Inicio > El pizarrón de Fran > Gustavo Márquez: En el nido del águila imperial

Gustavo Márquez: En el nido del águila imperial

La Corte de Apelaciones de París ratificó la sentencia del Ciadi que condenó a Venezuela a pagar 713 millones de dólares, por la decisión que tomó el presidente Chávez, para evitar un ecocidio, de revocar la concesión minera Brisas a Gold Reserve Inc., una empresa de capital estadounidense registrada en Canadá, protegida por el infame e inconstitucional Convenio de Promoción y Protección de Inversiones, que suscribió el Estado venezolano con ese país en 1998. Con este y otros tratados de la misma especie, la República ha renunciado a su soberanía jurisdiccional, quedando a merced de las corporaciones transnacionales que manejan el arbitraje comercial internacional.

Contradiciendo al comandante Chávez, el Gobierno amplió esa explotación aurífera sumándole la mina de Las Cristinas, con un potencial consolidado de 37 millardos de dólares y 771 toneladas de oro. Se asoció de nuevo con Gold Reserve, regalándole una participación accionaria del 45% del yacimiento de oro más grande de América del Sur por 50 años, desestimando su precaria situación financiera y exigua trayectoria, la cual por cierto no actuará directamente sino a través de una “filial” con sede en un conocido paraíso fiscal.

El capital de la empresa mixta Siembra Minera, constituida por la Corporación Venezolana de Minería (CVM) y GR Mining Barbados Inc. (filial de Gold Reserve Inc.) es de apenas un millón de bolívares. El Estado mantendrá 55% de las acciones, pero decisiones muy importantes quedarán en manos del socio privado, lesionando severamente la soberanía del Estado. Por ejemplo, la designación del gerente general, del personal operativo y gerencial, le permitirá a esta el control de la gestión. También podrá condicionar o bloquear la política de dividendos, financiamiento, contrataciones, estados financieros, inversión social y control fiscal y cambiario, entre otros. Cualquier modificación en el futuro de estos términos contractuales provocará una escalada de demandas multimillonarias contra la República.

Por si fuera poco, un miembro de la junta directiva de Gold Reserve, Kenneth I. Juster, ha sido llamado por el presidente Trump para que ocupe el cargo de asesor asistente para los Asuntos Económicos Internacionales. Una presencia privilegiada en el nido del águila imperial ¿Es así como Venezuela logrará su independencia plena?

Te puede interesar

Compartir