Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: En el Cementerio del Este también esperan por la MUD

Domingo Alberto Rangel: En el Cementerio del Este también esperan por la MUD

 

La Mud, tras dilapidar en solo un año la mayor parte de un capital político que en nuestro país no lo tuvo ni Hugo Chávez, ahora se dispone a reestructurarse ella misma y en las mejores escuelas de administración del mundo deben estar pendientes.

Es la primera vez que los causantes de los males en una organización, sea política, empresarial o delictiva, se auto designan para reparar la inmensa metida de pata.

Dicen los geniales reestructuradores que en “la nueva Mud” hay espacio para la sociedad civil. En sus declaraciones de prensa no mencionan don Chúo, don Juan Carlos Caldera y los otros dos miembros del clan, las causas de la catástrofe. Y por sociedad civil entienden organizaciones de maletín a las que Donald Trump les quitó los dólares o sindicalistas que han llevado a la quiebra industrias otrora prósperas.

Pero, volviendo a la reestructuración anoto que incluso hay diputados que en vez de señalar la falta de una definición clara, por parte de la alianza, ante los efectos nocivos, acumulados, perverso si se quiere, que en la sociedad nuestra han causado tantos años sin capitalismo. Tantos años de estatismo, centralismo, socialismo y ahora militarismo, en cambio señalan la supuesta falta de artículos aclaradores en los estatutos de la Mud.

Es decir: Qué según la percepción de un diputado que como los zamuritos se la pasa asomado en cuanto medio esté dispuesto a retrasmitir sus boberías –sueña con ser gobernador en Vargas- la Mud habría caído desde la cima de más del 80 % de apoyo que lo tuvo en diciembre del 2015, apenas ganadas las elecciones de la Asamblea… hasta menos del 15 % que es el pírrico apoyo que hoy a duras penas tienen don Chúo y sus aliados… porque en los estatutos, según este esclarecido diputado, faltarían artículos que especifiquen a cual partido le toca armar las tarimas, cual lleva el sonido y quien anima los cada vez más desaliñados eventos.

Tampoco mencionan ante el electorado, los directivos de la Mud, el verdadero camino que desde siempre han transitado. No hablan con la verdad.

Pero, ¿Cuál es ese camino?

Lo he develado desde hace mucho tiempo, tanto como desde aquella vez en la que Ramón Guillermo Aveledo, gentilmente se impone reconocerlo, invitó a los grupos liberales a ingresar a la Mud… y uno a uno, los representantes dijimos que no, incluso quienes como en mi caso pensaba que en una organización de ese tipo hacía falta nuestra vocería.

Amigos míos y enemigos también: Para los gastados directivos de la Mud el análisis parte de que el gobierno tiene el 80 % de la población en contra… pero tiene el 80 % del poder institucional en sus manos… y cómo realmente esos directivos no la están pasando mal, como si nuestra sociedad, vale la pena –para ellos- ir “cortando”, poco a poco, ese poder institucional, ahora en manos del oficialismo… ora un pocotón de gobernadores, luego en el año siguiente vendría el turno de los alcaldes… hasta que le llegue la elección a Nicolás Maduro… que entregaría el poder, como Daniel Ortega en Nicaragua, en el entendido que más tarde regresarían los rojitos a hacer de las suyas.

Esta y la corrupción entre allegados a la Mud, que por supuesto ha propiciado el gobierno más corrupto de nuestra historia, es lo que en un año ha evaporado el inmenso apoyo popular que gozó la alianza luego de ganar las elecciones parlamentarias en el 2015.

Y es evidente que los directivos de la Mud se deben estar frotando las manos al leer el abusivo Comunicado del CNE donde se pauta la recolección de firmas para validar partidos.

En la actualidad solo hay 5 partidos legales para doña Tibisay… 3 son muy pequeños y quedaron en pie debido a prácticas filibusteras de sus patrocinantes… los otros 2 son el PSUV y la Mud que está en manos de 5 personas que presentaron la tarjeta ante el CNE.

La jugada es clara: La directiva de la Mud chantajea los partidos pensando que no pueden llenar los abusivos requisitos de doña Tiby y que tarde o temprano quedará la gran masa opositora en sus manos.

Puede ser, pero mosca los señores Chúo, Márquez, José Ignacio Guedez y el insumergible Juan Carlos Caldera… la criada puede salir respondona. Ya Primero Justicia por boca del diputado Matheus, por cierto el más sólido de esta camada de legisladores, declaró que su partido está organizado para recoger las firmas… esa puede ser la debacle de la Mud.

Mientras tanto la oposición que no es socialista, centralista, estatista y militarista… está obligada a unirse para formar un polo necesario: Si “ellos” son socialistas y con eso me refiero al gobierno pero también a la Mud… esta oposición nueva debe ser capitalista. Si a los pobres el populismo les ofrece villas y castillos, sin esfuerzo… la nueva oposición debe ofrecer un futuro mucho mejor… pero basado en el trabajo.

Mientras tanto dejemos que don Chúo reestructure su Junta de Carnaval… aún hay tiempo.

 

Te puede interesar