Inicio > Política > Néstor Francia / Análisis de Entorno: La familia disfuncional (07-12-2016)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: La familia disfuncional (07-12-2016)

Ayer no se supo muy bien qué ocurrió con el diálogo. Podríamos decir, otra vez, que la oposición ni se fue ni se quedó en la mesa, sino todo lo contrario. Pareciera que el diálogo está frío, pero no congelado. Como dijo Jesús Torrealba, “Le informamos responsablemente al país y al mundo que nosotros seguimos en el mecanismo de diálogo, pero no vamos a asistir a esa reunión de este martes 6 de diciembre y vamos a mantener nuestra relación únicamente con los mediadores y, especialmente, con el Vaticano, a los efectos de hacerle seguimiento al cumplimiento de lo ya acordado”.

En efecto, Torrealba y Carlos Ocariz se reunieron con el enviado del Vaticano, Claudio María Celli, según y que para conversar sobre los “presos políticos”, especialmente del grupo que se declaró en “huelga de hambre” el domingo. Es una manera de tratar de sacar provecho político del show mediático que se inició con las tres momias encadenadas en Roma ¿Qué será de la vida de ese trío? ¿Será que se van a ir de compras a la Via Veneto?

Lo cierto es que se ha convocado a una nueva reunión plenaria de la mesa de diálogo para el 13 de enero próximo. El cura Celli afirmó que “Ese plazo, según las instituciones, será utilizado para trabajar de manera inmediata en las mesas temáticas del diálogo nacional”.

La oposición debería estar agradecida de que se haya pautado el próximo encuentro para más allá de un mes, pues eso quizá les dará algo que ahora sí es verdad que necesitan: un poco de tiempo, que acaso utilicen para ponerse de acuerdo en la sampablera interna que se han montado. En una especie de perverso juego de sube y baja interno, un día mandan los “radicales”, al otro los “moderados” y al otro se vuelven a cambiar los papeles. No tienen ninguna opción de aquí a fin de año, que no sea continuar, con relativo ocultamiento, la labor de zapa contra el país, el sabotaje, la guerra económica, la agresión mediática, la campaña internacional contra la Revolución. Pero no los veremos en la calle (salvo asomadas puntuales y minoritarias para consumo mediático), ni habrá golpe, ni mucho menos elecciones. La Navidad los va a encontrar desnudos y a la intemperie política. Pero como siempre decimos, no están muertos, nada de confiarnos.

La situación de la oposición la ha descrito con gracia y acierto el dirigente revolucionario Jorge Rodríguez: “La familia MUD es una familia completamente disfuncional”, para después añadir: “La verdad es que nosotros el día 12 de noviembre llegamos a una serie de acuerdos y entre esos estaba la reunión plenaria de hoy 6 de diciembre, pero la MUD no se presentó e hizo toda una serie de subterfugios porque es tal la tensión interna que se genera por el carácter disfuncional”. Y también aseveró que dentro de la oposición “hay un sector dirigente que quiere ya buscar la violencia, donde además hay una situación de pugnacidad tremenda entre precandidatos presidenciales para las elecciones de 2018”. ^Además, acotamos nosotros, se les vienen encima las elecciones regionales, en las que la zaragata será de padre y señor mío.

El secretario de Unasur volvió con una de sus preocupaciones: “Le hemos solicitado a los voceros y actores políticos que sería muy conveniente, en beneficio del  diálogo, que se hiciera un cese al fuego mediático, porque de alguna manera vemos las interpretaciones y argumentaciones que frecuentemente se dan por los medios y en la Web, que crean confusión e inclusive frustración en el pueblo”. Son ilusiones, porque lo mediático es uno de los frentes principales de esta guerra no convencional que se libra en Venezuela, el otro es el frente económico.

Lo cierto es que mientras las hueste de la derecha se han de guardar en sus casas hasta el año que viene (a lo mejor tiran una marchita, quien quita), el chavismo anuncia que seguirá en la calle, como debe ser. El presidente Maduro llamó a las diferentes organizaciones del poder popular a movilizarse por la paz del país y contra el golpismo el próximo 17 de diciembre: “Quiero que hagamos una gran marcha, en la que se movilicen los 29 congresos de la Patria que existen. Que se movilicen con sus líderes de bases”. Así es que se gobierna.

Te puede interesar