Inicio > Economía > Ramón Key: Es contraproducente un recorte petrolero en medio de la recesión

Ramón Key: Es contraproducente un recorte petrolero en medio de la recesión

Para el nuevo coordinador del Centro Internacional de Energía y Ambiente del IESA, Ramón Key, los miembros de la OPEP no han acabado su defensa de los precios pero buscan mantener su mercado. Resalta que a los países productores con déficit en sus finanzas públicas les ha costado más adaptarse a los precios bajos.

Ahiana Figueroa

El gobierno de Nicolás Maduro ha hecho esfuerzos para que en la Organización de Países Exportadores de Petróleo se alcance un acuerdo para un recorte de la producción que contribuya a impulsar los precios del barril de crudo. Sin embargo, para Ramón Key, coordinador de Energía y Ambiente del IESA, una medida de recorte podría no ser beneficioso para Venezuela la cual se encuentra sumida en una crisis económica desde hace tres años.

“Los países No OPEP de alguna manera se han adaptado a los precios bajos y en consecuencia comenzaron a disminuir producción. No obstante, no podemos decir lo mismo de los miembros de la organización. El caso de Venezuela es el más significativo por su alto déficit fiscal, pero la mayoría de los países OPEP tienen déficit en sus finanzas públicas y en consecuencia se les ha hecho más difícil adaptarse a los precios bajos, aunque alguno de ellos hayan acumulado un monto importante de reservas internacionales”, indicó.

Key es economista egresado de la Universidad Central de Venezuela en 1989 con doctorado en la Universidad de Colorado en Estados Unidos. También ha sido profesor de Economía en la UCV e ingresó al Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) en julio de 2016 en las cátedras de microeconomía, macroeconomía y energía para luego convertirse en coordinador del Departamento de Energía y Ambiente del IESA en sustitución de Igor Hernández.

Cuenta con amplia experiencia en la industria petrolera. Ingresó a Lagoven en el año 1990 y en Petróleos de Venezuela trabajó en el área de planificación corporativa; además de ser consultor en América Latina, especialmente en países petroleros.

“En estos momentos es contraproducente un recorte ya que estamos en recesión. Una economía que está en recesión, que no tiene divisas y una actividad petrolera que viene en descenso, un recorte de producción es contraproducente. No sería muy creíble que países como Venezuela vayan a reducir su producción, ya que ésta ya viene cayendo por otras razones que no tienen que ver necesariamente con las decisiones de la OPEP”.

–Pdvsa tiene muchos problemas financieros y operativos. ¿Cree que será difícil para la industria salir de ellos?
 –Hasta ahora buena parte de los problemas de Pdvsa se debe a los problemas de las finanzas públicas en general, y para resolverlos se tendría que establecer áreas de competencia entre el gobierno central y la industria. Se debe rescatar a Pdvsa en su función operadora de petróleo y no anexarle otras funciones que tienen que ver con el desarrollo social.
No hay solución mágica inmediata pero cualquiera que sea, debe empezar por aquí. Hay un reconocimiento de que Pdvsa debe retomar sus funciones de operadora energética. Reconocer que hay una deuda, de compromisos de venta de petróleo a futuro que representa una carga para la empresa.

–¿Es necesario darle mayor participación de las empresas privadas en el sector para recuperar la producción?
 –Venezuela tiene desafíos en el tema de la producción, creo que existe el convencimiento en lo interno y externo de Pdvsa de que las empresas mixtas y los privados puedan ayudar a la recuperación. Si observamos el comportamiento de la producción hasta el año 2015, vemos que las empresas mixtas han ayudado a que esa caída no haya sido mayor. Hay un potencial si se flexibiliza las condiciones en la forma que operan en el país.
El sector privado puede y debe ayudar y la forma en que esto se concrete formará parte de lo que se tiene que resolver. El tema de la mayoría accionaria en algunas empresas se puede mejorar en la ley actual. De acuerdo a la normativa se exige que el sector público tenga el 60%. Se puede evaluar este punto, se puede revisar ante la enorme necesidad que tiene el Fisco nacional.
Debido a las tantas necesidades de recursos a las cuales ha sido sometida de parte del Fisco, una de sus estrategias ha sido concentrarse en la Faja y de alguna forma no se ha explotado con su debido énfasis el tema de los campos maduros, donde la empresa privada puede colaborar.

–¿El cierre de taladros ha sido la más significativa en la historia de la industria?
– Cuando se observan las estadísticas de los taladros activos, vemos que se encuentra en sus cifra mínima histórica, de alrededor de 60. Es evidente que para aumentar la producción se requiere de una cifra mayor. Los precios bajos han hecho que la operatividad de Pdvsa se haya visto afectada, así como la disponibilidad financiera y el retraso de pagos, lo que ha hecho que el número de taladros haya disminuido, esperemos que se resuelva a corto plazo ya que este país necesita recursos de exportación.

–Pdvsa ha llevado a cabo varias estrategias para enfrentar sus deudas: ejecutó el canje de bonos 2017 y al parecer prevé titularizar las acreencias que mantiene con sus proveedores.
–Es positivo que la empresa petrolera se haya dado cuenta de que debe hacer algo con sus pasivos, porque eso afecta sus operaciones. Anteriormente Pdvsa cancelaba sus facturas a los proveedores en 30 días lo que le otorgaba una gran reputación, por lo que el tema de tratar de rescatar esa reputación es una buena señal, mas allá de si es la forma o no.

–El gobierno prevé proveer de gas a Colombia, ¿el país está preparado para exportar?
–No creo que la exportación de gas se materialice a corto plazo, aún hay déficit en el mercado interno de gas, es obvio que Venezuela tiene potencial como exportador, pero todavía no estamos en ese nivel. Hay una necesidad de abastecer el mercado interno.

– El rol de la OPEP –

Ramón Key considera que no ha cambiado el rol de la OPEP como organización que mantiene su defensa de los precios del petróleo y de mantener su participación en el mercado.

“No creo que la OPEP haya cambiado de estrategia, hay mucha gente que dice que desde 2014 está jugando otro rol. Creo que sigue siendo el de un actor fundamental en el mercado. Ha aprendido de las lecciones del pasado, cuando se empeñaba maximizar las ganancias y beneficios a corto plazo, lo hizo a costa de una pérdida importante de mercado. Luego en la década de los 90 trabajaron para recuperar ese mercado”.

Explica que más que pensar en que a partir de 2014 la OPEP se olvidó de su rol de agente que trata de controlar el mercado, quiere un precio que permita maximizar los beneficios de largo plazo sin perder participación de mercado. Es decir, no se ha acabado su defensa de los precios.

–¿Era factible el recorte de producción?
–El anuncio de recorte de producción de la OPEP era una medida que se esperaba, pero hay razones para pensar que no se trata de un mecanismo de intervención tradicional como el que vimos desde 1999 hasta 2010, en la cual hubo una caída de los precios por una baja de la demanda mundial, la recesión y la crisis financiera mundial. Es decir, la OPEP reaccionaba cuando se observaba una caída de los precios del crudo entre 25% y 30%.
Ahora la caída de 30% desde 2014 obedece a un shock de oferta y no de demanda en la que se introdujo 2 millones de barriles diarios, a través de los campos petroleros norteamericanos. En esta ocasión la OPEP decidió no actuar.
Hoy en día la organización petrolera considera la necesidad de tomar decisiones debido al debilitamiento de la actividad económica de los países en desarrollo como Brasil.

–¿Estima que mejoren las condiciones del mercado?
–Se espera que en 2017 se estabilice el mercado si miembros OPEP y no OPEP deciden un ajuste en los niveles actuales de producción. La actuación de la OPEP ha sido conservadora y no se plantea un recorte tradicional como en el pasado de casi 2 millones de barriles diarios. Hoy en día es un recorte puntual que no supera los 700 mil barriles diarios.
Creo que el cartel se está anticipando a que se estabilice el mercado en 2017 y no observa resultados a corto plazo. La OPEP está buscando garantizar que para el próximo año se produzca justo, lo que el mercado necesita.

–¿En cuánto calcula que aumente la cotización del barril de crudo en 2017?
–Hay estimaciones de que los precios pueden repuntar 15 dólares, este es un número que pudiera ser el techo máximo que pudiera presentarse. Un alza de 10 dólares me suena más razonable.

Te puede interesar

Compartir