Inicio > Economía > William Contreras: “Los negocios cerraban las puertas para remarcar los precios”

William Contreras: “Los negocios cerraban las puertas para remarcar los precios”

El superintendente nacional de Precios Justos (Sundde) William Contreras, declaró este martes 6 de diciembre que a raíz del aumento del dólar ‘criminal’ (paralelo) han recibido denuncias de remarcaje de precios casi a diario de los precios de los procesos de producción y distribución.

“A las personas les cerraban las puertas de la tiendas en su cara para remarcar los precios”, dijo Contreras en una entrevista concedida a VTV.

Indicó que la Sundde, dependiendo del tipo de establecimiento y del número de trabajadores, está ordenando es la rebaja inmediata de un 30 y hasta 50%. “Lo tengo que decir responsablemente, todas esas empresas en general del comercio en diferentes tamaños remarcaron todos los precios sin justificación, del 300 al 1.000%”, expresó Contreras.

El superintendente enfatizó que el remarcaje es un delito tipificado por la Ley Orgánica de Precios Justos y durante las inspecciones han encontrado maneras sofisticadas de hacer esta práctica ilegal. Sostuvo que existen incluso aparatos que simulan el número de lotes de inventarios que hacen imperceptible el fraude al consumidor.

Mencionó que esta medida también es una repuesta ante el ataque cibernético del viernes 2 de diciembre cuando una falla en la plataforma tecnológica afectó  las operaciones financieras y bancarias en más de 200 mil puntos de venta. Subrayó que este golpe silencioso a la economía ya lo venían detectado desde hace tiempo y por eso ordenaron operativos que ya están varios en curso como el condicionamiento de venta  y de las las comisiones por el avance de efectivo. +

Conteras aseguró que el dólar ‘criminal’ no tiene ninguna sustentación en una economía real,  pero sí en mecanismos que atenta contra el valor auténtico de la moneda como lo es el sistema bancario que opera en la frontera.

“Actualmente por cada bolívar entregan menos de un peso cuando corresponde a la paridad cambiaria que opera entre ambos países podría ser de al menos de 4,8 pesos por bolívar. Cuando uno capta eso suena sencillo, pero qué quiere decir eso, significa que un salario mínimo en Colombia son 680 mil pesos al cambio en la frontera, si lo hacemos uno a uno como hacen los cambistas criminales, se convierten en 680 mil bolívares que no es no un salario mínimo que ganan los venezolanos, pero son 680 mil bolívares de manos de ciudadanos que participan de una economía criminal, no estoy hablando solamente de colombianos sino de venezolanos que se prestan para el mecanismo de extracción de papel moneda. La moneda como tal el papel moneda es una mercancía de contrabando en este momento”, dijo el funcionario.

Fuente: Panorama

Te puede interesar