Inicio > Libido alta > Esto es lo que tus glúteos pueden estar diciendo acerca de tu salud

Esto es lo que tus glúteos pueden estar diciendo acerca de tu salud

El tamaño importa

Un estudio realizado por International Journal of Obesity determinó que existe una correlación entre la grasa del trasero y los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares y metabólicas: cuanto mayor es la primera, menores son los segundos.

Por otra parte, una parte trasera acolchonada está asociada a niveles de azúcar y colesterol saludables.

Dime qué tipo de trasero tienes y te diré qué ejercicio debes hacer

Si tienes un trasero pequeño, puedes reconsiderar hacer CrossFit o carreras de larga distancia. Brandon Mentore, un entrenador de Filadelfia nos dice:

“Los glúteos son los músculos más grandes del cuerpo, y el tejido más activo. Cuando la energía que tu cuerpo necesita no es suficiente, el tejido muscular aporta lo que hace falta, de forma tal que los glúteos se desinflan”.

Por lo tanto, la elección de un buen ejercicio es necesario para mantener la energía de tu cuerpo estable y para tonificar tu área trasera.

¿Mucho tiempo sentado?

Estudios realizados por la Universidad de Tel Aviv revelaron que pasar mucho tiempo sentado hace que las nalgas se agranden. Y es que este sedentario hábito hace que las células grasas de nuestra parte trasera se multipliquen y agranden nuestro trasero.

Para poder revertir esta situación, se debe tener una vida más activa, hacer ejercicio frecuentemente, tomar pausas en la oficina para caminar o estirar tus músculos y tener una buena postura. Este combo hará que los efectos de la vida sedentaria sean menos agresivos.

Esto es lo que tu trasero dice de ti

Las enfermedades que afectan esta zona de nuestros cuerpos están relacionadas con la alimentación. En este sentido, debes tener en cuenta que los movimientos intestinales son un claro indicador de salud, por lo que debemos estar alertas frente a cualquier cambio en su funcionamiento.

A su vez, las heces son indicadores de enfermedades, intolerancia a ciertos alimentos, infecciones o enfermedades intestinales.

Las hemorroides -por ejemplo- pueden surgir a raíz del parto, pero también se generan en personas con estreñimiento. En este caso, es importante que sepas que añadir frutas y verduras, aumentar el consumo de agua y reemplazar alimentos blancos por equivalentes al grano entero ayuda a superar esta condición y mejora tu calidad de vida.

Así es: tu trasero, al igual que cada parte de tu cuerpo, habla de ti y de tu salud. ¡Será mejor, entonces, que le prestes atención!

Fuente: Vix

 

Te puede interesar

Compartir