Inicio > Economía > A pesar de la devaluación del bolívar ante el peso venezolanos siguen comprando en Colombia

A pesar de la devaluación del bolívar ante el peso venezolanos siguen comprando en Colombia

San Antonio.- Aunque  algunos observadores creen que la afluencia de compradores ha disminuido en cierto porcentaje, la afluencia de venezolanos hacia el comercio de La Parada y Cúcuta continúa siendo numerosa a pesar de la devaluación del bolívar ante el  peso colombiano.

Este viernes, la cotización del bolívar en las casas de cambio de la localidad de La Parada se mantenía a razón de 1 peso para la compra y 1,1 para  la venta. La drástica pérdida del valor del bolívar ha encarecido los productos alimenticios que los compradores venezolanos buscan en los abastos y supermercados de  la frontera colombiana, pero aún así la gente sigue cruzando los puentes internacionales a comprar.

Dirigentes gremiales de la frontera venezolana consideran que el tránsito de personas de Venezuela hacia Colombia se ha reducido entre 20 y 30 por ciento durante las últimas semanas como consecuencia de la depreciación del bolívar; sin embargo, diariamente se observan centenares de personas transitando por la avenida Venezuela y el puente internacional Simón Bolívar con destino a territorio colombiano.

Los controles migratorios que autoridades colombianas ejercen en la mitad del puente por momentos generan colas de transeúntes; y tanto en el comercio de La Parada como en las casas de cambio pareciera no disminuir la masa de personas comprando mercancías y cambiando bolívares por pesos o viceversa.

Los venezolanos no solo se dirigen a territorio colombiano a comprar alimentos, medicinas u otras mercancías, sino es sabido que también van  a vender y comprar dólares, mientras que otros van a comercializar prendas de oro o plata, para obtener dinero y cubrir  necesidades.

Con la paridad que se ha dado entre el bolívar y el peso, el costo de los productos  colombianos se ha encarecido para los venezolanos, pero muchos artículos siguen siendo más económicos que los alimentos nacionales revendidos en territorio venezolano.  Además, en los estados del centro, oriente y occidente del país, según indican los viajeros,   es bastante difícil encontrar los productos esenciales de la cesta básica; y si los consiguen  tienen precios exorbitantes.

De allí que pese a la devaluación del bolívar, el largo viaje y lo traumático que este pueda  resultar por las trabas que funcionarios de los organismos militares y policiales imponen en las alcabalas, la gente de los estados del interior de Venezuela continúan llegando de manera masiva a comprar comida en el comercio de la frontera colombiana.

Fuente: La Nación del Táchira

Te puede interesar

Compartir