Inicio > Cultura > El extraordinario discurso final de “El gran dictador” de Chaplin

El extraordinario discurso final de “El gran dictador” de Chaplin

¿Qué habría pasado con la humanidad si Hitler hubiese comenzado su discurso más importante diciendo: Lo siento, pero no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio? Cuando el líder nazi había llegado a su paroxismo y aún no se conocían del todo sus oscuras intenciones, Chaplin sacó una película-advertencia que debió ser tomada más en serio de lo que fue.

Te puede interesar

Compartir