Inicio > Cultura > La comida picante podría alargarte la vida, según este estudio científico

La comida picante podría alargarte la vida, según este estudio científico

 

En muchos países, como México, Tailandia o la India, el arte culinario se inclina hacia los alimentos picantes. Y si bien muchos disfrutan de esta alimentación, quizá no sea lo mejor para muchas personas, sobre todo si no tienen su paladar y estómago acostumbrados, ya que el consumo puede llegar a ser negativo, ocasionándoles problemas digestivos.

Sin embargo, las comidas picantes están lejos de ser nocivas para la salud, de hecho es todo el contrario. Sus compuestos tienen una gran capacidad antioxidante e inflamatoria. Y ahora, un estudio realizado en Estados Unidos por investigadores de la Universidad de Vermont afirma que el consumo de alimentos picantes, en particular del chile rojo, está vinculado con una disminución de la mortalidad.

El consumo de alimentos picantes reduce un 13 % la mortalidad, según los resultados obtenidos en el estudio. Estos datos se destacan principalmente en las muertes por enfermedades del corazón o por aneurismas.

En el trabajo de investigación, los científicos examinaron el estado de salud y la nutrición de más de 16 mil americanos, a lo largo de 23 años. En particular, se detuvieron a analizar el consumo de chiles rojos en cada persona.

Los resultados reportaron que las personas que consumieron alimentos picantes vivieron más, sobre todo las que consumieron el chile rojo. Este resultado es aun más increíble cuando se tiene en cuenta que estas personas también tuvieron niveles más bajos del colesterol HDL, que es el colesterol bueno, menos ingresos y menor educación, en comparación con aquellas que no consumieron alimentos picantes.

El efecto del chile rojo en la salud

El chile rojo, y muchos alimentos picantes, tienen un componente activo que se conoce como capsaicina. Se trata de una oleorresina que afecta a los canales receptores de potencial transitorio que median varias sensaciones como el dolor, el calor, el frío, la presión y la visión, entre otros.

Algunos canales de RPT se comportan como termómetros microscópicos y son utilizados para sentir el calor o el frío. Según los autores, este compuesto tiene un rol muy importante en mecanismos celulares y moleculares en la prevención de la obesidad y la modulación del flujo de sangre coronaria. Además, también tiene propiedades antimicrobianas que podrían estar alterando positivamente la microbiota en el intestino de las personas.

¡Si eres consumidor de alimentos picantes, estas son buenas noticias! Este estudio podría abrir las puertas a la incorporación de estos alimentos como parte de la dieta recomendada por los nutricionistas.

Fuente: Vix

 

Te puede interesar

Compartir