Inicio > Cultura > Las notas no determinan la inteligencia del niño

Las notas no determinan la inteligencia del niño

Los niños son mucho más que números en el boletín escolar, los niños son esfuerzo, voluntad, perseverancia y emociones. La mayoría de los padres suele felicitar a su hijo cuando obtiene una buena nota en el colegio y reaccionar mal ante una baja calificación. Sin embargo, esas notas no definen la capacidad de los chicos.

“La inteligencia y el éxito no dependen de las notas. Hay que tener cuidado con lo de inteligencia porque un limítrofe presenta dificultades”, precisó la psicóloga Catina Furlan.

Los niños pueden estar estudiando para un examen (esfuerzo, voluntad, perseverancia), pero que después en el examen se ponga nervioso o no respondiera con exactitud y la nota acaba siendo baja e incluso un suspenso… esto no determina que el niño sea mejor o peor en alguna asignatura, simplemente determina que necesita dedicar más tiempo, cambiar la forma de estudio, atención psicopedagógica para poder saber estrategias de aprendizaje, etc.

“Ciertamente las notas van a repercutir en la elección de carrera si vas a una universidad pública y siempre uno debe exigir pero tampoco obsesionarse con que siempre sean excelentes notas, se debe tomar en cuenta la preocupación y dedicación del niño. Pienso que tiene que haber un equilibrio entre comportamiento y notas. El comportamiento también va a depender del manejo del maestro en el aula”, aseveró la psicóloga.

En ningún caso una mala nota determinará una baja inteligencia, más bien es una señal de alarma para que los padres se den cuenta que su hijo necesita orientación en esa materia en concreto, porque quizá no le guste tanto como las demás. Y además, es muy probable que necesite motivación (emocional) para conseguir creer en sí mismo.

Cada niño es diferente, en la actualidad se hablan de múltiples inteligencias, de ahí tampoco se recomienda propiciar la competencia, al respecto Furlan refiere, “no es recomendable fomentar la competencia porque genera conflictos y frustraciones en el niño”.

“Los comentarios que sumen a la competencia con otros, no llevan a nada positivo, sino a eventuales frustración o prepotencia, depende donde se ubiquen en la tabla de los mejores. Hay que recordarles que son valiosos y que creen en ellos”.

Fuente: Panorama

Te puede interesar

Compartir