Inicio > El pizarrón de Fran > Táchira: Compra de celulares se volvió inaccesible

Táchira: Compra de celulares se volvió inaccesible

“Algunos preguntan por los equipos más económicos, la mayoría solo observa los teléfonos desde la vitrina”, comentó la encargada de una tienda.+

Los agentes técnicos aseguran que las reparaciones se han incrementado debido al alto costo de los equipos nuevos.

¿Cuál es el más barato?, preguntó Jessenia Flores al ejecutivo de ventas en una tienda de telefonía móvil. Para muchos tachirenses comprar un celular se convirtió en un lujo, la inversión que se requiere para cambiar o reponer un equipo es inalcanzable para la mayoría, va desde 50 mil hasta 800 mil bolívares. De allí que las ventas hayan caído drásticamente en los últimos años.

De acuerdo con los encargados de algunas agencias, los elevados precios de los equipos son una limitante al momento de adquirir uno. Un celular con las funciones básicas de llamadas y mensajería de texto puede costar como mínimo 50 mil bolívares y llegar hasta Bs. 90 mil. La disponibilidad del más económico es prácticamente nula, solo se consiguen los de 70 mil en adelante.

Asimismo, los equipos inteligentes con tecnología Android sobrepasan la barrera de los 800 mil bolívares, los de gama alta (tamaño 5.0, memoria RAM a partir del giga), y los de gama media (tamaño 4.0, 512 RAM y memoria interna de 4 giga) se ubican aproximadamente en Bs. 500.000.

“Me robaron el celular y fui a comprarme uno, pero salí espantado, los precios son muy altos, no dispongo del dinero y teniéndolo creo que tampoco haría una inversión tan alta. Decidí sacar uno viejito que tenía guardado desde hace años”, comentó el estudiante Pedro Gómez, para quien comprarse un teléfono implica un gasto que no puede cubrir.

Al igual que el joven, muchas personas se ven forzadas a permanecer incomunicadas cuando son objeto de robos. A diferencia de quienes tienen un mejor poder adquisitivo que sí optan por pagar por el equipo a pesar de su valor.

Sin opciones…

Los tiempos van cambiando y las alternativas se van cerrando. Antes los amantes de la tecnología tenían opciones para renovar sus equipos y estar a la vanguardia. No obstante, hoy día son cada vez menores las posibilidades para adquirir un smartphone.

Josué Sánchez recuerda cuando el cupo electrónico de divisas le permitía modernizar su equipo cada año. “Llegué a comprar el último Iphone con los dólares de Internet. Ya me rezagué y tengo un teléfono de dos generaciones menores a la actual. Traer el teléfono del exterior con el dólar paralelo no es una opción, porque saldría carísimo”, sentenció.

Otros reconocen que han optado por adquirir teléfonos usados, independientemente del riesgo que esto representa, ya que muchas veces se desconoce la procedencia de los mismos.

Se incrementan las reparaciones

Debido a que resulta costosa la adquisición de un nuevo teléfono, las reparaciones de los equipos se han incrementado exponencialmente, afirmó el propietario de una tienda de servicio técnico en Barrio Obrero. “Desde principios de año las reparaciones han aumentado 50 %. Antes reparábamos 10 teléfonos semanales, ahora llegamos a recibir hasta 35 equipos con daños”.

Y es que las personas prefieren buscarle solución a los desperfectos de los aparatos, ya que no todos tienen la posibilidad de comprar uno nuevo. Los costos varían dependiendo del equipo y el desperfecto; generalmente los usuarios acuden para cambiar el puerto de carga, cuyo precio está por el orden de los 10.500 bolívares, si el celular es de gama media.

Otras reparaciones vinculadas con daños en la pantalla pueden ser más costosas (cerca de Bs. 100.000), pero siempre van a ser menores que la inversión que se requiere para comprar un teléfono nuevo de la misma gama. De allí que los usuarios prefieran arreglar un equipo antes que comprar uno nuevo. “El cliente trata de resolver como sea y al menor costo”, agregó un técnico.

Accesorios por las nubes…

Los accesorios para los teléfonos inteligentes también varían constantemente de precio, porque son mercancía importada. Un protector de pantalla, como mínimo tiene un valor de 4.500 bolívares, y si es antigolpes el monto asciende a 10.000 bolívares. Las baterías de los celulares son las más buscadas, su precio varía según el equipo; por ejemplo, la de los Samsung sobrepasa los 20.000 bolívares.

“Son productos de mayor rotación, se venden todo el año pero cambian de precio con cada nuevo pedido. Por ello, la gente siempre busca lo más económico. Además, las líneas y los chips representan un gasto extra para el bolsillo de los usuarios”, comentó Erika García, encargada de una tienda del ramo en el centro.

La realidad es que la venta de accesorios también disminuyó, y aunque es común observar las agencias de telefonías llenas de personas, la mayoría solo indaga si los equipos están o no a su alcance. “¿Quién tiene ahorita para comprarse un celular de tantos millones, si el sueldo mínimo apenas alcanza para vivir?”, reflexionó una joven al observar los celulares en la vitrina de una tienda.

Te puede interesar

Compartir