Inicio > El pizarrón de Fran > Arturo Tremont: Seguridad social y extranjeros

Arturo Tremont: Seguridad social y extranjeros

Cuando han salido las separatas con los beneficiarios de la Misión Amor Mayor algunas personas han preguntado  cuáles son las razones para incluir a personas con Cédula de Identidad de Extranjeros (E).

La primera razón es que la norma constitucional establece (Artículo 86 CRBV) que toda persona tiene derecho a la seguridad social.

De igual forma se afirma que la ausencia de capacidad contributiva no será motivo para excluir a las personas de su protección.

Muchas personas, por desconocimiento u otras razones, no saben que desde 1999 se permite tener dos nacionalidades legalmente. Antes, con la Constitución de 1961 la persona debía renunciar a su nacionalidad original para ser nacionalizado venezolano.

Por esa causa, y también por las malas prácticas, no acuden al organismo respectivo a solicitar la nacionalidad, la cual posteriormente es publicada en la Gaceta Oficial.

Si una persona vive en un país determinado durante más de una década y ha creado familia es lógico que sea considerado de esa nacionalidad, aunque no lo sustente un documento oficial. Más aún, si la familia se ha integrado a las costumbres, cultura, idioma y demás características que definen el gentilicio.

Cuando se discutió la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social (2002), en las mesas de trabajo se definieron tres palabras para el ámbito de aplicación: ciudadano, habitante, persona.

Se escogió la palabra persona  porque es la de mayor amplitud, entendiendo  al ser humano que vive en el país o en el exterior, cuya nacionalidad es venezolana por nacimiento o por naturalización.

Por eso y por la política de inclusión es correcto incluir  en los beneficios de la previsión social a personas cuyo origen sea de otros países.

Te puede interesar

Compartir