Inicio > El pizarrón de Fran > Los 100 años del Maestro Juan Vicente Torrealba

Los 100 años del Maestro Juan Vicente Torrealba

Hablar del maestro Juan Vicente Torrealba es hablar de Venezuela. Comenzó con la guitarra pero “Concierto en la llanura” y otros clásicos pronto lo consagraron como el mejor arpista del país. Además a Torrealba se le recordará por “La potra zaina”

Diario Los Andes- Sin maestro ni escuela, buscó luthiers para pulir los sonidos del arpa y eliminó los gritos a garganta limpia para mostrar la música llanera de una forma estilizada, que hoy se conoce con su propio apellido: el estilo torrealbero.

El maestro Juan Vicente Torrealba ha escrito uno de los capítulos más brillantes de la historia de la música venezolana y latinoamericana. Hoy lunes 20 llega a su primer siglo de vida.

Juan Vicente Torrealba, tercer hijo de la unión matrimonial de Santana Torrealba Silva y María Esperanza Pérez, nació en Caracas, el 20 de febrero de 1917, se considera llanero de pura cepa, sus padres lo llevaron de ocho meses para el Hato Banco Largo, situado en el estado Guárico, muy cercano al pueblo de Camaguán, al que considera su pueblo natal. En estos dos lugares pasó toda su juventud, hasta el año de 1948, que se trasladó a la capital, Caracas, a realizar sus sueños, que con el tiempo logra hacer realidad. ¡Y de qué manera! En esos años llaneros desempeñó las labores propias de un hato, desde becerrero, pasando por caporal, hasta administrador gerente, y fue considerado como hombre de caballo, soga y toro bravo.

El Arpa desde niño

Aprendió a tocar el arpa desde muy niño, pero la domina a su gusto a los dieciséis años, en las parrandas llaneras y en el caney, en las noches de vaquerías. Sus nobles maestros fueron: la sabana, los palmares, el dolor campesino y la inmensa soledad e inmensidad de la llanura. El maestro Juan Vicente Torrealba ha escrito uno de los capítulos más brillantes de la historia de la música venezolana y latinoamericana. Su nombre ha recorrido toda nuestra geografía y sus composiciones han dado la vuelta al mundo. Hasta ahora ha permanecido en su tarea de componer y divulgar nuestro patrimonio nacional, un trabajo loable que va desde el dominio de varios instrumentos hasta el arreglo y la dirección de las composiciones que sirven de repertorio a su agrupación musical Los Torrealberos, agrupaciones folclóricas y orquestas sinfónicas de todo el mundo.

Laureado y admirado

En el año 2014 recibió el Grammy Latino. Ese premio es otorgado por votación del Consejo Directivo de la Academia Latina de la Grabación a individuos que han realizado importantes contribuciones en el campo de la grabación durante sus carreras. Por decisión unánime se le otorga a Juan Vicente Torrealba y por primera vez la academia se traslada hacia Venezuela, envía un representante de la academia latina de la grabación para entregar el Latin Grammy. En febrero de 2016, recibió el Premio Nacional de Cultura, “Honoris Causa”.

Impecable carrera

Su indiscutible talento lo ha llevado a cosechar insigne trayectoria musical, ganándose afecto de todo el que lo conoce. Es reconocido como Patrimonio Musical de Venezuela, y autor de grandes clásicos como La Potra Zaina, Concierto en la llanura, Esteros de Camaguán, Solito con las Estrellas, Madrugada Llanera y Sabaneando, entre muchos otros. En el año 2012 publicó un audiolibro autobiográfico, donde narra sus vivencias llaneras y acaba de terminar su segunda producción literaria.

Cumple 100 años, con increíble lucidez así lo deja saber a través de las redes sociales en las cuales se mantiene muy activo, su vida como músico y creador ha sido un verdadero ejemplo por su seriedad, constancia y disciplina, lo cual ha engrandecido el acervo musical de la nación y es y debe ser orgullo de todos y cada uno de los venezolanos, porque hombres como él no nacen todos los días y sentirlo y saberlo nuestro debe llenarnos de orgullo, honra y agradecimiento.

Te puede interesar

Compartir