Inicio > Cultura > Sus únicas opciones son escapar del país o convertirse en esclavas sexuales

Sus únicas opciones son escapar del país o convertirse en esclavas sexuales

Cada 17 horas una mujer era asesinada en Honduras en 2014, según datos del Instituto Universitario en Democracia Paz y Seguridad. Ese país configura, junto con Guatemala y El Salvador, lo que se denomina el Triángulo Norte. Una de las regiones más violentas del mundo, que no está inmersa en un conflicto militar. Pero hay algo más que las mujeres de allí temen, además de la muerte. La razón por la que cada vez más adolescentes y jóvenes se ven forzadas a huir a otros países, para escapar de un futuro terrible: convertirse en esclavas sexuales de los pandilleros centroamericanos.

Te puede interesar