Inicio > Política > Fran Tovar: Lo que tumba gobierno es la participación de las Fuerzas Armadas; por Enrique Meléndez

Fran Tovar: Lo que tumba gobierno es la participación de las Fuerzas Armadas; por Enrique Meléndez

Enrique Meléndez entrevista a El analista político Fran Tovar y Director de la página web CostadelSolFM.net

 

Admite que la Mesa de Diálogo logró aplacar los ánimos de la oposición más radical, como lo señala María Corina Machado, sólo que también le recuerda a la coordinadora de Vente Venezuela que si ella no hubiera apoyado en Táchira y Lara a un candidato diferente al que había lanzado la MUD, tampoco el gobierno de Maduro estuviera ahí.

por Enrique Meléndez

“Esa cosa de decir: si hubiéramos hecho esto o hubiéramos hecho aquello no es sino tratar de reescribir la historia, para que los hechos le den la razón. La política es una cosa de día a día, pues cada día las circunstancias son distintas”

¿Usted cree la opinión generalizada de que la desmovilización de la calle, para dar paso al diálogo, por parte de la oposición, le permitió al gobierno ganar tiempo?

-Ciertamente, la jugada que hizo el gobierno a último momento le permitió evitar una situación de confrontación con el sector más radical de la MUD que, en efecto, había tomado la calle. Esa jugada de meter dentro de la Mesa de Diálogo a un representante del Vaticano colocó a la MUD en una situación muy comprometedora, tomando en cuenta que logró aplacar los ánimos, que traía la protesta callejera en su confrontación con el gobierno, y la cual la tenía ganada.

-Si la MUD lograba ir a Miraflores, como lo había planteado, la confrontación iba a ser dura.

Pero quien convoca al Vaticano es la parte más radical, ya que quien acude ante el Papa es Lilian Tintori y Mitzy de Ledezma. ¿No le parece?

-Lo que yo creo que ellos pensaron era que el gobierno no iba a aceptar la mediación del Vaticano; porque el Vaticano tiene como norma que las dos partes tienen que pedírselo. En el caso, por ejemplo, de Colombia hemos visto que para llegar al acuerdo de paz, no fue sólo el gobierno el que solicitó la mediación, sino también las FARC, los partidos políticos.

-De modo que en el caso nuestro el sector más radical fue el que acudió a solicitar la mediación, te repito, pensando que el gobierno no iba a admitir sentarse en la Mesa de Diálogo, más el gobierno lo aceptó, y le salió una gran jugada: tuvieron que sentarse teniendo la calle ganada; pues si tú te pones a recordar la opinión pública era partidaria de conducir una manifestación hacia Miraflores.

Pero las movilizaciones de 2014, que el gobierno conoce como guarimbas, no condujeron a nada; no obstante el saldo fue de 43 muertos, una gran cantidad de heridos, una gran cantidad de presos. ¿Qué piensa usted?

-Lo que pasa es que dentro de la MUD hay un sector de gente muy joven que cree que la violencia, desde el punto de vista de la presión, puede generar cambios en el gobierno; pero lo que tumba en verdad gobierno es la participación pasiva o activa de las fuerzas armadas; cuando digo pasiva es que las fuerzas armadas le expresen al gobierno la necesidad de emprender grandes cambios, y cuando hablo de activa es cuando ya se trata de un golpe de Estado.

-Ahora, eso hasta el momento pareciera no ser posible; pues las fuerzas armadas forman parte del gobierno; son un componente del gobierno. No solamente desde el punto de vista militar, sino también desde el punto de vista político, desde el punto de vista social. Las fuerzas armadas han penetrado muchos espacios que son totalmente civiles. Pero han sido tomados por ellos, como tal. Ellos controlan esa situación, y yo creo que sin la participación activa o pasiva, desde el punto de vista de la confrontación con el Ejecutivo, que en este caso representa el presidente Nicolás Maduro pueda presentarse un desenlace distinto, sin ellos estar presente.

Henry Ramos Allup dijo al comienzo de su gestión como presidente de la AN, que en seis meses se salía del gobierno. ¿Qué sucedió ahí?

-Eso es lo que llaman contar los huevos antes de tener los pollos. Efectivamente, el proceso electoral, que se realizó para la escogencia de la actual AN dejó a mucha gente sin entender como la oposición llegó a tener 112 diputados, y no llegó a tener 114 por dos disidencias que se produjeron a la hora de lanzar los candidatos, y que todos conocemos; una de ellas en Táchira, que le permitió a Ricardo Sanguino obtener la curul y el caso del estado Lara, que le permitió al otro diputado del oficialismo obtener también la curul.

-Eso fue un deslave para la oposición, y no obstante, con esa inexperiencia política, que ha venido caracterizando a este sector, muchos creyeron que por esta vía el gobierno estaba caído, y es de extrañar que en el caso de Henry Ramos Allup, que se trata de un hombre con mucha experiencia en la política, dada su trayectoria, se le haya ido ese gazapo. A lo mejor él no se refería al hecho concreto de sacar a Maduro en seis meses, sino que en ese lapso de tiempo se iba a llegar a alguna solución a ese respecto. Pero, bueno, la emoción de la política es así; cuando uno gana cree que lo tiene todo.

¿Usted alude a María Corina Machado al hablar de las dos disidencias; propiciando, precisamente, esta situación?

-Numéricamente es así; pues cuando uno suma los votos de Táchira, Sanguino queda electo con una diferencia de unos cuatro o cinco mil votos, si no estoy equivocado, y la suma de los dos candidatos de la oposición lo doblaban. Es obvio que gracias a esa disidencia queda Sanguino, sino en Táchira todos los diputados hubieran sido de la oposición. Eso no tiene discusión. Ahora, ¿una muchachada?, ¿una terquedad?, ¿falta de experiencia de María Corina, al creer que se las sabe todas? Esas son cosas que se van aprendiendo en el camino.

Pero María Corina ha reiterado, tanto más en estos días, que pareciera que el tiempo le da la razón, que si se hubieran hecho las cosas, como ella las planteaba, el gobierno de Maduro no estuviera ahí. ¿O no?

-Bueno, pero también se le pudiera decir a ella: si tú no hubieras apoyado en ambas regiones a un candidato diferente al que había lanzado la MUD, tampoco el gobierno de Maduro estuviera ahí. Esa cosa de decir: si hubiéramos hecho esto o hubiéramos hecho aquello no es sino tratar de reescribir la historia, para que los hechos le den la razón. La política es una cosa de día a día, pues cada día las circunstancias son distintas.

-Yo tengo como tesis en estos momentos no dar opiniones en materia política sobre situaciones más allá de 72 horas. En 72 horas cambian todos los juegos; cambian todas las situaciones. Este es un país que está demasiado convulsionado; para uno plantearse una opinión o un escenario más allá de 72 horas. Eso pudiera hablarse de un país serio, calmado; donde no está presente la crispación que todos vemos en el día a día nuestro.

-Aquí el gobierno a última hora decidió impugnar a tres diputados del Amazonas, alterando con ello la ley electoral, y hasta el momento no ha querido solventar esta situación. Hay gente que dice que esto no es una dictadura otros que sí lo es. Pero, obviamente, estamos ante una situación muy compleja. Ya el estado Amazonas cumple un año sin diputados. De modo que no estamos, obviamente, en una República.

¿Una República o una democracia?

-No, democracia todavía queda, pues aquí se vota, y se elige un parlamento compuesto en su gran mayoría por la oposición. Pero hay una serie de irregularidades que te llevan a pensar eso. Por ejemplo, la forma como sacan a la Fiscal de la presidencia del Poder Moral uno entiende que lo que hay son una serie de juegos políticos o unos factores que no tienen nada que ver con lo que uno entendiera como una República establecida.

-No, este es un país que se maneja desde una cúpula y desde esa cúpula se hace lo que quiera, violentando la Constitución, para tomar decisiones de ese tipo.

¿Usted cree que se instalará la AN, presidida por Julio Borges, visto que Diosdado Cabello ha dicho que, precisamente, por la incorporación de los diputados de Amazonas, entró en desacato?

-Eso es caer en el mismo terreno de Henry Ramos Allup: contar los huevos antes de tener los pollos. Expresar emociones que van más allá del momento. Ellos están convencidos de que, gracias a los errores de la MUD, están ganando la calle; producto, quizás, de que cuando tú estás aferrado al poder comienzas a tener visiones desencajadas de la realidad, y es cuando comienzas a hablar insensateces.

-Es posible que no dejen instalar el nuevo período de la AN. Pero, ¿qué te puedo decir? Sin embargo, a eso yo no le veo una lógica.

¿Qué sucedería si, en lugar de instalarse la AN, lo hace el parlamento comunal, cuya legislación ya existe, es decir, se trata de una realidad en la ley?

-Se consolida lo que yo he llamado un golpe de Estado en las instituciones. Bueno, habrá que ver qué papel jugarán los países fronterizos, los países latinoamericanos; la OEA, la UE. Por supuesto, se afincaría más el autoritarismo, y cada vez más el golpe de Estado que, de alguna manera, se ejerce desde Miraflores; donde se toman cualquier gran cantidad de decisiones; que violan totalmente la normativa legal existente en Venezuela.

-Eso sí, argumentando con las mismas leyes su propia violación; que es lo mismo que ha sucedido con el presupuesto; lo de la unidad tributaria y otras cosas; donde, te repito, se violenta la ley, con argumentos leguleyos.

Pero, ¿por qué el gobierno no ha querido resolver el problema de los diputados de Amazonas; porque como usted dice esta región lleva un año sin representación parlamentaria?

-Ahí, definitivamente, el gobierno no tiene los votos. En un principio se hablaba de cuatro diputados. Ahí hay una confusión; puesto que el diputado indígena electo por Apure y Amazonas presenta una situación sui géneris, pues si se repiten las elecciones en Amazonas, entonces también habría que repetirlas en Apure, y no quieren repetir el proceso electoral; porque los números no le dan, y estamos ante unos tipos soberbios, autoritarios, que no creen en la legalidad y actúan de acuerdo al poder que tienen. Hacen lo que les da la gana y punto.

¿Cómo ve usted la figura de Vladimir Padrino López que, incluso, hoy en día ocupa la Gran Misión Soberanía Alimentaria; un cargo que está por encima de la presidencia de la República?

-Las fuerzas armadas han entrado en una situación totalmente impredecibles. Ahí hay tres mil generales. Eso significa que los mandos subalternos están taponeados. Al estar taponeados Padrino López lo que está es tratando de medio salvar algo de las fuerzas armadas; tomando en cuenta que las fuerzas armadas presentan hoy en día un gran deterioro institucional, mora, político y social muy grave, y las fuerzas armadas han dejado su razón de ser, al dedicarse a cosas totalmente distintas de las que tienen como formación.

-Yo creo que cuando todo esto pase hay que replantear el papel de las fuerzas armadas en Venezuela.

¿Qué ve usted de la figura de Julio Borges ahora cuando va a presidir la AN?

-Yo veo la figura de Julio Borges como un dirigente que ha venido surgiendo poco a poco en materia política. Creo que tiene un proceso de aprendizaje en materia partidista; en materia de conocimiento del país. Yo no soy partidario de Primero Justicia; pero me parece que se trata de un hombre que ha sufrido bastantes golpes por parte de Diosdado Cabello, que ha demostrado que le tiene mucha ojeriza, lo ha maltratado físicamente, ideológicamente, políticamente.

-En definitiva, pienso que se trata de un hombre que ha podido posesionar a su partido a lo largo del territorio nacional con mucho esfuerzo, junto con los otros dirigentes. Siempre lo he visto como un hombre negociador; un hombre del ala no radical, un hombre de diálogos, y habría que tomar eso en cuenta a la hora de su estadía en la presidencia de la AN, y a su vez eso le daría un impulso a PJ.

 

Te puede interesar