Inicio > El pizarrón de Fran > Mario Valdez: Asilo; Es el Derecho de buscar un lugar seguro donde vivir

Mario Valdez: Asilo; Es el Derecho de buscar un lugar seguro donde vivir

El Derecho de Asilo, es un derecho internacional de los derechos humanos, que tienen y pueden disfrutar todas las personas que se encuentran fuera de su país de origen, en caso de persecución (ya sea política, sin distingos de raza, credo, religión o nacionalidad), de buscar y recibir asilo en un país extranjero, éste país está en la obligación de recibirlo y garantizarle la vida, y no podrá forzarlo a regresar a su último país de residencia. Tomando en  cuenta la legislación de cada nación y los tratados o convenios internacionales.

La institución del  asilo político implica que cada uno de los solicitantes tenga  un procedimiento justo y efectivo. Mientras dure el  tiempo de trámite de una solicitud de asilo y se tome una decisión, la persona solicitante no podrá ser devuelta al país, es una protección contra la repatriación, ya que la vida, la  libertad y seguridad del solicitante de asilo, se encuentran en peligro   inminente. De allí el derecho a permanecer en ese país garantizándole todos   los instrumentos internacionales de conformidad con la Convención   Americana de los Derechos Humanos. Es decir, toda persona que sea asilado   no podrá ser extraditada de un país a otro, donde lo estén reclamando para   juzgarlo por delitos políticos.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

El 10 de diciembre de 1948,  en la ciudad de Paris, se reunió la Asamblea General de las Naciones,  y se  firmó la Declaración Universal  de Derechos humanos, que en su artículo 14, reza:   “El Derecho de buscar un Lugar seguro en donde vivir. Si tenemos temor de   ser tratados mal en nuestro propio país, tenemos el derecho de irnos a otro   país para estar seguros”. Este derecho de asilo no debe ser invocado por personas perseguidas por crímenes de naturaleza distinta a la política o por actos distintos a los principios de las Naciones Unidas.

 El Asilo en los Estados Unidos

En los Estados Unidos de América existe el  Programa de Asilos de USCIS  (Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos de América),     cualquier persona extranjera, puede acudir a la USCIS, para solicitar la   protección de Asilo y la Suspensión de Repatriación a un país donde se teme   la persecución en su contra, y que su regreso represente un peligro contra su   seguridad personal y la vida. En el momento de presentar la solicitud de asilo o en cualquier tiempo, antes de que se tome la decisión final en su caso, el solicitante puede incluir a su cónyuge e hijos, deben ser menores de 21 años y solteros. Esto, permite a un refugiado elegible y su familia permanecer en los Estados Unidos y  convertirse en residente permanente.

 Lapso de para la solicitud de asilo

La persona solicitante de  asilo debe presentar su petición dentro del plazo de  un año de su último arribo a los Estados Unidos. Si ha transcurrido más de un año, y el solicitante de asilo se encuentra de manera legal en el país, puede aplicar la excepción a dicha norma, alegando y demostrando que persiste el temor fundado por el cual salió de su país, que su vida corre peligro,  ya que los motivos y las razones por los cuales se ausentó, no han cambiado, por el contrario pueden haberse agudizados, estas son razones válidas, ya que son circunstancias extraordinarias que justifican la tardanza en presentar la solicitud de asilo y protección de repatriación. Es importante destacar que la persecución, el acoso y el hostigamiento, que obligan a la solicitud de asilo, pueden provenir de grupos armados, paramilitares, terroristas, que pueden o no estar amparados por los gobiernos de turno; los gobiernos pueden cambiar, pero los grupos y focos de perturbación pueden continuar porque tienen autonomía y vida propia.

Protección al solicitante de asilo

Desde el momento que la persona hace la solicitud de asilo, ni el solicitante   ni su familia podrán salir de los Estados Unidos, mucho menos podrán visitar  o regresar a su país de origen.   Para poder salir al extranjero desde Estados  Unidos después de solicitar el asilo y antes de que se haya llegado a una  decisión final,  el solicitante debe recibir un permiso anticipado, que se le  conoce como Libertad Condicional; antes de salir del territorio norteamericano, para poder volver a entrar a EEUU, debe cumplir con este   requisito, ya que de no hacerlo la USCIS, puede considerar que ya no está  interesado y que ha abandonado su solicitud, máxime si volvió al país donde  teme la persecución, es de considerar que el peligro inminente desapareció, que es la razón de la solicitud de asilo, por lo tanto,   cambiaron las circunstancias y no hay elementos que sustenten la temeridad, por ello, se le puede denegar la readmisión a los EEUU.

La entrevista con las autoridades de Inmigración

El día fijado para la entrevista de asilo, es muy importante ya que es el  momento en que el solicitante de asilo tendrá contacto directo con el funcionario de inmigración y le informará las razones y argumentos de su pretensión, le narrará los hechos de manera precisa y detallada, para que el  funcionario pueda concederle la calificación como asilado. No es obligado la  asistencia de abogados, pero si de un intérprete.

Pero a los 150 días de haber presentado la solicitud de asilo, puede solicitar una autorización para tener un Permiso de Trabajo, que le será concedida mientras transcurre el término para la decisión sobre dicha solicitud de asilo. De concedérsele la condición de asilado, queda autorizado para trabajar e inmediatamente solicitará la residencia norteamericana, transcurrido un año se le concede la condición de residente.

Negativa de Asilo y Apelación

Desde el momento que se concede el asilo, el asilado y su familia pueden salir de los EEUU, a cualquier país del mundo menos a su país de origen. Si el asilado viaja a su país de origen, lo recomendable es la notificación, ya que podría acarrearle  la revocatoria de la residencia por las razones arriba expuestas.

Si la solicitud de asilo es negada, el demandante recibirá una notificación donde le explicaran los motivos  por los cuales no fue elegido. El demandante sigue conservando un  estatus migratorio valido, está autorizado para    permanecer en los EEUU, ya que conserva la protección temporal concedida en el momento de la solicitud de asilo. Puede Apelar y el caso pasará a un  Tribunal o Corte de inmigración donde el demandante  podrá rebatir, refutar,  contradecir los motivos por los cuales no fue favorecido en su pretensión y  presentar pruebas para fundamentar su petición de asilo.

Te puede interesar

Compartir