Inicio > Interés > Retirada de circulación los billetes de 100 bolívares ha sembrado el caos en la vida cotidiana de los venezolanos

Retirada de circulación los billetes de 100 bolívares ha sembrado el caos en la vida cotidiana de los venezolanos

La retirada de efectivo desata una ola de protestas violentas en Venezuela. Una persona ha muerto y al menos 10 han sido detenidas en los saqueos, disturbios e incendios que se han desatado por la escasez de billetes.

La escasez de efectivo desató decenas de protestas e incidentes violentos en ciudades del interior de Venezuela este viernes, en los que ha muerto una persona, según informa el diario El Correo del Caroní. Los incidentes se produjeron el primer día después de finalizar el plazo de 72 horas dispuesto por el Gobierno de Nicolás Maduro para retirar de circulación todos los billetes de 100 bolívares disponibles en el mercado. 

El domingo pasado, Maduro anunció la medida, que calificó de “radical” y “dura”, pero “inevitable”, para golpear a supuestas mafias que desde Colombia y Estados Unidos habrían orquestado una operación para sacar papel moneda de Venezuela y con ello desestabilizar a la ya devaluada moneda nacional, el bolívar.

 Maduro entonces dio 72 horas para que los ciudadanos acudieran a taquillas de la banca comercial, tanto privada como estatal, para depositar o canjear por notas de otra denominación los billetes de 100 bolívares que estuvieran en su poder. Ese plazo expiró el jueves. A partir de entonces, el depósito de los billetes “desmonetizados” -como los nombra el Gobierno- solo estará realizándose durante otros cinco días hábiles en las oficinas del Banco Central de Venezuela (BCV).

La retirada de circulación los billetes de 100 bolívares ha sembrado el caos en la vida cotidiana de los venezolanos

Sin embargo, este viernes en la mañana, cientos de personas encontraron cerrada la sede del BCV en Maracaibo, capital del Estado de Zulia (occidente de Venezuela). Cuando manifestaron su descontento, se enfrentaron a un cordón policial. Hubo 10 arrestos. También se reportaron saqueos en comercios del oeste de la ciudad.

En la ciudad minera de El Callao, Estado de Bolívar (sureste del país), la negativa de los comerciantes a aceptar pagos en billetes de 100 bolívares despertó la ira de la población. Una persona ha muerto durante los desórdenes. Además el alcalde de la localidad, Carlos Chancellor, aseguró que 17 establecimientos comerciales resultaron saqueados y destruidos. La furia se ensañó especialmente con los locales de comerciantes chinos, quienes por lo general controlan el menudeo en las zonas populares de ciudades de provincia.

En Guasdualito, capital del Distrito Especial Alto Apure (llanos del suroccidente), dos agencias bancarias fueron incendiadas. La Guardia Nacional detuvo durante unas horas al diputado por el estado de Apure a la Asamblea Nacional, Luis Lippa, además de a otros tres dirigentes regionales del opositor partido Primero Justicia (PJ), que continúan arrestados acusados de haber promovido los incidentes.

Muchos clientes encontraron, en esa y otras localidades venezolanas, que los cajeros automáticos no funcionaban o que la banca comercial, siguiendo la normativa gubernamental, ya no aceptaba los billetes de 100 bolívares. También hubo protestas y saqueos en poblaciones de los Estados de Anzoátegui, Trujillo, Mérida, Táchira y Monagas.

En la capital del país, Caracas, la fila para llegar a la sede principal del BCV se extendía por más de 20 cuadras. Quienes lograron alcanzar las taquillas del organismo emisor de monedas encontraron que no había canje de billetes, pues el banco tampoco dispone de ellos. Solo se aceptaban depósitos de billetes a cambio de un vale en papel. 

Como era un día de pago de quincena, muchos negocios confrontaron dificultades para cancelar los salarios a sus empleados no bancarizados, justo una semana antes de Navidad.

La crisis que desató la retirada compulsiva de los billetes de 100 bolívares, que representan casi la mitad del circulante que hay en el país, se agudizó con el retardo en la llegada de los billetes, de mayor denominación, del nuevo cono monetario, que debían entrar en circulación este jueves.

Este viernes, durante un acto en Caracas en el que condecoró a la canciller Delcy Rodríguez con la Orden de los Libertadores por su frustrado intento de colarse a la reunión de Mercosur en Buenos Aires, el presidente Maduro calificó la campaña de recolección de billetes como una “guerra relámpago” que crearía “alguna dificultad”. Sin embargo, confió en que los cinco días establecidos para terminar de recibir los billetes sacados de circulación en las taquillas del BCV bastarán para que “todo termine de salir bien”.

El Gobierno ordenó que los servicios de transporte público dependientes del Estado, como los sistemas de Metro en Caracas, Maracaibo, Valencia y Los Teques, así como los autobuses de la empresa oficial Sitssa, trabajen de manera gratuita hasta el próximo lunes 19 de diciembre. El anuncio no hace más que oficializar una realidad de hecho, pues los sistemas de transporte han funcionado a puerta abierta por la escasez de efectivo.

Por su parte, la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) emitió un comunicado en el que condena la “situación de zozobra y honda preocupación que el régimen ha generado en todo el país desde el domingo 11”, cuando se decretó la retirada de los billetes, y que este viernes “se ha expresado en protestas populares espontáneas. De acuerdo al pronunciamiento, con esta medida se somete al pueblo venezolano “a una situación de casi inducida desde el Gobierno”, que la alianza opositora urge a Maduro a rectificar.

Fuente: El País

Te puede interesar