Inicio > Cultura > Científicos descubren que la metástasis depende de la grasa consumida

Científicos descubren que la metástasis depende de la grasa consumida

 

El cáncer es un conjunto de enfermedades que se caracterizan por la división descontrolada de las células del cuerpo en cualquier órgano. En general, el cáncer comienza en una región en particular y luego se disemina hacia otros tejidos.

Hoy en día, se conocen más de 200 tipos de cáncer diferentes, siendo los más comunes de piel, pulmón, colorrectal y de mama.

La cifras demuestran que estamos lejos de superar esta enfermedad. En el 2012, se registraron 14,1 millones casos nuevos de cáncer, de los cuales 8,2 resultaron en muertes. Para el 2030 se estima que habrán 21,7 millones de cáncer nuevos y 13 millones resultarán en la muerte del paciente.

La ciencia está constantemente trabajando para combatir esta enfermedad que tantas vidas ha quitado y continúa quitando. En esta ocasión, un equipo de científicos trabajó en ratones y descubrió que las células responsables de diseminar el cáncer al resto del cuerpo necesitan grasa para hacerlo. Esto podría verse como una debilidad de estas células y un punto en el cual se podría intervenir para diseñar nuevos tratamientos.

La absorción de grasa influye en la metástas

La metástasis es un proceso según el cuál las células cancerígenas se propagan principalmente por vía sanguínea o linfática hacia otra región del cuerpo, donde generan otro foco canceroso. Este proceso, es la principal causa de muertes relacionadas con el cáncer.

A pesar del trabajo constante, la ciencia no logró aún comprender el mecanismo y la razón por la cuál las células se dividen, se trasladan por la sangre o la linfa y se instalan en otra región del cuerpo.

No obstante, en este trabajo, además de descubrir que la grasa es posiblemente el combustible principal que promueve la metástasis de las células cancerígenas, los científicos también resolvieron un modo de bloquear la absorción de grasa en estas células. Por más simple que parezca, esto logró frenar la metástasis en las células de los ratones investigados.

En una próxima instancia, los científicos tienen la esperanza de poder desarrollar un tratamiento similar en humanos y lograr frenar el crecimiento de muchos cánceres.

Expresión del receptor proteíco CD36 en las células de metástasis

Los científicos estudiaron células cancerígenas humanas en ratones y reportaron que estas células dependen de ácidos grasos, como por ejemplo del ácido palmítico que es un ácido graso saturado de cadena larga que se encuentra en el aceite de palma.

Además, descubrieron que muchas de las células de metástasis tenían una alta expresión de un receptor proteico conocido como CD36, que ayuda a absorber los lípidos. Por lo tanto, el equipo se propuso entonces bloquear este receptor y ver si esto lograría bloquear la metástasis. Como lo esperaban, al bloquear la expresión de CD36 el cáncer dejó de diseminarse, pero no evitó la formación de tumores.

Esto parecería indicar que las células de metástasis dependen de los ácidos grasos, sin lo cuales no pueden formarse.

De hecho, en los ratones, el bloqueo de CD36 con anticuerpos resultó en la erradicación de tumores de metástasis en un 15 %, y a su vez los tumores que ya se habían diseminado se redujeron en un 80 %.

Aunque parece prometedor, este estudio fue solo realizado en células cancerígenas humanas que se encontraban en ratones. Por lo tanto, todavía falta mucho trabajo para determinar si deberíamos dejar de consumir grasa para evitar la diseminación del cáncer.

Actualmente, los científicos están desarrollando anticuerpos que puedan bloquear el receptor CD36 en humanos y pretenden probarlos en los próximos 5 años.

Fuente: Vix

 

Te puede interesar

Compartir