Inicio > Economía > El “drama” de los puntos de venta en la víspera de Navidad

El “drama” de los puntos de venta en la víspera de Navidad

REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez

 

Venezolanos esperan la Navidad en medio de un sistema de puntos de venta en “agonía”.

Con información de Panorama

Y es que desde hace varios días, el sistema de pago con tarjetas presenta lentitud. Así lo recoge un trabajo especial del diario Panorama.

“Pasé más de media hora esperando para pagar por ‘punto’ en una zapatería, y me pasó una de las tarjetas, la otra no quiso. Ahora voy a comprar una franela y en el comercio no hay punto de venta y me toca pagar con efectivo, cuando en los bancos uno no consigue”, expresa Mary Gurmensi, mientras la angustia y molestia se cuelan en sus palabras.

Su testimonio recoge el “drama” que se ha convertido cancelar con tarjeta de débito, crédito y cesta tique las últimas compras navideñas. Los puntos colapsan. “Conectando…” es lo único que aparece en sus pantallas, mientras los usuarios esperan y rezan para que se haga efectiva la compra.

Gurmensi agrega: “La semana pasada fui a comprar verduras y allí no me pasó la tarjeta, entonces la encargada, como me conocía, me dijo que me las llevara y luego le pagaba”.

Y es que el uso de las tarjetas para las compras ha crecido debido a la falta de efectivo, según los usuarios.

Luis Araujo indica que luego de esperar horas para retirar de un cajero, la máquina solo le dispensó dos mil bolívares. “¿Qué puedo hacer con esa cantidad ahora en Navidad? nada”, manifiesta desde una fila para pagar con plástico en una zapatería en el centro.

Yadira Belloso, residente de Cañada Honda, asevera que la situación la tiene cansada, pues se repite en cada establecimiento que visita.

“Ayer (jueves) estuve una hora en una cola en una charcutería para comprar lo que necesitaba para la cena navideña, cuando por fin llegué a la caja, tuve que esperar casi media hora más porque la tarjeta no quería pasar”, detalla Belloso.

Agrega que este problema la desmotiva a terminar las compras navideñas y preferiría no salir de su casa.

Lea el trabajo completo aquí: Panorama

 

Te puede interesar