Inicio > Opinión > Oscar Henrrique Fuenmayor: Devuélvanme las pensiones

Oscar Henrrique Fuenmayor: Devuélvanme las pensiones

Sr.  Nicolás Maduro
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
Sr. Miguel Pérez Abad
Presidente del Banco Bicentenario

Luego que se desatara la pesadilla monetaria que hoy padecemos  los  venezolanos y las venezolanas, el Banco Bicentenario NO ME PERMITE REALIZAR PROCEDIMIENTOS  ELECTRÓNICOS DE CUALQUIER TIPO por causas que seguro serán conocidas por la alta gerencia de esa institución.

Tengo en ese banco dos cuentas de ahorro: En una de ellas el IVSS me deposita la pensión y, en la otra, el Ministerio de Educación (MPPE). En la cuenta del IVSS pensé (ingenuamente) que podía guardar con cierta seguridad las cuatro pensiones de aguinaldos que recibí, para disponer de ese dinero en asuntos casi todos de la estricta supervivencia en que vivo como casi todos los ciudadanos, con la excepción de algunos pocos privilegiados de cuna, y otros, que supieron acercarse a donde había y no por casualidad cayeron sobre ellos “algunas agüitas”.

Pues bien, el caso es que no puedo transferir de la cuenta de ahorro donde me deposita el IVSS, a la cuenta de ahorro donde me deposita el ministerio de Educación y de la cual poseo tarjeta de débito. TODOS LOS AGUINALDOS que me fueron depositados están allí, retenidos por la voluntad todopoderosa e inhumana del banco y no he podido en todo este tiempo disponer de ese dinero para asuntos familiares ni navideños, o comprarme unos zapatos que aguanten todo lo que yo camino como cualquier ciudadano de a pie, que no tiene una 4 x 4 como usted, presidente del Banco Bicentenario o, como usted Presidente Maduro.

Supongo que estoy siendo uno de los tantos venezolanos víctima de abusos de la banca que, habitualmente por algún designio convenido o no con autoridades gubernamentales y, de nuevo hoy,  en esta magra hora para el país por instrucciones de Gobierno, disponen del dinero que no es suyo para ir resolviendo sus propios problemas del momento. Por tales razones escribo esta nota de protesta para dar mi testimonio personal de lo que seguramente estará ocurriendo a miles de ciudadanos, víctimas de de corralitos y otros despotismos bancarios y/o gubernamentales. Quizás eso ayude a formarnos una opinión de lo que pasa.

Sr.  Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y  Sr. Presidente del Banco Bicentenario:

Estamos caminando peligrosamente hacia otro 27 de febrero, no agraven mas la cosa con extraños manejos en los bancos que atentan contra la estabilidad del Gobierno y la ya bastante precaria  vida de los venezolanos.

No me condenen a ser un saqueador; ¡No me quiten la Navidad! ¡Devuélvanme mis pensiones!

 

Te puede interesar

Compartir