Inicio > El pizarrón de Fran > Roberto Malaver: Centro Internacional de Ayuda a la MUD

Roberto Malaver: Centro Internacional de Ayuda a la MUD

Cuando en el Centro Internacional de Ayuda a La Mud –CIAM- vieron el cuadro financiero de toda la inversión que han hecho en la Mesa de la Unidad Democrática en Venezuela, pusieron el grito en el cielo. Allí aparecían gastos en pasajes para todas partes del mundo. Gastos en hoteles con desayuno, almuerzo y cena y taxis. Gastos en artistas para que digan SOS Venezuela. Gastos en invitados internacionales, empezando por Mario Vargas Llosa y un montón de expresidentes. Gastos en periodistas, en escritores, en investigadores y sociólogos y encuestadores. Gastos en ONG. En fin, allí en el CIAM se creó un terremoto: “Estas cuentas no cuadran, y si tumban a Maduro y nos entregan Pdvsa para pagar todo esto, pasarán muchos años, sobre todo viendo cómo está el precio del barril ahora”.- dijo uno de los directores del CIAM. “Y yo les digo una vaina, nunca se había invertido tanto dinero en un grupo tan incompetente”.- dijo otro director.

Eran seis los representantes del CIAM que se habían reunido para hacer una auditoría, porque había pasado mucho tiempo y la Mud prometió salir de Maduro en seis meses, y después iba a abandonar el cargo, y sin embargo Maduro sigue allí, y desde El CIAM sigue saliendo dinero para La Mud en Venezuela: “Dígame este señor, Luis Florido, carajo, ha ido a todas partes del mundo, y siempre está en el aire”- dijo otro director.

Y entonces se planteó una solución: “Tenemos que enviar a uno de nosotros a investigar ¿dónde están los reales?, porque si seguimos financiando a esta gente vamos a declararnos en quiebra”. Y así fue aprobado.

Y no se sabe cómo, pero en Venezuela se enteraron de que venía un miembro del CIAM  a pedirle cuentas a La Mud. Y se decía que ya estaba en el país y que andaba clandestino entre tascas y restaurantes en el este investigando los gastos de los miembros de la oposición venezolana.

Y en la tasca Puerto de Palos, donde siempre hay un Colón, estaban los miembros caídos de La Mud: Henry Ramos Allup, Edgar Zambrano, Ismael García, Luis Florido, quien había llegado de un viaje, y estaban esperando a Freddy Guevara, quien estaba estacionando su Audi hacía mucho rato. Mientras compartían una guarapita, Romualdo Salazar, el jefe de los mesoneros en la tasa, se acercó y les dijo: “Ayer estuvo por aquí un señor que me dijo que era miembro del Centro Internacional de Ayuda a La Mud, preguntándome por ustedes, y yo le dije, que a lo mejor estaban fuera del país, porque tenía tiempo que no los veía por aquí”. Ismael García lo vio como si estuviera viendo a Didalco Bolívar, y le dijo: “¿Tú estás loco? Si esa gente deja de enviarnos los dólares que nos envían para tumbar a Maduro, vamos a tener un peo contigo”. Romualdo lo vio muerto de la risa y le dijo: “Ahora la culpa de que no caiga Maduro la voy a tener yo. Ustedes se viven los dólares y yo tengo la culpa de que Maduro no abandone el cargo”. Y se fue muerto de la risa.

“Si acaso el hombre del CIAM aparece y quiere hablar con uno de nosotros, te vamos a mandar a ti Ismael”- dijo Ramos Allup. “Porque tú llegas con esa pinta y de repente lo puedes convencer”. Terminó de decir. “Olvídate Henry, asume tu vaina, aquí los que han viajado que jode son Luis Florido y William Dávila, esos le han dado la vuelta al mundo, y de Lilian y Mitzi, no te digo nada. Así que ese muerto no lo pago yo”- dijo Ismael García.

Hasta ahora todavía la oposición no ha conocido al funcionario que enviaron desde el CIAM para que investigue dónde están los reales que les han enviado, lo que sí es seguro es que el hombre se encuentra en el país, investigando.

Te puede interesar

Compartir