Inicio > Interés > Universitarias del Táchira cedieron los pantalones a la Guardia Nacional

Universitarias del Táchira cedieron los pantalones a la Guardia Nacional

El grupo de estudiantes se quitó los pantalones y los cedió a la Guardia Nacional porque afirmó que este cuerpo castrense  “no está al servicio del pueblo sino del PSUV”.

Un grupo de jóvenes universitarias pertenecientes a distintas casas de estudio del Táchira protestaron a las afueras del  Comando Zonal Táchira No 21, en una acción que denominaron “El Pantalonazo”.

Desde la Universidad Experimental del Táchira, ubicada a unos 2 kilómetros del recinto militar, caminaron con pancartas y consignas de protesta las tachirenses  hasta llegar al Comando Zonal, donde las esperaba un contingente de femeninas pertenecientes a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

“Venimos a exigir a la Fuerza Amada Venezolana y a la Guardia Nacional que respete la Constitución y a las mujeres venezolanas quienes se han visto afectadas por la represión desmedida por parte de estos cuerpos de seguridad en contra del estudiantado tachirense”, esgrimió Carol Monasterio, representante estudiantil de la Universidad Católica del Táchira (UCAT).

Militares inmóviles 

Con la consigna “nosotras sí tenemos los pantalones bien puestos, lo que le falta a la GN y a los organismos de seguridad”, la jóvenes procedieron a quitarse los pantalones y en señal de protesta por la represión estudiantil se los lanzaron a los militares que miraban inmóviles la acción de las estudiantes.

Precisaron que al no sentirse representadas por la GNB, le cedían sus pantalones a los militares para que asumieran con responsabilidad y compromiso el reto que Venezuela demanda.

“Nosotras sí tenemos los pantalones en el puesto, se los prestamos para que hagan lo que les corresponde”, precisó una de las manifestantes.

Por su parte, los militares recibieron a las manifestantes y admiraron la manera creativa y pacífica de la protesta en medio de la irreverencia que caracteriza a la juventud.

Te puede interesar

Compartir