalmente y acordaron que van a “conocerse”, puede que aún te falte un par de semanas para tocar su cuerpo. En este momento mientes para acelerar las cosas. No es tan mala esta mentira porque si ya estás en la etapa de reconocimiento, sólo es cuestión de tiempo para que suceda.

“Vamos a ver una película en mi casa” Clásica mentira, nadie invita a alguien una noche a su casa a ver películas si su intención no es terminar en la cama, estas “salidas” siempre incluyen sexo de por medio. Es obvio que al principio de la “cita” verán algunas escenas pero con el pasar de los minutos no recordarán ni de qué se trataba la película.

“Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará” La cereza del pastel de esta lista. Si tienes alma de poeta y eres de las personas que engancha a su presa con bellos versos, seguro ya has aplicado esta frase de Julio Cortázar, obteniendo muy buenos resultado. Nadie se resiste a una alegoría de amor que seduce e intriga al mismo tiempo. Cabe destacar que los labiosos saben cuándo sacar sus cartas bajo la manga.

Mi novia no me comprende Esta es una de las mentiras más utilizadas, pues para muchas mujeres un hombre que no teme expresar sus sentimientos suele ser más atractivo. Además, es una estrategia de hacer sentir bien a la futura conquista, pues a lo largo de la plática ella puede quedar como una mujer superior a la pareja del “incomprendido”.

Ya no tengo relaciones sexuales con mi pareja En algunos casos, esta frase se complementa con: “Sólo estoy con ella por mis hijos”. Es una de las mentiras más efectivas para conseguir que una mujer acceda a tener sexo, pues aunque está explícito que el hombre mantiene una relación de pareja, para algunas mujeres el simple hecho de saber que el susodicho no mantiene una vida sexual, les hace creer que en efecto el sujeto está libre y que podrán tener en un futuro una relación seria.

Me estoy enamorando de ti Otra frase que ellas desean escuchar. Hay que aceptarlo, para muchas mujeres el sexo esta directamente relacionado con los sentimientos, y no desean ir a la cama con alguien que no jure sentir algo por ellas.

Vamos a un lugar tranquilo donde nadie nos moleste y podamos platicar A menos que lo que tengan que platicar tenga que ver con un secreto financiero, político o de seguridad internacional, nadie necesita un lugar a solas para charlar. Esta es una de las mentiras más grandes, pero también más inocentes, tanto como estirarse en el cine para terminar abrazando a la acompañante. Difícilmente una mujer cae en esta trampa actualmente, por lo que acceder podría dar a entender que tiene la misma idea de ir más allá del diálogo.

Tu novio no sabe lo que tiene Típica mentira del amigo “incondicional”, pero que en realidad desea aprovechar la vulnerabilidad de la mujer para acostarse con ella. En estos casos el hombre busca los puntos más descuidados por el novio de su amiga, para hacerle ver que hay personas en el mundo que la valorarían más y la tratarían mejor… exacto, personas como él mismo.

Si lo hacemos, dejo a mi novia Esta mentira es directa y clara, es más, bien podría no considerarse una mentira, pues un hombre que en realidad desea estar con alguien más que no sea su pareja, no condiciona su “felicidad” por una noche de sexo. El hombre que dice esto, es casi seguro que no se atreva a dejar a su pareja, aún habiendo logrado que su mentira haya hecho efecto con alguna chica.

Y si el caso fuera que no quiere dejar a su novia hasta tener algo seguro, mucho dice de su dependencia y del probable trato posesivo con su pareja.

Fuente: Nueva Mujer

Te puede interesar

Compartir