Inicio > Opinión > Nelson Morán: ¿En qué país vivimos? Parte I.

Nelson Morán: ¿En qué país vivimos? Parte I.

Venezuela, actualmente vive una situación inimaginable por todos sus habitantes, y fuera de su contexto también, hasta hace, relativamente, poco tiempo; estamos hablando en términos de décadas, principalmente.

Es verdad. ¿Quién se iba a imaginar a nuestro país en está situación?, donde hoy vivimos una CRISIS, así en mayúsculas que no representan el gran tamaño de la misma. En lo social, político, económico, educativo y también en lo cultural, por señalar algunos aspectos, atravesamos un desbarajuste de ideas y paradigmas, por decirlo de alguna manera. Aclaro, es conocido que los paradigmas pueden coexistir hasta el desplazamiento del “viejo” por el “nuevo”.

Veamos la crisis:

-En lo educativo, tenemos que los administradores del país, están empeñados en cambiarlo todo, incluido el sistema educativo, para ello han recurrido a diversas estrategias, buscando implantar el modelo educativo creado, por ellos, con grandes rasgos de improvisación, imprecisiones y ligerezas a la hora de su elaboración, buscando crear una generación con  valores acordes a su modo de pensar y “vivir” (esto en comillas, por las dudas de su vivir); han cambiado planes y programas, fabulan el consenso social, fabrican ensayos e implementan períodos de pruebas que no son tales.

Ante ése comportamiento; lamentablemente, hay un silencio casi total, desde partidos políticos, críticos, oposición, gremios, sindicatos, hasta las organizaciones sociales.

Debe recordarse que la educación es un instrumento de formación muy poderoso.

Pero eso no es todo, crean instituciones educativas, aparatos para generar profesionales, que difieren mucho de los de otras instituciones, y les dan prioridades para el empleo y trabajo; lo cual crea brechas de caracter discriminatorias; resultando en el éxodo de talentos en la búsqueda de mejores oportunidades.

-En lo económico, el desastre es mayúsculo; ¿Por dónde comenzamos?, es difícil, pero vamos:

  • No se consiguen alimentos necesarios para sobrevivir, aunque algunos dicen que si los hay, pero caros; el asunto es que escasean y por ello vemos grandes colas para adquirirlos, y ya no es por su costo.
  • Igual sucede con las medicinas, informaciones van y vienen, se dice que personas fallecen al no conseguir sus tratamientos, y en verdad que no se consiguen, sin importar lo que digan las “despistadas” autoridades del ramo. Medicinas donadas asumidas por el gobierno y que, o no llegan a quienes las necesitan o se pierden en rl camino.
  • El poder adquisitivo de la población desapareció; producto del poco valor de aquél Bolívar Fuerte. ¿Recuerdan?

Hoy el Dolar que llaman paralelo, pero que influye en la vida ronda los 5000 Bs. y al parecer no se detendrá ahí. Y el gobierno se queda en parálisis total, como el Yadró.

  • Todo el mundo al parecer trata de beneficiarse y hacer negocios con la situación, pero en definitiva la mayoría queda en lo informal, solo los de poder se aprovechan; el pueblo dice que lo que fácil viene, fácil se va; y eso es verdad.

Lo político, social y económico lo trataremos en otra oportunidad, tomemos en cuenta, que hoy nuestra sociedad se encuentra en una dinámica de cambio constante, donde el caos genera oportunidades futuras y viene a orientar el proceso de cambio y transformación; el futuro se presenta hoy.

Te puede interesar