Inicio > Política > Molesta y sin ganas de negociar, la oposición sale otra vez a la calle

Molesta y sin ganas de negociar, la oposición sale otra vez a la calle

Johann Starchevich
Molesta por la suspensión del referendo revocatorio a Nicolás Maduro y mostrando signos de división entre los partidos que integran la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la oposición venezolana buscará mostrar otra su fuerza en la calle, con manifestaciones en todo el país.

La (MUD) convocó a la llamada “Toma de Venezuela”, en el mismo día donde que debía ser el primero de las tres jornadas para recoger cuatro millones de firmas (20% del padrón electoral) para activar el revocatorio. Este paso era crucial para el referendo que buscaba desalojar este mismo año a Maduro del poder.

La convocatoria se hace en medio de un llamado a díalogo facilitado por el Vaticano, que estaba previsto arrancar con una reunión exploratoria el 30 de octubre en la turística isla de Margarita, pero debió ser cambiada de fecha tras las molestias mostradas por algunos partidos que integran la MUD.

Tres partidos políticos (Acción Democrática, Vente Venezuela y Voluntad Popular) advirtieron que no acudirán al llamado a dialogar porque dicen que no existen las “condiciones políticas” para activarlo. En tanto, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, cuestionó abiertamente la parcialidad de exjefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los facilitadores de este acercamiento.

Capriles, gobernador de Miranda y uno de los mayores impulsores de la oposición, descartó que la oposición negociará con el Gobierno en una eventual mesa de diálogo. “La oposición no tiene nada que negociar. El gobierno llama a diálogo porque está con el agua al cuello y altos jerarcas compran casas y quieren negociar su salida. El diálogo no es para salvar a Maduro y su gobierno. La oposición pide restituir la Constitución porque aquí hubo un golpe de Estado.

La “Toma de Venezuela” prevé culminar en Caracas en la autopista Francisco Fajardo, la más importante de la capital. En tanto, el chavismo tiene previsto realizar una concentración masiva en los alrededores del Palacio de Miraflores.

A la crispación política se le suma el “juicio político” que acordó iniciar el martes la Asamblea Nacional a Nicolás Maduro, a quien responsabilizan de haber suspendido el proceso de referendo usando a cuatro tribunales ordinarios.

En ese contexto, el ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino, y el Alto Mando Militar emitieron el martes una declaración en la que ratificaron su “lealtad incondicional” a Maduro.

La oposición partirá desde tres puntos de Caracas, “donde se le mandará un mensaje contundente al Gobierno (…) a que vea que la gente quiere un cambio, quiere medicinas, quiere alimentos, quiere salir a protestar a la calle”.

Con información de AFP 

Te puede interesar

Compartir