Inicio > Interés > La “feliz navidad” de Nicolás que se aleja drásticamente de la realidad

La “feliz navidad” de Nicolás que se aleja drásticamente de la realidad

Imagen @Venezuelaaldia

Arrancando con el encendido temprano de la Cruz del Ávila, el gobierno intenta a toda costa transmitir un mensaje a la población sobre unas navidades completamente alejadas de la realidad del país, donde se hace cada vez más difícil sobrevivir a la crisis social y económica.

Daniela Martín/Venezuela Al Día

Como es común en la ciudad de Caracas, la Cruz del Ávila se enciende cada 1 de diciembre desde el año 1982, para anunciar a los caraqueños la llegada de la navidad. Sin embargo, el gobierno decidió hacerlo un mes antes este año.

Con esta “iniciativa”, las autoridades gubernamentales arrinconados y juzgados por la inflación, debido a la alta inflación, la escasez y la inseguridad, intentan desviar la atención dejando ver que será un diciembre igual a los otros, en los que no faltaba nada en la mesa de nochebuena.

Asimismo, desde mediados de noviembre en cada fachada de los principales ministerios e instituciones públicas, ubicadas en el centro de la capital, se encontraban dispuestas tarimas con gaitas y adornos, para los trabajadores y el público en general.

“Ellos son los únicos que están de fiesta. No sé qué es lo que celebran”, expresó un mototaxista de la zona al sentirse avergonzado por el show en el patio principal del edificio José María Vargas, conocido como el edificio Pajaritos, en la esquina de Pajaritos del centro de Caracas, en el que se encuentran ubicados algunos ministerios.

Aguinaldos a tiempo, aunque ahogados por la inflación

El pago de los aguinaldos se realizó en el tiempo pautado, tal como los años anteriores, una primera parte en noviembre y el resto en diciembre.

Incluso, se autorizó el pago de tres meses para los jubilados y pensionados, como se hizo en 2015.

Claro que, el pago aún no había caído en las cuentas de los usuarios, cuando ya se encontraban comprometidos, principalmente para la adquisición de alimentos o cancelación de deudas y pagos de tarjetas de créditos, realmente populares en estos tiempos.

 

“Son 81 mil bolívares que aunque parezca bastante, no es nada. Se van como el agua”, aportó una señora de la tercera edad que hacía la cola para retirar su respectiva pensión en un banco del Estado.

Así fue respaldada por el resto de los ciudadanos, que hacían cola mientras suspiraban y murmuraban que el dinero no rinde para nada.

“Ni estrenos, ni hallacas ni visitas a la familia”, dijo un joven de unos 30 años de edad”, que esperaba cobrar la quincena completa para ir directo al supermercado y comprar “lo que hubiese”.

Suena Caracas apagado por la muerte de un dictador

El Festival Suena Caracas también se trataba de otro intento del alcalde Jorge Rodríguez (Psuv), por hacer creer a los habitantes de Caracas que la economía venezolana se encontraba estable, siendo así prioritario el gasto de 2 millones de dólares en un festival de música, pasando por encima de la escasez de alimentos y medicinas.

Estos dos millones de dólares quedaron en el aire, luego de que el evento que duraría una semana, se viera suspendido por la muerte del dictador cubano, Fidel Castro.

Dos millones de dólares que además pudieron usarse en las prometidas ferias navideñas, de las que por ahora no se han visto ni la primera bambalina.

Te puede interesar

Compartir