Inicio > Opinión > César Miguel Rondón: Liquidando en liquiliqui

César Miguel Rondón: Liquidando en liquiliqui

 

La caricatura de EDO hoy en la página editorial de El Nacional es brillante. Es una caricatura a dos tiempos. La primera imagen: “Esto no puede seguir así. Podemos solucionarlo…” ¿Quién habla? Habla un obeso Nicolás Maduro embutido en un liqui liqui que por el grosor parece una campana. ¿Qué es lo que no puede seguir así? Dos jóvenes hurgan en la basura peleándose lo que encuentran con un perro. “Esto no puede seguir, podemos solucionarlo con la Misión Liqui liqui”. Y entonces en la segunda imagen esta el mismo Maduro enliquilicado (si se puede decir así) y los que siguen comiendo en la basura ahora visten de liqui liqui.

Brillante EDO. EDO ha puesto en  dos imágenes la farsa del régimen. Para el señor Maduro todo se trata de un disfraz. Si yo lanzo la misión liqui liqui y pongo a los hambrientos en liqui liqui pues se solucionó el problema, están enliquilicados. Pero la hambruna continúa.

En liqui liqui está aquí el señor Maduro con la Banda Presidencial y el gran cordón de la Orden de El Libertador, muy sonriente en la primera pagina del Correo del Orinoco. Ahí aparece al lado de la señora Gladys Gutierrez, la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia. Habían dicho cualquier cantidad de mentiras. Por ejemplo, citado en El Nacional dice: “Maduro: El TSJ es el más independiente de la historia”. Falso de toda falsedad. Gladys Gutiérrez: “Afirmó que el Poder Judicial logro dar solución a situaciones de la Asamblea Nacional que atentaban contra el orden constitucional”. Falso de toda falsedad. Y allí en ese acto Maduro anunció la creación de la Gran Misión Justicia Socialista para garantizar la paz. “La Gran Misión Justicia Socialista será una alianza entre los poderes Judicial, Ciudadano y Ejecutivo para combinar tareas de primer orden que permitan avanzar en la construcción de una justicia con visión local, para lo cual instó a conformar casas de paz y que fiscales y jueces junto a la seguridad armada vayan a las comunidades y cuadrantes a formar los consejos comunales sobre esta visión”. Mucho palabrerio, pero lo que resalta es este punto: “junto a la seguridad armada”. Es esa seguridad armada la que va a estar allí, no para garantizar la paz, sino para garantizar que el régimen pueda seguir en el poder. Recordarán. Esto tiene sentido con el anuncio que ya había hecho Maduro días atrás de las milicias con sus armas en los barrios.

Mientras, estrenan liqui liquis y más liqui liquis tenemos que el problema del hambre, ese al que aludía EDO en su caricatura es grave. En El Impulso de Barquisimeto la experta Susana Rafalli dice: “El país a un paso de entrar en un estado de hambruna”. Lo dice ella a nombre de la Organización Caritas de Venezuela.

Y un despacho en El Correo del Caroní dice: “Luego de cuatro niños muertos de hambre en San Félix hubo una reacción. Autoridades del Instituto Nacional de Nutrición en el estado Bolívar (INN Bolívar) expondrán el próximo 13 de febrero a las 8:00 de la mañana, en el auditorio del Palacio Municipal de la Alcaldía Socialista Bolivariana de Caroní (Alsobocaroní), lo que han denominado el Plan Estratégico de Abordaje de Evaluación Nutricional a comunidades priorizadas de Guayana.”

Todo esto es burocracia, todo esto es bla, bla bla. Tal es así que les es indiferente el problema de la hambruna al régimen, que leo en Efecto Cocuyo: “Disputados chavistas no aparecieron en el debate sobre muertes por desnutrición infantil”. Los diputados presentes los acusaron de indolentes. Willian Barrientos dijo: “El gobierno genera un “genocidio inducido” con el desabastecimiento de productos básicos para “mantenerse en el poder”.

Ante esto, un liqui liqui más un liqui liqui menos no importa.

 

Te puede interesar

Compartir