Inicio > Opinión > Mario Valdez: El Parlatino; Tribunal de las Américas (parte VIII)

Mario Valdez: El Parlatino; Tribunal de las Américas (parte VIII)

El Parlamento Latinoamericano. Tribunal de las Américas (parte VIII) 

Con motivo del 52 aniversario de la creación del Parlamento Latinoamericano y del Caribe,  esta trascendente institución se convierte en el escenario ideal para la propuesta de creación del Tribunal Penal Internacional de las Américas. A tales efectos, le estoy solicitando al Presidente del Parlatino y a la junta Directiva de ese organismo,y al Grupo Parlamentario Venezolano del Parlatino, un derecho de palabra para proponer formalmente eimpulsar la creación del novísimo Tribunal de Justicia para la Región Latinoamericana, que tendrá jurisdicción y competencia para investigar y sancionar los delitos internacionales cometidos por los ciudadanos que conforman las 23 naciones del máximo organismo parlamentario Latinoamericano.

El 10 de diciembre de 1964, en la ciudad de Lima, Perú, quedó constituido el Parlamento Latinoamericano (Parlatino), es un organismo regional, de carácter permanente, tiene su sede en la ciudad de Panamá, cuenta con un Congreso integrado por miembros de los diversos parlamentos que representan las distintas tendencias políticas que existen en los parlamentos nacionales de América latina. El Parlatino es el órgano de la región encargado de promover, armonizar y canalizar la integración. Cada país tiene una representación máxima de 12 diputados para un periodo de cinco años.

Uno de los principios del Parlatino es “velar por la igualdad jurídica en los Estados Latino Americanos, la integración Latinoamericana, la defensa de la democracia, solucionar pacífica y justamente las controversias internacionales y la pluralidad política e ideológica en Latinoamérica”. Dentro de las naciones que lo conforman están: Argentina, Brasil, Bolivia, Nicaragua, México, Ecuador, Panamá, Paraguay, Colombia, Uruguay, Perú y Venezuela.

El Tribunal Penal Internacional de las Américas

El Tribunal Penal Internacional de las Américas, será un tribunal de justicia internacional,un organismo con carácter permanente, con personalidad jurídica internacional, su sola existencia le envía un mensaje de advertencia a los posibles perpetradores de los delitos internacionales.

El Tribunal no reemplazará a la jurisdicción nacional sino que será un complemento de ésta, cuando no cumpla sus funciones. Los tribunales penales de los países miembros tendrán la prioridad en la investigación y enjuiciamiento de los crímenes cometidos en su jurisdicción territorial. Los Estados miembros se verán obligados a investigar y enjuiciar los crímenes que cometan las personas en su territorio, este órgano de justicia actuará solo cuando los tribunales nacionales se  abstengan de investigar, sean incapaces por cualquier razón de ejercer su jurisdicción o muestren renuencia a hacerlo, cuando el Estado Parte, se niegue a investigar y juzgar los crímenes internacionales de su competencia, cuando esto sucedael Tribunal de las Américas estará allí, para ejercer su jurisdicción.

Crímenes y Personas que investigará el nuevo órgano de justicia

El nuevo órgano de justicia internacional tendrá como misión investigar y  juzgar a los ciudadanos Latinoamericanos, la responsabilidad penal se aplicara por igual a todas las personas indistintamente de la categoría que puedan tener, ya sean Jefes de Estado o de Gobierno, altos funcionarios gubernamentales o parlamentarios, que sean acusados de cometer los delitos internacionales previstos en primer lugar en el Estatuto de Roma (Genocidio, Crímenes de Guerra, Agresión y Crímenes de Lesa Humanidad). Igualmente, propondremos ante la Comisión de Derecho Internacional de la Organización de las Naciones Unidas, que los ilícitos penales de Drogas (Narcotráfico), Corrupción y Ecocidio, sean calificados como delitos internacionales para ser investigados, procesados y juzgados por el Tribunal Penal internacional de las Américas.

Los nuevos delitos internacionales conjuntamente con los delitos contenidos en el Estatuto de Roma, formaran parte del Estatuto fundacional del nuevo tribunal internacional. Los militares indistintamente de su rango o cualquier persona que cometa un crimen por órdenes de un superior jerárquico, no lo exime de las responsabilidades penales. La sede del Tribunal de las Américas, la escogerán los Estados firmantes del Tratado de creación.

La Comisión de Derecho Internacional de la ONU

El 21 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas, crea la Comisión de Derecho Internacional con la finalidad de promover el desarrollo y el estudio progresivo del derecho internacional y su codificación. Dicha Comisión es la encargada de la preparación y redacción de proyectos que pueden ser o no incorporados a los tratados, convenios u otros instrumentos  en materia de derecho internacional [MV1] . Muchas de estas convenciones forman parte del derecho que rige las relaciones entre las naciones. Sus miembros tienen calidad de expertos, actúan a título personal no como representantes de gobierno, como conjunto representan los principales sistemas jurídicos del mundo. Tiene su sede en Ginebra.

En 1949, la Comisión de Derecho Internacional presentó la primera propuesta sobre la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados o la Corte Penal Internacional.  Está conformada por 34 miembros por periodos de cinco años, son elegidos por la Asamblea General de Naciones Unidas. Dicha Comisión ha tenido relación con la mayoría de los grandes temas internacionales que sean suscitados en el mundo desde su creación hasta el día de hoy.

Reparación a las Victimas

El Tribunal Penal Internacional, establecerá mecanismos y principios para que las Victimas sean reparadas por los daños sufridos, ocasionados por los transgresores de la norma penal internacional. Las reparaciones deben contemplar la restitución, la  compensación, la rehabilitación, la repatriación de los signos monetarios, dinero y propiedades donde quiera que se encuentren, así como los bienes que hayan sido objeto de los actos delincuenciales. La reparación y el beneficio para las víctimas y la familia deben estar en el norte de este propósito.

Te puede interesar

Compartir