Inicio > Política > Luis Romero / Secretario General de Avanzada Progresista: “Las agendas personales y el sectarismo complican el funcionamiento de la MUD”

Luis Romero / Secretario General de Avanzada Progresista: “Las agendas personales y el sectarismo complican el funcionamiento de la MUD”

“Al diálogo el gobierno llevó un equipo blindado, nosotros no”

Mario Villegas entrevista para quinto Día a Luis Augusto Romero politólogo de profesión.

“Es irresponsable y temerario hacer señalamientos sobre la ética de representantes de la Unidad sin dar nombres y presentar pruebas”

“Generar falsas expectativas no ayuda. El juicio político no está en la Constitución y el abandono del cargo del Presidente debe contar con la aprobación del TSJ”

Avanzada Progresista, el partido que lidera el gobernador Henri Falcón, está estrenando secretario general: Luis Augusto Romero sustituye en el cargo al ex parlamentario Juan José Molina.

Desde esa trinchera que se proclama como una organización política “de oposición con posición”, Romero se inaugura con declaraciones que evidencian un ánimo crítico respecto al gobierno y a la Mesa de la Unidad Democrática, de la cual forma parte su partido.

-¿Qué significa para usted ser Secretario General de Avanzada Progresista?

-Un enorme reto y una gran responsabilidad. Ayudar a promover una referencia política: el progresismo, a través de un partido cuyo aporte sea determinante para la reconciliación nacional, la promoción del ejercicio ciudadano y la reinstitucionalización de la democracia.

-¿Por qué salió Juan José Molina de la secretaría general?

-El compañero Juan José Molina ha sido elevado a la Vicepresidencia del partido. Desde allí continuará contribuyendo con el fortalecimiento del progresismo.

-¿En qué consiste el progresismo en la actual realidad venezolana? ¿Con qué se come eso?

-El progresismo es una propuesta política de centro basada en la equidad, entendida esta como igualdad de oportunidades. Al contrario del populismo, el progresismo plantea la necesidad de generar las condiciones para que el individuo alcance un desarrollo personal que le permita, como ciudadano, aportar al bienestar colectivo. El desarrollo político-filosófico del progresismo es dinámico, se nutre de diferentes corrientes de pensamiento. El año próximo Avanzada Progresista organizará un gran encuentro nacional para la discusión de las tesis progresistas. En Venezuela existen varias organizaciones políticas que promueven el progresismo, con todas tenemos excelentes relaciones.

-¿A qué se debe que su partido crezca más entre los independientes y el chavismo que entre los militantes de oposición?

-Porque somos un partido de “oposición con posición”, rechazamos el radicalismo y apuntamos al centro político, donde se ubica la gran mayoría del país que quiere un cambio político en paz, sin violencia. Militamos en la idea de la unidad nacional para salir de la crisis. La unidad de todos los sectores del país.

-¿El diálogo con el gobierno está vivo, muerto, moribundo o en estado catatónico?

-A pesar de los errores en el desempeño de los representantes de la Unidad, el diálogo dejó en evidencia la deriva autoritaria del gobierno y lo expuso una vez más ante la comunidad internacional. Allí y en la calle estamos dispuestos a continuar dando la pelea por el cumplimiento de los acuerdos. El diálogo es ahora mucho más necesario, y ante la magnitud de la crisis, pronto será indispensable.

-¿Cuánto de la improductividad de ese diálogo es imputable a la propia oposición?

-En un escenario como ése la improvisación suele tener altos costos. Desde Avanzada Progresista propusimos la incorporación de negociadores con experiencia y formación académica en técnicas de negociación, independientemente que sean o no militantes de partidos. El gobierno presentó un equipo blindado, nosotros no.

-¿Por qué insistir en un diálogo cuyos acuerdos no son honrados por el gobierno?

-Porque precisamente desde la Mesa de Diálogo y con el acompañamiento de los mediadores estamos en mejores condiciones para exigir que se cumplan los acuerdos. Por supuesto, es indispensable retomar la agenda de movilización. Calle y diálogo se complementan, ambos son escenarios de lucha.

-¿Avanzada Progresista acompañaría una iniciativa parlamentaria dirigida a destituir al presidente Nicolás Maduro?

-El país está exhausto y la crisis devora a los ciudadanos, pero generar falsas expectativas no ayuda. El juicio político no está contemplado en la constitución y el abandono del cargo debe contar con la aprobación del Tribunal Supremo de Justicia. En Avanzada Progresista nos preparamos para las primarias de la oposición y luego, hacerle al gobierno al menos veinte “revocatorios” en las elecciones regionales.

-¿Su organización está conforme con la conducción de la MUD o promueve cambios dentro de ella?

-Hemos sido y somos parte de la Unidad, nuestro comportamiento allí ha sido consecuente y coherente. No obstante, ha sido difícil. Las agendas personales y el sectarismo complican el funcionamiento de la MUD. El G4 luce agotado. Continuaremos haciendo esfuerzos a favor de un mejor funcionamiento, más plural, democrático y efectivo de la MUD.

-¿Las diferencias en el seno de la MUD podrían llegar a ser irreconciliables y conducir a su división?

-Esperamos que no sea así. Es normal y hasta conveniente que en una plataforma plural como la MUD existan diferencias. El problema se presenta cuando se hacen señalamientos sobre la ética en el comportamiento de representantes de la Unidad, sin dar nombres y presentar pruebas. Eso es sumamente irresponsable y temerario. El país reclama una oposición democrática, unida y con planteamientos claros.

-Además del estado Lara, ¿en qué otros estados postularán candidatos a las elecciones de gobernadores? ¿A cuántas gobernaciones aspiran?

-Apostamos a las primarias como mecanismo indispensable para definir las candidaturas de la Unidad. Donde no exista consenso, debemos medirnos. Hasta ahora hemos presentado candidaturas en Apure, Cojedes, Guárico, Falcón, Barinas, Portuguesa, y por supuesto, en Lara. Estamos considerando otros estados.

-“Kico” Bautista dice que Henri Falcón es coherente, pero que le “falta guáramo para subirle el volumen a su discurso y salir a dar la pelea por las cosas en las que cree”. ¿Comparte ese criterio?

-En lo absoluto. A Henri Falcón le ha correspondido confrontar tanto con la Unidad como con el gobierno, cuando lo ha considerado pertinente. Guáramo es ejercer liderazgo con base en convicciones, incluso no siempre decir lo que una mayoría circunstancial quiere escuchar. Mucha gente puede no estar de acuerdo con los planteamientos de Henri Falcón, pero reconocen su coherencia y su valentía.

-¿Qué espera Avanzada Progresista para lanzar la precandidatura presidencial de Falcón? ¿El será candidato presidencial, con o sin primarias en la MUD?

-Es normal que la gente tenga sus preferencias, por allí andan unas encuestas. Pero primero hay que salir de esta tragedia histórica que estamos viviendo, no podemos anteponer estrategias personales por encima del interés nacional. Ahora bien, sería hipócrita no admitir que un número creciente de venezolanos ven en Henri Falcón todas las condiciones para conducir exitosamente la transición que se asoma el horizonte.

Quién es quién

Luis Augusto Romero nació en Maiquetía, estado Vargas, el 2 de noviembre de 1967.

Es politólogo de profesión, egresado en 1993 de la Universidad Central de Venezuela, ante cuyo Consejo Universitario fue representante estudiantil, así como miembro de la Federación de Centros Universitarios.

De 1996 a 1998 fue Presidente de la Juventud del Movimiento al Socialismo y miembro de la Dirección Nacional de esa organización política.

En la campaña de 1998 fue vocero del comando de campaña del entonces candidato presidencial Henrique Salas Römer. Ese mismo año fue elegido diputado a la Asamblea Legislativa del estado Miranda.

Te puede interesar

Compartir