Inicio > El pizarrón de Fran > Tachirenses piden al Gobierno autorizar entrada de harina de trigo colombiana

Tachirenses piden al Gobierno autorizar entrada de harina de trigo colombiana

Facilitando la entrada de harina y otros insumos colombianos, podría paliarse la grave escasez de pan en el Táchira.

La Nación del Táchira- “Ante la situación que afecta al sector panadero por la falta de insumos, los fabricantes de la región verían con agrado que el Gobierno, mediante una medida especial, permitiera traer, de manera individual y particular, harina de trigo colombiana, sin que las autoridades de resguardo en la frontera extorsionen y pongan cuotas por permitir el ingreso, lo cual encarece el precio del producto terminado”,  dijo el comerciante y exgerente de la Aduana de San Antonio del Táchira, Jorge Valenzuela.

Agregó que “así como se hizo en momento difíciles, cuando se permitió la entrada de gandolas con alimentos que pasaban por trochas  y puntos no habilitados, por qué no permitir que las panaderías puedan traer  tranquilamente 10 o 20 bultos diarios de harina  para fabricar pan y atender el consumo diario de la población”.

La idea es, agregó Valenzuela, que los fabricantes puedan traer de Colombia harina de trigo,  azúcar, leche, manteca, y pasar por los puntos  habilitados solamente presentando la factura de compra, sin que los organismos que tienen el control en la frontera los extorsionen, imponiendo coimas y cuotas ilegales para permitirles el paso. Esa sería una forma de aliviar la situación para los panaderos.

De hecho, los panaderos asentados en la frontera venezolana traen insumos colombianos para fabricar el pan;  el problema es que salen costosos por la devaluación del bolívar y se encarecen más por los pagos que deben hacer a los organismos de resguardo que tienen el control en los puntos de ingreso a Venezuela.

El denunciante señaló que la crisis que afecta al sector panadero no es solo a nivel de San Cristóbal, sino de todo el Táchira y el país. En la frontera, algunas panaderías funcionan porque están trayendo la mayor parte de los ingredientes del pan desde territorio colombiano, pero como el costo de la harina, el azúcar y la manteca es tan elevado por la devaluación del bolívar, todo ello encarece el valor del producto terminado.

En San Antonio, señaló, un pan francés vale 150 bolívares y uno de tamaño normal cuesta entre 1.700 y 2.000 bolívares. Ese precio se corresponde con el costo de fabricación con materia prima colombiana, pero no con el precio en Venezuela, si aquí hubiese los ingredientes.

A su juicio, “así como el Gobierno permitió el paso de gandolas con grandes cantidades de alimentos colombianos por puntos no habilitados, por qué no autorizar el ingreso de harina de trigo y otros productos que requieren las panaderías. El Gobierno no tendría que hacer  ningún gasto. Esa sería una forma de aliviar la carga que está  soportando el pueblo,  porque actualmente el pan se consigue pero a un precio muy oneroso y es el consumidor el que termina pagando el alto costo”, apuntó finalmente.

Te puede interesar

Compartir