Inicio > Opinión > Sebastiana Barráez: Reclaman los fundadores de la Aviación

Sebastiana Barráez: Reclaman los fundadores de la Aviación

 

Miltares. Son un grupo de oficiales: Cnel (Ej) David López Henríquez (director de la Escuela de Aviación Militar); Cap (Ej) Alejandro Fernández Ortiz (ayudante del director); alumnos, pilotos y mecánicos: Juan Yépez, Antonio Villegas, Francisco Leonardi, Ovidio Díaz Font, Julio Fortoul, Jesús Vallenilla, Amador Nieto, Luis Roblón, Alfredo García, Elías Sayago, Jesús Paúl y Juan Lucero; acompañados por la Misión Francesa integrada por: instructor capitán Robert Petit y mecánicos Ludovic Pouget y Luis Rollin, firmantes del Acta de Instalación de la Escuela de Aviación Militar. Suscribieron una misiva al presidente Nicolás Maduro, al ministro Padrino López, al comandante general de la Aviación Militar y a la Asamblea Nacional. “Dejamos clara nuestra protesta y solicitamos que se tomen los correctivos a fin de retomar la fecha conmemorativa de la creación de nuestra Aviación Militar Venezolana, como lo indica la fecha del acta fundacional, es decir, el 10 de diciembre de 1920. Para nadie es un secreto que el Arma Aérea en Venezuela, nació bajo el cobijo del Glorioso Ejército Libertador como innovación tecnológica, se adoptó, creció y maduró, escindiéndose del mismo el 22 de junio de 1946, convirtiéndose en fuerza o componente”. Los oficiales consideran que fue arbitraria “con razones sibilinas y acomodaticias, pretender de facto arrebatar y desaparecer de los anales históricos nuestra partida de nacimiento”. Destacan que fue el alumno piloto Antonio Leonardi, “primer venezolano en surcar los aires en una nave militar con fines de su entrenamiento”. Agregan que “nos han quitado la iniciativa y el mérito de ser los fundadores, nos usurparon los laureles, colocando como fecha de celebración una insurrección armada… por demás causante de una profunda división en las filas de nuestra aviación militar, en la cual la mayoría de quienes actuaron ya no se encuentran en sus filas y quienes se opusieron, hoy ocupan posiciones de comando, creando una tremenda dicotomía y división”.

Presidenta. Es la del Tribunal Supremo de Justicia, Gladys Gutiérrez. Se va en enero, después de la apertura del año judicial. ¿Renunciará? No. ¿Será jubilada? No. Si eso ocurriera, incurriría en una falta absoluta en la Sala Constitucional. Eso le permitiría a la Asamblea Nacional designar a un nuevo Magistrado, sin necesidad de contar con las dos terceras partes. Lo que se prevé que ocurra es que la magistrada solicitará un permiso no remunerado, para así no generar falta absoluta y permitiría la convocatoria del primer suplente de la Sala. ¿Quién es ese suplente? El abogado Federico Fuenmayor Gallo, actualmente mano derecha de Gladys Gutiérrez, abogado asistente directo de la Presidenta y quien redacta las sentencias y coordina, junto con la abogada secretaria, todos los expedientes de la Presidenta. ¿A dónde irá Gladys Gutiérrez? Iría a Europa, supuestamente a un cargo consular. Su grupo cercano, las llamadas doncellas, están preparando las maletas. Para lograr la salida de Gutiérrez se han aprobado “jubilaciones especialísimas” en el TSJ.

Justicia. Es lo que clama Manuel Augusto Márquez Pires, el dueño de la Quinta La Muchachera, Nrs. 25 y 26, ubicada en calle La Fe, urbanización Alto Barinas, estado Barinas. Le arrendó la vivienda al juez Oscar Eduardo Zamudia, quien luego de varios años se niega a desocuparla. El 17Nov2016 la Sala de Casación Civil del TSJ, declara perecido el recurso de casación anunciado por el referido Juez, y remite al Tribunal Superior de Barinas, para la referida ejecución de la Sentencia. No hay quien ejecute el desalojo y el juez sencillamente se niega a entregar la casa. El tribunal ordenó al demandado a pagar Bs. 147 mil 500, por los cánones de arrendamiento vencidos. En el expediente se lee: “tampoco se puede pasar por alto la conducta deleznable y temeraria del codemandado Oscar Eduardo Zamudia, quien ostenta el título de abogado y aún más el cargo de juez del Tribunal Primero de Municipio y Ejecutor de Medidas de Barinas”.

FENATEV. Es la Federación Nacional de Trabajadores de la Enseñanza en Venezuela. El reconocido profesor, intelectual y conductor de un programa educativo en la televisión falconiana, Orlando Brett le exige una explicación en nombre de su esposa. “La Directiva Nacional de Fenatev no cumple con las obligaciones contraídas con sus miembros en Falcón y se supone que en todo el país”. La normativa legal sobre seguros, establece máximo 35 días para el reintegro por siniestro. “Fenatev pasa hasta más de un año para el reintegro o a veces nunca pagan”. Al profesor Brett en Iberoseguros Caracas le dijeron que no hacen reintegros porque Fenatev tiene un año que no cumple con los pagos. “Fenatev sí hace los descuentos, cada vez más elevados, a los afiliados”. Para más falta de respeto Fenatev no les da información clara ni precisa. “En las oficinas de Caracas no responden las llamadas telefónicas y en las de Falcón no dan información concreta”. El llamado que hace Brett es a la Superintendencia de Seguros y a la Defensoría del Pueblo para que se aboquen ante la irregularidad con los reintegros.

Agua. Es lo que claman los residentes del sector Santa Rosalía, en el centro de Caracas. El edificio Santa Rosalía tiene más de dos años con grave crisis del vital líquido; hasta 15 días sin que llegue una gota. A veces llega amarilla y con mal olor. Hidrocapital no les da respuesta.

Benedetti. Es Mario, el maravilloso poeta uruguayo. Fue él quien un día escribió A la muerte de un canalla. “Los canallas viven mucho, pero algún día se mueren/ Obituario con hurras/ Vamos a festejarlo/ vengan todos/ los inocentes/ los damnificados los que gritan de noche/ los que sueñan de día/ los que sufren el cuerpo/ …/ la muerte/ no borra nada/ quedan siempre las cicatrices/ hurra/ murió el cretino/ vamos a festejarlo/ a no llorar de vicio/ que lloren sus iguales/ y se traguen sus lágrimas/ se acabó el monstruo prócer/ se acabó para siempre”

Última Hora

-En farmacias de Valencia, como en la Isabelica (La 44), junto con la medicina pegan con cinta adhesiva otros productos que el paciente no necesita.

-Este sábado la Fundación 10 de Diciembre, presidida por GD Maximiliano Hernández, celebra el nacimiento de la Aviación. Será de gala y en Maracay.

-Este 13Dic, 9AM, en el Museo Bolivariano Asamblea Nacional participaré en el evento Iglesia, Militares y Empresarios.

-¿Alguno de mis lectores sabrá dónde fue que le dio el infarto a Bernardo Álvarez y por qué?

Destituido. Fue el 25Nov2015. El presidente de la República, a través de la canciller, destituye a Amenoteph Zambrano Contreras. Él era embajador extraordinario y plenipotenciario de Venezuela en la República Islámica de Irán. Expresa la resolución que, de acuerdo al artículo 23 de la Ley contra la Corrupción, deberá presentar la Declaración jurada de patrimonio y anexar copia del comprobante emitido por la Contraloría General de la República y consignarlo ante la oficina de Recursos Humanos. Su hijastro es primer secretario de esa embajada, su hijastra coordinaba las actividades culturales de la embajada y su esposa giraba instrucciones al personal diplomático. Lo inaudito es que Zambrano a pesar de estar destituido siguió ocupando la residencia del embajador hasta Jun2016. Contra él hay una serie de denuncias por parte de agregaduría militar y personal diplomático, a la que cancillería no quiso darle respuesta. Obligó a la primera secretaria a renunciar. El ministro consejero renunció por desavenencia con el embajador. La de Irán es una embajada tipo A (es decir, importante para el país por sus intereses y relaciones) con un inmenso presupuesto y 12 funcionarios diplomáticos. Amenoteph, que es funcionario de la Asamblea Nacional, no se ha presentado a reincorporarse a la Dirección general de Investigación y desarrollo legislativo. De Irán no regresó a Venezuela sino que se fue para España. Luego de andar pregonando que era más chavista que Chávez ahora anda diciendo en España que es un perseguido del gobierno bolivariano y que por eso se quedará en el viejo continente. ¿Por qué la cancillería ha guardado silencio ante ese hecho tan irregular? He ahí su destitución.

Benedetti. Es Mario, el maravilloso poeta uruguayo. Fue él quien un día escribió A la muerte de un canalla. “Los canallas viven mucho, pero algún día se mueren/ Obituario con hurras/ Vamos a festejarlo/ vengan todos/ los inocentes/ los damnificados los que gritan de noche/ los que sueñan de día/ los que sufren el cuerpo/ …/ la muerte/ no borra nada/ quedan siempre las cicatrices/ hurra/ murió el cretino/ vamos a festejarlo/ a no llorar de vicio/ que lloren sus iguales/ y se traguen sus lágrimas/ se acabó el monstruo prócer/ se acabó para siempre”

Guardar

Te puede interesar