Inicio > El pizarrón de Fran > Pedro Segundo Blanco: Cumaná No Merece Tanta Desidia

Pedro Segundo Blanco: Cumaná No Merece Tanta Desidia

En muchas ocasiones hemos abordado, con honda preocupación el tema de la descomposición general del País y la destrucción sostenida y sistemática de todos los sectores de la vida nacional y afirmamos que esta dolorosa situación, es una resultante directa de la instauración de un modelo político y de estado, que retrotrajo a Venezuela al centralismo corruptor, combinando con el esquema populista y autoritario, propio de la simbiosis de comunismo con militarismo, que nunca ha dejado de asediar a nuestra nación y que cada vez que se han alzado con el poder, siembran de miseria, odio, resentimiento, inoperancia, cárcel y destierro a toda la sociedad.

Pero el caso que abordaremos hoy, no se refiere a la desgracia que padece Venezuela toda, sino a las penurias que sufre una hermosa, pero aún más pisoteada y abandonada ciudad del País situada en el oriente venezolano, donde el mar se abraza con la montaña, nuestra primogénita del continente americano Cumaná. La otrora atractiva región para el turismo, la pesca, la agricultura, la artesanía y cualquier otra actividad productiva está destruida, sus calles inservibles, no se consiguen los bienes de primera necesidad, la violencia y la delincuencia desatada, los gobernantes viviendo el submundo de la falsedad y la mentira y lo que faltaba para completar el dramático cuadro, comenzó el nuevo año 2017, con el drama de 16 días sin recolección de desechos sólidos, lo que la tiene convertida en un basurero colectivo, que amenaza con el brote de epidemias y enfermedades infecto contagiosas, que tienden a enfermar a la población y amputar el presente y el futuro de los niños y ciudadanos, que han sido estafados por un Alcalde, que llegó hace 4 años montado en el autobús de la revolución “bolivariana” y que con el transcurrir del tiempo, se ha ganado el calificativo de ser el peor gobernante que haya tenido la capital sucrense, desde que el Presidente Carlos Andrés Pérez, promulgara las Leyes de la descentralización y la elección directa de Gobernadores y Alcaldes en el año 1989.

La verdad es que la crisis política que vivimos, nos obliga a priorizar la lucha por el rescate del derecho al voto, la Democracia y las Libertades, pero no podemos dejar de levantar nuestra voz y de denunciar esta grave situación que padecemos los habitantes de la tierra cumanesa, porque con la recuperación del sistema democrático, tenemos que recuperar también los gobiernos regionales y municipales, como el caso cumanés, con dirigentes que asumamos el compromiso de ganar las candidaturas en consultas primarias y que tengamos la capacidad y el compromiso de hacerle frente con decisión y eficacia a todos estos males, que son el producto de tanta desidia de irresponsables que han llegado al poder, sólo a enriquecerse y a satisfacer ambiciones personales, familiares y grupales, mientras los gobernados y el pueblo en general sufren los embates de su negligencia e irresponsabilidad y cada día que pasa pierden la poca calidad de vida que tienen, la hora cumanesa y de todo el Municipio Sucre es menguada, pero habrá quienes demos un paso al frente, para recuperarla y volverla a convertir en la novia azul del Caribe.

“Quienes defienden el derecho a la vida de asesinos, avalan la pena de muerte de ciudadanos inocentes”.

Te puede interesar

Compartir