Inicio > Política > Enrique Ochoa Antich: Clase política debe saber interpretar la rabia del pueblo

Enrique Ochoa Antich: Clase política debe saber interpretar la rabia del pueblo


Durante una rueda de prensa realizada en las adyacencias del Banco Central de Venezuela (BCV), Enrique Ochoa Antich, coordinador general del Foro Cambio Democrático, convocó para que en los meses calientes de enero y febrero, los partidos políticos organicen protestas sociales.

Nota de Prensa

“La convulsión suscitada por las erradas políticas monetarias del gobierno no es sino la gota que derramó el vaso, explicó, refiriéndose a que en Venezuela hay protestas todos los días”, expresó.

Al condenar los saqueos y llamar a la protesta pacífica y organizada, exigió sin embargo no condenar a quienes al final de todo un año de sufrimiento, sacrificio y dolor, explotan incluso con violencia. “Comprendemos, y exigimos a la clase política que comprenda e interprete, la rabia de un pueblo agobiado por la pobreza, el desabastecimiento y el alto costo de la vida”, enfatizó.

Ochoa Antich explicó que las organizaciones que suscriben dicho pronunciamiento, postulan la necesidad y la urgencia de un Gobierno de unidad y salvación Nacional que pueda sacar al país de la crisis política, económica y social en que se encuentra sumido. “Sólo con el concurso de todos, incluyendo vastos sectores del chavismo popular y democrático, podremos superar las dificultades actuales”, subrayó.

A continuación, el texto íntegro del documento:

Desde la sociedad civil, varias ongs en 11 estados solicitan

*CONVOCAMOS A PROTESTA SOCIAL ORGANIZADA CALLE POR CALLE

*LA RABIA DEL PUEBLO ESTÁ TOTALMENTE JUSTIFICADA

*MESA DE DIÁLOGO YA

*GOBIERNO DE UNIDAD Y DE SALVACIÓN NACIONAL

*EXIGIMOS A LOS PARTIDOS ABANDONAR PLEITOS SUBALTERNOS

*El documento será enviado a Julio Borges, como nuevo presidente de la AN.

Ante el insólito caos desatado por las recientes e improvisadas medidas monetarias del gobierno, y ante el secuestro de la institucionalidad democrática por el partido de gobierno desde el Tribunal Supremo de Justicia, las organizaciones de la sociedad civil abajo suscritas afirmamos:

1. Los venezolanos estamos llamados a la calle, a la movilización permanente, en urbanizaciones, barriadas, centros de trabajo, universidades, liceos y calles, y a tomar un papel activo en este momento de angustia y desasosiego. Desde esta tribuna respaldamos las manifestaciones que han tenido lugar a lo largo y ancho del país y convocamos a todos a seguir protestando pacíficamente contra un gobierno que conduce al país al caos social y por todas las demandas sociales: por comida, contra el alto costo de la vida, por medicinas, contra la inseguridad, contra el caos de los servicios públicos, en fin, contra el cúmulo de males que agobian la vida del venezolano, y por el derecho al voto. Ahora que el movimiento popular ha hecho retroceder al gobierno, debemos persistir en la lucha.

2. La protesta ciudadana debe ser de todo tipo: grande y pequeña, en cada calle, en cada comunidad, en cada lugar de trabajo. Vienen los meses calientes de enero y febrero, y durante ese tiempo los venezolanos debemos hacer escuchar nuestra voz. Rechazamos los saqueos y la protesta violenta, que sólo es enfrentamiento de pueblo contra pueblo. Pero comprendemos, y exigimos a la clase política que comprenda, la rabia de un pueblo agobiado por una política económica que sólo le ha reportado sufrimiento, sacrificio y dolor. El Estado debe indemnizar a los comerciantes afectados pues la causa de la violencia social se encuentra en la ineptitud de quienes detentan el poder.

3. En cada protesta, debemos denunciar la indolencia gubernamental: hace rato que se saben las medidas que deben ser adoptadas para superar nuestros males y un gobierno atrapado en una camisa de fuerza ideológica y en intereses crematísticos propios de una mafia, no las implementa: restitución plena de una economía de mercado, plan de subsidios directos a los más débiles sociales y lucha contra el clientelismo populista, reprivatización de las empresas agroalimentarias, apertura económica a la inversión extranjera, unificación cambiaria, reinstitucionalización democrática, búsqueda sincera de consensos entre el gobierno y la oposición para restituir un mínimo de unidad nacional que haga posible que Venezuela salga de la honda y oscura crisis política, económica y social en que ha sido sumida.

4. Los funcionarios responsables del colosal caos nacional, hace rato que, reconociendo que la crisis es superior a sus capacidades, debieron haber renunciado a sus cargos, desde el presidente de la república hasta el presidente del Banco Central de Venezuela. Demandamos a la AN que se declare en sesión permanente de modo de debatir la situación nacional y establecer las responsabilidades a que haya lugar, en particular en cuanto a los daños al patrimonio nacional, público y privado, que han sido ocasionados. La situación de caos destrucción y muerte que se vivió en todo el territorio nacional los días jueves y viernes tuvo su causa inmediata en el decreto 2589, aprobado por el presidente Maduro y refrendado por todos sus ministros, siendo la publicación en Gaceta la evidencia irrefutable de su responsabilidad personal por los saqueos, las muertes y la angustia ocurridos en todo el territorio nacional.

5. Pedimos que la Asamblea Nacional asuma su papel de representación de la nación toda. El Parlamento debe ser por su propia naturaleza el escenario para un gran foro nacional donde se debatan los consensos requeridos, más allá de la polarización y la fractura nacional, acerca del rumbo político, económico y social de la nación.

6. Desde la sociedad civil exigimos un cambio democrático urgente para lo cual es necesario el acuerdo de gobierno, oposición y sociedad civil por un calendario electoral que permita consultar al pueblo mediante el voto acerca de su destino. Que la Mesa de Diálogo asegure que las elecciones regionales no se posterguen ni un día más. El gobierno debería entender que sus resultados serán un plebiscito acerca de su permanencia en el ejercicio del poder político y actuar en consecuencia.

7. Solicitamos respetuosamente al Vaticano y a los demás facilitadores la convocatoria ya de la Mesa de Diálogo de modo que se facilite debatir la actual situación de convulsión nacional desatada por las erráticas acciones gubernamentales.

8. Pedimos ampliar el diálogo a la participación de los actores sociales una vez que se pongan en ejecución los acuerdos políticos principales: ampliarlo a los factores económicos: trabajadores, industriales, comerciantes, etc., y en general a la sociedad civil. Proponemos a todas las organizaciones de la sociedad civil que, del 1 al 23 de enero, nos avoquemos a trabajar por un encuentro nacional de la sociedad civil por un Gobierno de Unidad y Salvación Nacional.

9. Sugerimos que se debata entre todos la vía consensuada -nunca impuesta- y electoral para la conformación del Gobierno de Unidad y de Salvación Nacional que se reclama con urgencia. Uno que, más allá de los partidos, pueda atravesar el mar encrespado de la transición que se hace inevitable hasta llevar a la nación al buen puerto de los cambios democráticos que se requieren: reinstitucionalización democrática, reforma económica, plan social. La hora es para la unidad de todos y para la reconciliación nacional, lo que exige abandonar banderías sectarias y subalternas. Todos estamos convocados, oficialistas y opositores. El chavismo popular y democrático debe ser un factor esencial en cualquier proyecto de unidad y salvación nacional. El nuevo presidente de la AN debe trabajar en esta perspectiva y desde aquí así se lo pedimos.

10. Exigimos a nuestros partidos democráticos, en particular a aquellos agrupados en la MUD, abandonar sus pleitos subalternos. Ésta es una hora para la grandeza. Los cálculos candidaturales partidistas están demás.

11. Alertamos a los diputados a no dejarse encerrar en palacio y les pedimos que acompañen al pueblo en la protesta. Se requiere hoy de un liderazgo político que se embarre los zapatos como sabemos es la voluntad de nuestros representantes en la AN.

Foro Cambio Democrático

Aragua en Red

Región Insular (Nueva Esparta) Presente y Futuro

ProCatia

Asociación Nacional de Trabajadores Jubilados del Instituto Venezolanos de los Seguros Sociales

Colegio de Enfermería del Distrito Capital

Foro Vargas

Parlamento Educativo

Red Joven Venezuela

Frente en Defensa del Norte de Caracas

Asamblea de Ciudadanos de La Candelaria

Gente del Deporte

Comité de Usuarios del Transporte

 

Te puede interesar