Inicio > Economía > Juan Gámez: Devaluación del bolívar responde a las erróneas políticas cambiaria y monetaria del gobierno

Juan Gámez: Devaluación del bolívar responde a las erróneas políticas cambiaria y monetaria del gobierno

“La devaluación del bolívar responde a las nefastas políticas cambiaria y monetaria aplicadas primero por el gobierno de Hugo Chávez y desde hace tres años por Nicolás Maduro y no a páginas web y menos a los cambistas de Cúcuta”, aseguró este miércoles el economista y miembro de la dirección municipal de Primero Justicia Heres, Juan Gámez.Gámez le salió al paso a declaraciones ofrecidas por el presidente de Italcambio, Carlos Dorado, quien se ha sumado a la campaña del gobierno para intentar buscar chivos expiatorios del caos económico, social y político que vive el país y justificar una “guerra económica” que, según voceros gubernamentales, se inició hace tres años y que hasta la fecha no han logrado combatir.

El dirigente justiciero le recordó a Dorado que por muchos años, a través de Italcambio, hizo y sigue haciendo jugosos negocios con los dólares preferenciales de todos los venezolanos, primero a Bs.4,30, después a Bs.6,30 y ahora al que se transa en el Dicom que ronda los Bs.666.

“Para el que aún no lo sabe, el bolívar venezolano se ha devaluado en 18.797% desde que Hugo Chávez asumió la Presidencia de la República hasta noviembre de 2016. Esta es, por mucho, la desvalorización más grande de nuestra moneda y eso no le duele a quienes gobiernan que sólo se han dedicado a saquear a la nación”, puntualizó Gámez.

Cuando Chávez ganó la presidencia de la República en diciembre de 1998, se necesitaban Bs.565 para comprar un dólar. Pero para diciembre de 2007, ya se requerían Bs.5.700 para adquirir un dólar. En tan solo nueve años, la moneda local perdió 1.009% de su valor.

En enero de 2008 entró en vigencia la reconversión monetaria, la cual le restó tres ceros al bolívar. El gobierno vendía como un logro el haber “rescatado” el valor de nuestra moneda. En enero de ese año, comprar un dólar costaba Bs.5,35, pero ya para marzo de 2013 se tenían que pagar Bs.22,8 por dólar, lo cual equivale a una variación de 426%.

Cuando Nicolás Maduro asumió la Presidencia en abril de 2013, el dólar se cotizaba en Bs.22,8%, pero a diciembre de 2016 dio un salto vertiginoso que lo ubicó en Bs.4.285,65 por divisa americana, es decir, 18.787%.

“Todas estas cotizaciones se han dado en el mercado paralelo, toda vez que el venezolano común no tiene acceso a los dólares preferenciales a los que los enchufados de Chávez y Maduro, entre ellos Carlos Dorado, sí han tenido. Todas estas aberraciones que hemos visto en el comportamiento de nuestra moneda son sólo consecuencia de un nefasto, erróneo y perverso control de cambio que se impuso a partir de 2003”, señaló.

En 2003, un dólar costaba Bs.1.924; en 2004 Chávez llevó el tipo de cambio a Bs.1.920 por dólar; en 2005, Chávez llevó el cambio a Bs. 2.150 por dólar; en 2008, tras la reconversión monetaria, Chávez llevó el cambio a Bs. 4,30 por dólar (lo que equivaldría a Bs.4.300 por dólar antes de la reconversión); en 2013, el gobierno de Maduro devaluó el signo monetario, dejando el cambio en Bs. 6,30 por dólar, eliminó Cadivi y creó el Sistema Cambiario Alternativo de Divisas, Sicad II; en Marzo de 2014, Maduro creó un tercer mecanismo de cambio basado en la oferta y la demanda que arrojó en su primera jornada un precio cercano a los Bs.55 por dólar, en un intento por inyectar más divisas en la nación afectada por una severa escasez de productos básicos.

Chávez, alegando soberanía y protección a la moneda nacional, implementó un férreo control de cambio con la supuesta intención de evitar la fuga estrepitosa de las reservas internacionales. Sin embargo al crear la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), abrió las compuertas a la corrupción administrativa más grande de que la tengamos noción.

Gámez enumeró los errores que han llevado a esta hiperdevaluación del bolívar: 1. Establecer el control de cambio; 2. Modificar la Ley del Banco Central de Venezuela que le permitió a Chávez hacer uso de millardos y millardos de dólares sin control alguno; 3. Creación del Fonden y otros fondos de financiamiento que nunca rindieron cuentas al país; 4. Emisión descontrolada de dinero inorgánico por parte del BCV para financiar el déficit fiscal y el saldo en rojo de Pdvsa; 5. Uso de Pdvsa como caja chica del gobierno; 6. Reducción del encaje legal; 7. Discrecionalidad en la entrega de las divisas preferenciales, las cuales son revendidas por los mismos funcionarios chavistas en el mercado paralelo; 8. Negativa del BCV a emitir los datos económicos como inflación, PIB, balanza de pago y otros marcadores referenciales.

“El incremento de la base monetaria en los últimas días –producto del pago de los aumentos de sueldo y de las utilidades o aguinaldos-, ha disparado el precio del dólar paralelo y con ello la inflación que, de acuerdo con cálculos que hemos venido realizando, cerrará 2016 por encima de 700%”, dijo, aunque las expectativas para 2017 no son nada alentadoras.

Concluyó Gámez explicando que la emisión de nuevos billetes por parte del BCV no es más que el reconocimiento al fracaso de las políticas económicas del gobierno. “Hoy un billete de Bs.100 equivale a tan solo un céntimo de hace 8 años cuanto entró en vigencia la reconversión monetaria. En país serio, con autoridades responsables, las autoridades del instituto emisor no solamente habrían renunciado a su cargo sino que también estarían presos por no proteger el valor de nuestra moneda”.

Te puede interesar

Compartir