Inicio > Política > Vielma Mora tira la toalla: No irá a la reelección por la gobernación del Táchira

Vielma Mora tira la toalla: No irá a la reelección por la gobernación del Táchira

Vielma: “No iré a la reelección para no generar conflictos en el PSUV”

La Nación del Táchira- El gobernador Vielma Mora dijo que se permitirá el paso de colombianos a Venezuela con transporte de TransTáchira.

Desde su despacho, al cumplirse cuatro años de su periodo, el gobernador José Vielma Mora concedió entrevista al Diario La Nación y ratificó que no se quiere ir del Táchira, pero respetará lo que decida el Psuv. (Foto/Omar Hernández)

Desde su despacho, al cumplirse cuatro años de su periodo, el gobernador José Vielma Mora concedió entrevista al Diario La Nación y ratificó que no se quiere ir del Táchira, pero respetará lo que decida el Psuv. (Foto/Omar Hernández)

Educado, laborioso y exigente. Viste impecable.  Flux gris, corbata azul marino y zapatos negros. José Vielma Mora reconoce que por la crisis económica, que se aceleró en 2012, fue un desafío gobernar al Táchira y, por ende, no pudo cumplir todas sus metas de gobierno.

Confiesa que: “Mi problema es que hemos tenido elementos exógenos que nos han comprometido en el plan de desarrollo del Táchira”.  No obstante, califica la experiencia como “sabrosa” y  no tan “aburrida”, como se imaginaba cuando tomó las riendas de la Gobernación, hace cuatro años.

Da un vistazo a la edición del único medio impreso de circulación diaria regional y cuando se dispone a dialogar hizo su entrada “Káiser”, el emperador, un pastor alemán, y se lanzó en uno de los muebles de su despacho y estuvo presente durante toda la entrevista concedida al Diario La Nación.

Es 30 de diciembre, nueve de la mañana. Su oficina es pulcra y huele a madera. Pese al frío y la fecha, su equipo de gobierno sigue activo. Pide a una de sus asistentes una taza de café con leche y le ofrece a la periodista otra para empezar la conversación, que se extendió por horas.

Destacan en su biblioteca las fotos del expresidente Chávez, del actual  mandatario Nicolás Maduro y la suya. Más abajo se observan figuras artesanales de expresidentes y el “Che” Guevara, un porta-retrato con su esposa e hijos. Además de un diccionario enciclopédico y muchos libros.

—  ¿Qué es lo más positivo de su gestión en estos últimos cuatro años?

— Sin duda alguna la seguridad, acabamos con los  secuestros en un estado donde se llegaron a contar 23 en un mes. En mi gestión solo ha habido dos: un muchacho en 2015, en Fernández Feo, a quien rescatamos a los 15 días; y un ciudadano de La Grita, contratista de Pdvsa, a quien liberamos en 28 días en el municipio Libertador. Hemos bajado el sicariato, el accionar de los paramilitares, los homicidios y la violencia doméstica.

Asimismo -continuó- “mejorar las condiciones de los maestros fue lo primero que hicimos, se firmó el contrato colectivo y eliminamos los INS, que era algo terrible, ya que cobraban 50 bolívares por hora de clase, y ahora son contratados y fijos, en esa última categoría hemos ingresado a más de 1.800 educadores.

— ¿En qué pudiéramos decir hoy que el Táchira es potencia?

— Para nosotros hay un tema de reflexión, ya que no hemos podido alcanzar los objetivos que nos planteamos. El Táchira es el mejor estado del país para producción, tiene la mayor plataforma de productos para terminar; pero, bueno, a nosotros nos agarró una crisis económica muy fuerte. Es muy sabroso ser gobernador con un dólar a 2,15, 4,30 a 7,95 como estuvo hasta 2012. Nos ha correspondido un dólar volátil, eso es muy difícil— explica detalladamente.

Pero -señala-  “se ha avanzado en el tema agrícola, los sistemas de riego, casas de invernadero. Pasamos del puesto 14 en cría de ovinos y caprinos al tercero, seguidos de Lara y Zulia”.

En vivienda, según refiere, Táchira ocupa el séptimo lugar en entregas, “aunque en 2016 no nos fue tan bien por problemas económicos, no nos enviaron suficientes insumos. Pero, si hago una reflexión, y debo hacerla, no he podido cumplir mis objetivos en el tema productivo, industrial y empresarial”.

— He planteado en varios esquemas y esperemos que este 2017 lo podamos hacer. Yo soy autoridad única en la Zona Económica Especial San Antonio-Ureña, ya tenemos el equipo de cinco viceministros que trabajarán conmigo. Esperemos que en enero podamos reabrir el puente de Tienditas y abrir la frontera totalmente, pues si no tenemos la frontera abierta no podremos tener ese flujo comercial de intercambio de mercaderías, hay materias primas aquí que necesita Colombia, y viceversa, así como productos acabados que son  prioritarios para la producción y el desarrollo fronterizo—subraya el mandatario regional.

— ¿Un hecho, acción u obra con la que usted se sienta conforme y otra con la que esté inconforme?

—  Una obra con la que me siento conforme es el puente de Tienditas, terminado en tiempo récord. Y, por supuesto, estamos trabajando en silencio y hemos avanzado en el tramo San Félix-Lobatera de la autopista San Cristóbal- La Fría, es el más difícil y complicado, porque si utilizamos explosivos en la roca madre haremos movimientos telúricos en la planicie de San Juan de Colón, por lo tanto hay que hacerlo manualmente. Allí tenemos 42 máquinas trabajando y debemos continuar. Creemos que en 2017 habrá autopista desde La Fría hasta Lobatera—detalla.

— ¿Y qué ha pasado con el distribuidor de la Ula?      

— Esa es una obra que tengo entre ceja y ceja. Estamos buscando ejecutarla con los recursos de las Estaciones de Servicio Alternativo (ESA). También buscamos que empresas como Cobiserta puedan dar un aporte económico y el Ministerio de Transporte. Una de las frustraciones mías es no avanzar en la redoma de la Ula, además que no es complicado, podemos lanzar por encima unos puentes,  como lo hicimos con la redoma de Puente Real, para desconcentrar el centro que conduce a La Rotaria, Av. Simón Bolívar, Terminal. Eso lo vamos a hacer en 2017— afirma.

“Hemos dejado el tema económico para tarde”

— ¿Puede enumerar dos aciertos y dos desaciertos del Gobierno nacional en el último año?

— Bueno, el acierto del Gobierno es en el tema social, sin lugar a dudas; el Gobierno debe seguir con las misiones, el fortalecimiento y el empeño en estas y los Clap, que han sido, sin lugar a dudas, la salvación nuestra en este año tan difícil. Y, otro acierto, hay que reconocerlo, es la precisión que ha tenido en el tema educativo y la entrega de viviendas.

Ahora, enfatiza, “en cuanto a desaciertos, hay que evaluarlo en el esquema de tiempo, modo y lugar, pero yo diría que hemos dejado el tema económico para tarde. Si hubiésemos atacado directamente el diferencial cambiario en 2014, cuando vino la debacle, hubiésemos adelantado por lo menos unos seis meses las casas de cambio en frontera”.

— Es inaudito que un país no pueda manejar otro signo monetario que no sean bolívar-dólar. Colombia maneja bolívar, dólar, euro, libra esterlina, peso colombiano, balboa panameño. Por tanto, es una responsabilidad decir que hemos dejado para tarde resolver el tema del diferencial cambiario y no haber colocado las casas de cambio, que no son para el Táchira sino para el país, porque en la frontera nos encontramos comprando a gente de todas las regiones– bosqueja.

— ¿Qué hace falta para la reapertura definitiva de la frontera?

— Reuniones entre los presidentes Santos y Maduro. Avanzar en las mesas de negociaciones y que el diálogo sea equilibrado. Yo, que he estado en casi todas las reuniones, considero que tenemos que quitar de ambos lados las posturas rígidas. Tenemos que comprender el tema frontera. Ser flexible no implica ser débil ni intransigente, sino conocer la realidad de la frontera, y ser flexible muchas veces significa hacer justicia y ser inflexible es aplicar la injusticia—manifiesta el gobernante.

“Es necesario crear leyes que nos favorezcan a ambos países y no solamente a la parte aduanera o tributaria o que beneficie de forma intransigente el tema de salud animal y fitosanitario de un país, el tema de migración o identificación de personas”, recalca.  Pero, advierte que eso incluye “aplicar mano férrea a los paramilitares, a las bandas criminales, a los que intentan pasar narcotráfico, contrabando e infringir normas con la trata de blanca”.

— Luego de un año del cierre de los pasos ¿se cumplieron los objetivos, entre estos erradicar el contrabando, disminuir los índices delictivos?

— Los objetivos en seguridad fueron sorprendentes. En frontera los márgenes de homicidios y sicariatos bajaron a su mínima expresión, tanto así que el Táchira en los meses de agosto, septiembre y octubre de 2015 y marzo, abril y mayo de 2016,  fue el estado más seguro de toda América Latina—asegura.

Continúa y enfatiza que, “claro, eso nos ha frustrado también porque estamos luchando contra mafias orquestadas, de mucho dinero, que de alguna manera interrumpen el comercio del Táchira, porque los tachirenses son comerciales y hay productos que vienen de Colombia a Venezuela,  y viceversa, y ese  tránsito no le hace daño a nadie, el daño ocurre cuando mafias se empoderan de sectores; y el peor es el que negocia  con combustible”.

— Algunas personas siguen dudando de la importación de los alimentos, hay videos de que estos pasan libremente por las trochas, sin control fiscal. ¿Hay pruebas de eso?

— Tenemos un informe de cómo pasan todos los productos, a cada gandola que viene de Colombia  le tomamos una fotografía y son inspeccionadas para descartar que traigan droga, armas, personas indocumentadas y también para verificar la calidad de los alimentos.

Explica que, dentro de ese esquema también se logró que “todas las importaciones que hacía el gobierno del Táchira con empresarios privados fueran exoneradas de pagar impuestos”.

“De eso ha habido muchos comentarios; bueno, la gente se queja, quien duerme no sabe lo que el despierto hace de noche. La gente nos ataca pero no recuerda que hemos atendido a más de 60 mil personas con los Clap en el Táchira. ¡Aquí hay mucha mezquindad! “¡Yo no tengo necesidad de meterme en líos!” refuta

— Si el gobierno regional trae alimentos la gente lo critica, pero la gente no recuerda que el Presidente de la República le aprobó a cada gobernación 200 millones de bolívares para la comercialización de productos;  y, después 500 millones más, pero nuestra Gobernación pidió un crédito a Bandes por 2 mil millones de bolívares pagando con intereses, ¿qué gobierno regional hace eso?”, se pregunta.

— Las elecciones regionales fueron reprogramadas por el CNE. Usted tiene seis meses más para gobernar, ¿cuáles serían sus prioridades?

— (Sonríe) bueno, primero, terminar todas las obras que no hemos concluido, todas las de Pérez Vivas y las de Vielma Mora. Por ejemplo, bibliotecas públicas de Junín, Andrés Bello, ancianato de San Juan de Colón, el tramo San Félix-La Colorada de la autopista San Cristóbal- La Fría, terminar la ampliación de El Cucharo, hasta el distribuidor de El Corozo y la Escuela de niños especiales de Santa Ana del Táchira. Concluir el séptimo piso de pediatría del Hospital Central, crear un área de atención en la sala de emergencia para 300 personas, con baños para damas y caballeros, y zona de descanso. Terminar un embaulamiento de 400 metros de cloacas y aguas servidas en el sector  La Floriana, hacia el páramo La Laja,  Capacho Independencia, iniciar y fortalecer el plan de la Zona Económica Especial Ureña-San Antonio, entre muchas cosas más—expone.

Otro plan, añade, “el 15 de enero empezaremos a recoger las primeras cosechas en Libertador.  Y, tenemos sembradas seis hectáreas de semillas de caraota y frijol para cosecharlo en febrero y sembrar 600 hectáreas en el Táchira a partir de abril y recoger en junio”.

“Estamos corriendo, mas no improvisando, ojalá que no sean seis meses de gobierno sino más, porque necesitamos ordenar. Si te pones a ver, un gobierno de cuatro años es muy corto, y tú empiezas a agarrarle el ritmo a estas alturas, además, a mí me tocó muy duro, un período sumamente complicado”, asegura.

—  Justamente, usted dijo en una entrevista que no irá a la reelección.

— No, no voy a la reelección.

— ¿Por qué?   

— Porque yo no quiero crear conflictos en el partido; y, como somos disciplinados, lo que diga el Psuv será. Es un tema de disciplina, respeto a los postulados del partido y para demostrar que no hay ambición, mi única ambición es que hagamos las cosas bien— asegura.

“Yo no soy ambicioso -acentúa- ahora, si el partido decide o evalúa en los candidatos del Psuv quién tiene capacidad, conocimiento, manejo estratégico, militar, económico, financiero, diplomático, lo que el gobierno decida lo acataré. Pero, pretender reelegirme y crear una perturbación interna no lo haré, no nací para dividir absolutamente a nadie. Si alguien está en capacidad y así lo considera el partido, bienvenido sea, yo lo ayudaré para que sea el próximo gobernador o gobernadora del Táchira”.

— ¿Tiene algún nombre de persona que tenga ese perfil para gobernar al Táchira? se oyen Zoraida  Ronald  y Salcedo…

—- Mucha gente buena, creo que Zoraida es una mujer extraordinaria, Jonathan García, Ronald Blanco. Aquí hay mucha gente capaz y al nombrar a uno en particular correríamos el riesgo de dejar a alguien por fuera. Pero, insisto, mi ambición es la ZEE de Ureña y San Antonio del Táchira, ahí están los poderes económico y social, y cuando digo social no es darle a la gente sino que esta se sienta útil y tenga fuerza para hacer las cosas bien—enfatiza.

— En caso de que usted no sea reelecto ¿qué consejo le daría a su sucesor?

— Que entienda la gran oportunidad que Dios le da para ser gobernador o gobernadora del Táchira, es la mayor satisfacción que hay.  Escuchar a la gente, antes de eso, estudie, vea el panorama, no se deje engañar, escuche las partes y después entienda que el Táchira es comercial, limítrofe, bicultural y altamente productivo.

—  Siguen latentes los rumores de su ida a un ministerio en Caracas…

—- (Guarda silencio y sonríe), no sabemos, lo que ellos (los del Psuv) digan. Nunca tengo ese tipo de ambiciones, más bien hay que temer cada vez que a uno le dan una responsabilidad,  evitar cometer injusticias, y entender que no es quítate tú para ponerme yo— destaca.

— ¿Cómo cree usted que lo perciben los tachirenses?

—  Como una persona dura…exigente también, pero con moral, que vino a poner orden en toda la escena política de aquí y he hecho todo lo imposible para que así sea. Y  los detractores han inventado de todo sobre mí, pero no han podido con ninguna sola de sus acusaciones someterme al escarnio público o decir que ellos tienen razón.

— ¿Y gobernar al Táchira ha sido como usted lo imaginaba?  

— Gobernar al Táchira es lo mejor del mundo….

— ¿Es tal cual lo pensó alguna vez?

— ¡Nooo!, yo pensé que era más aburrido (risas). Esto es una maravilla. ¡A mí me encanta el Táchira, aquí no me quedo quieto! -exclama- Estoy toda la noche pensando, ha llovido 18 horas, qué estará pasando. Yo vivo al Táchira y el Táchira es sabroso. Cuando tengo que irme pa´ Caracas no me gusta— expresa.

— Estas tierras tan divinas te amarran, te embrujan, te someten a estar aquí…pero gobernar el Táchira para mí es sabroso, la gente dice que es difícil, para mí no lo es, lo he disfrutado en cada uno de los momentos,  de tensión y de mucha melancolía, sobre todo cuando uno ve a personas que fallecen como el caso de Daniel Tinoco, esos momentos trágicos de la guarimba no se me olvidan, porque hubo cuatro muertos, tres de estos casos judicialmente resueltos, falta el del joven de la Carabobo. Yo pido a la Fiscalía que resuelva ese caso, no puede haber impunidad en ese asesinato cometido contra un joven estudiante del Táchira—recalca.

Añade, “lo demás,  bien, que hay lluvia, las vías las arreglamos con maquinarias, que se cayó un puente lo reparamos.  Problema para mí es que la gente sea injusta y poco agradecida, porque algunos tachirenses han dejado de ser cordiales y afables, y cuando les toca evaluar son sumamente críticos, pero el que critica más es el que hace menos”.

Así lo dijo

– “Cualquier candidato para cualquier cargo de elección popular o asignación tiene que tener entre ceja y ceja el conocimiento adecuado en temas financiero, económico y productivo, porque sin producción y una economía estable no hay revolución”.

– “Gobernar el Táchira para mí es sabroso, lo he disfrutado en cada uno de los momentos, de tensión y he sentido mucha melancolía, sobre todo cuando uno ve a personas que fallecen, como el caso de Daniel Tinoco, esos momentos trágicos de la guarimba no se me olvidan”.

–  “…Pretender reelegirme y crear una perturbación interna no lo haré, no nací para dividir absolutamente a nadie. Ahora, si alguien está en capacidad y así lo considera el partido, bienvenido sea, yo lo ayudaré para que sea el próximo gobernador o gobernadora del Táchira”.

–  “Si nosotros no hubiésemos traído alimentos y productos de higiene personal con los privados, de Colombia y otros países, se hubiesen desbordado los bachaqueros…”

Te puede interesar

Compartir
  • Amarilis Mogollón C.

    Vielma Mora está consciente que en el Táchira no se le quiere, y le resultó mejor meterse a comerciante trayendo mercancía de Colombia para Venezuela y venderla a precios escandalosos, nada asequibles con la Clase media. Jamás se ha ocupado de resolver los problemas que aquejan a los Tachirenses. Se dedicó a perseguir a quienes piensan Democráticamente diferente al Régimen, llevar estudiantes a la Prisión. Ocasionar destrosos en sitios emblemáticos y culpar a la oposición. En fin… Pésimo gobernador al igual que Ronal Blanco, el muy poquito para haber sido el Gobernador más Joven, y Vielma Mora, Perverso hacia la naturaleza de SER del Tachirense-