Inicio > El pizarrón de Fran > Jonathan MichaelL: Los mercados emergentes se toman un respiro

Jonathan MichaelL: Los mercados emergentes se toman un respiro

 Desde enero hasta la primera mitad de febrero economías emergentes como China, Brasil, Rusia y México han notado una apreciación de sus monedas con respecto al dólar además de mostrar en su mayoría resultados positivos en sus principales índices bursátiles.

El avance de estos no ha sido una casualidad, pues la inestabilidad que ha presentado el dólar en las últimas siete semanas ha favorecido a las monedas emergentes, pero ante esto, puede surgir la pregunta

¿Por qué se han presentado estas variaciones?

Si bien el billete verde tuvo un comportamiento estelar durante el último trimestre de 2016, pasando por el alza de mediados de enero cuando Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos, la principal moneda de los mercados internacionales ha comenzado a dar tumbos debido a la falta de información de las próximas políticas fiscales de la nueva administración en Washington, además de los comentarios de su actual líder, el cual ha señalado que la fortaleza del dólar ha disminuido la competitividad del sector exportable estadounidense.

Variación_índice_dolar

Por los momentos, esta inestabilidad ha favorecido a los mercados emergentes los cuales están a la expectativa ante las promesas de Donald Trump de empoderar a Estados Unidos y revitalizar su economía doméstica.

Entre enero y la primera mitad de febrero, el real brasileño registró un avance de 6,36% frente al dólar, seguido del rublo ruso con un 6,04%, el peso mexicano con 2,14% y finalmente un ascenso de 1,10% del yuan chino.

avance_monedas_frente_al_dolar

Aunque la moneda de Brasil ha ganado terreno frente al billete verde, este fortalecimiento tiene el potencial de disminuir su competitividad cambiaria con respecto a sus principales socios comerciales en Latinoamérica, desvaneciendo así las esperanzas de que el gigante sudamericano salga de una recesión económica que se ha extendido por poco más de dos años.

Para el 2017 el Fondo Monetario Internacional proyectó un crecimiento de 0,2% para el PIB brasileño, pero hasta los momentos los datos económicos no han reflejado señales claras de recuperación, pues la actividad de servicios término enero con mal pie, aunque la inflación y la confianza del consumidor han mostrado datos positivos. Por lo momentos, se deberá esperar que la reducción de las tasas de interés del Banco Central (BCB) pueda impulsar el crédito y la actividad económica.

Por su parte, el rublo ruso se encuentra en máximos de un año y medio, favorecido por el auge de los precios del barril petrolero tras la puesta en marcha del acuerdo entre los países OPEP y no OPEP para recortar su producción de crudo y disminuir la sobreoferta en los mercados internacionales.

Desde la entrada en vigencia del acuerdo, el WTI ha ganado un 2,16% cotizándose hasta la primera mitad de febrero en $53,46 por barril, mientras que el Brent ha presentado un ascenso de 0,5% hasta los $55,77 por barril.

El fortalecimiento del rublo también se ha explicado por la necesidad de las empresas rusas por convertir sus ganancias en dólares a moneda local para cumplir con el pago de impuestos.

En 2016, Rusia desplazó a Arabia Saudita como el principal proveedor de petróleo de China al incrementar sus envíos de crudo en un 24% hasta los 1,05 millones de barriles diarios (bpd), mientras que su competidor del medio oriente registró los 1,02 millones bpd, un 0,9% más que los reportados en 2015.

La clave del ascenso fueron las refinerías independientes de China, pues desde que estas recibieron a finales de 2015 autorización para importar crudo, los envíos de menor tamaño hechos desde el este de Rusia se han adaptado mejor a sus capacidades de procesamiento, mientras que las embarques de mayor tamaño provenientes de Arabia Saudita se han concentrado en las grandes estatales petroleras del país.

Volviendo a territorio latinoamericano, el peso mexicano se ha recuperado frente al dólar después de experimentar una estrepitosa caída tras la victoria de Donald Trump en los comicios presidenciales de Estados Unidos.

El avance de la moneda se ha visto influenciada en mayor medida por los vaivenes que presentado el dólar en las últimas semanas. Pero es de esperarse que estas ganancias no se mantengan por mucho tiempo, pues tan pronto se aclaren las nuevas políticas fiscales de Trump el peso podría ceder terreno ante el billete verde.

A pesar del respiro que ha tomado el peso, las secuelas de su fuerte caída a finales de noviembre se han hecho sentir en el suelo azteca, pues la pérdida de valor de la moneda disparó los niveles de inflación a cifras no vistas desde el 2012.

Para el mes de enero los precios saltaron a un 4,72%, superando así la meta oficial de 3% más o menos un punto porcentual y obligando al Banco Central (Banxico) a iniciar una nueva ronda de alzas de sus tipos de interés para contener el encarecimiento de los bienes y servicios. Actualmente las tasas de referencia de Banxico se encuentran en un 6,50%, después de que en su última reunión de febrero se elevó en 50 puntos.

Además de los cambios que está experimentado la economía mexicana, hay que tener en cuenta el deterioro de sus relaciones con Estados Unidos, pues a pesar de la postura de Donald Trump, el déficit comercial que tiene EEUU con México es uno de los más bajos en entre sus socios comerciales. En 2016 este déficit fue de tan solo un 12%, mientras que con otras naciones como China se elevó a 61%.

Por último, vemos a China con un modesto avance de 1,10%, siendo esté controlado en gran medida por el gobierno para evitar que la moneda gane terreno y los productos pierden competitividad en los mercados internacionales.

El control del tipo de cambio le ha costado al gigante asiático gran parte sus reservas internacionales, las cuales se ubicaron en enero por debajo de los $3 billones de dólares por primera vez desde hace casi seis años.

El logro de los objetivos económicos no solo le costado a Pekín parte de sus reservas, sino que también ha incrementado su riesgo financiero doméstico, pues la fuerte expansión del gasto público (+6,4%) realizada en 2016 para impulsar la actividad económica ha obligado al Banco Popular de China (PBOC) ha incrementar sus tasas de referencia de corto plazo en 10 puntos básicos, para controlar los riesgos del mercado local y la fuga de capitales.

Pasando de las monedas a las bolsas, el índice bursátil Bovespa reflejó el mejor avance dentro del grupo al ascender un 9,97% apoyado en el alza de las acciones de Petrobras debido al aumento de los precios del crudo. Después del índice brasileño, sigue el CSI 300 de  China con 2,79% y el IPC de México con 2,25%, mientras que el RTSI ruso experimentó un descenso de 1,41%.

bolsas_mercados_emergentes

Del mercado de renta variable al de renta de fija, los instrumentos de deuda venezolanos siguen proporcionado uno de los rendimientos más altos que se pueden encontrar en el mercado internacional con un 19,80% (bonos a 10 años), muy por encima de sus pares Latinoamericanos y países como China y Rusia que proporcionan retornos de 7,40% y 3,47% respectivamente.

bonos_mercados_emergentes

Te puede interesar

Compartir