Inicio > Economía > Países pobres deben aprovechar los recursos de la emigración, según un informe OCDE

Países pobres deben aprovechar los recursos de la emigración, según un informe OCDE

 

Los países en vías de desarrollo podrían aprovechar mucho mejor los recursos y las oportunidades que les ofrece la emigración de sus ciudadanos, según un informe presentado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El documento, fruto de cuatro años de trabajo en diez países, fue dado a conocer en el marco de una reunión sobre migración en la sede de Naciones Unidas.

Según las conclusiones del Centro de Desarrollo de la OCDE, las autoridades de los países con menos recursos deben integrar los movimientos migratorios en sus políticas de desarrollo con el fin de capitalizar todo lo positivo que puede ofrecerles la emigración.

Entre otras muchas cosas, el estudio señala que las remesas que los migrantes envían y que suponen una importante fuente de recursos, a menudo no logran estimular el desarrollo a largo plazo en esos países.

El problema, apunta el texto, es resultado de la falta de políticas de apoyo adecuadas para los hogares que reciben esos ingresos desde el exterior, lo que hace que muy pocos de ellos utilicen ese dinero para invertir.

Por ejemplo, los autores destacan que menos de la mitad de los entrevistados para el informe tenían acceso a una cuenta bancaria y menos de un 10 % había tenido alguna formación financiera en los últimos cinco años.

El informe destaca además el potencial que la emigración tiene a la hora de aliviar los mercados laborales, impulsar la independencia económica de las mujeres o animar a la población a formarse.

En todos esos casos, insiste en que es necesario que las autoridades impulsen medidas necesarias para aprovechar esas oportunidades.

Lo mismo ocurre con el retorno de emigrantes a sus países de origen, que según la OCDE no se capitaliza suficientemente al no existir, por ejemplo, políticas que les faciliten la creación de negocios.

El estudio se llevó a cabo en Armenia, Burkina Faso, Camboya, Costa Rica, Costa de Marfil, la República Dominicana, Georgia, Haití, Marruecos y Filipinas, con entrevistas a más de 20.500 hogares.

La OCDE, al mismo tiempo, señala que esos países tampoco aprovechan adecuadamente los beneficios que les podría aportar la inmigración, pues muchos de los inmigrantes que llegan allí no tienen papeles, contratos laborales o protección social, lo que representa un obstáculo para su integración.

EFE

 

Te puede interesar

Compartir