Inicio > Economía > Pocas ventas de disfraces para la tradición de Carnaval

Pocas ventas de disfraces para la tradición de Carnaval

 

El Carnaval es una de las fechas con más tradición en Venezuela, días de disfraces, papelillos, playas, piscinas, vacaciones y más, reseña el diario El Impulso.

En muchos estados del país las personas se caracterizan por disfrutar estas fechas con bailes, carrozas, elecciones de reinas, entre otras actividades.

En las instituciones educativas es común que realicen reuniones festivas para que, desde los niños, jóvenes y adultos puedan divertirse durante esta celebración. Además de ello, generalmente les piden ir disfrazados y hacen concursos para seleccionar y premiar los mejores trajes, esto es más común con los niños de primaria.

Esa es una de las razones por la que los comercios se dedican a llenar las vitrinas de prendas alusivas a princesas, superhéroes, villanos, animales, personajes de dibujos animados, entre muchos otros.

Han pasado dos cosas con respecto a este asunto en particular, las ventas y exhibiciones de estos han disminuido notoriamente en los últimos años por factores netamente económicos: precios de telas, pocas compras, pérdida de tradición, etcétera.

Por otro lado, y a esto se le puede dar puntos por ser un tema positivo, es el hecho de ver como la creatividad despierta en cada familia al realizar diferentes trajes con material reutilizable, con vasos, discos, bolsas, papel, y otros elementos.

Generalmente era común observar ya en estas fechas muchas vitrinas con diferentes opciones a la hora de buscar y seleccionar una ropa especial para los niños en Carnaval, pero luego de realizar un recorrido por los lugares donde se podían conseguir estos artículos, se notó que a la fecha no están presente, solo un par de negocios ofrecen la mercancía para el momento, muchos opinan que quizá es porque antes de la fecha se encuentra el 14 de febrero, Día de San Valentín, y resulta ser comercial también. “Debemos enfocarnos en una cosa primero y luego la otra”. Otros expresaron que no piensan traer ese tipo de vestimentas porque la “situación no está para malgastar el dinero y podríamos quedar con todo eso, es decir, no tendría mucha salida”.

Los consumidores indicaron que a pesar de como estén las cosas en el país, se puede hacer un esfuerzo para que los pequeños de la casa no se pierdan estas tradiciones.

Los precios de los disfraces oscilan entre los Bs. 13.000 y los Bs. 70.000, todo depende del lugar.

 

Te puede interesar

Compartir