Inicio > Opinión > Luis Fuenmayor Toro: Se cree una Virgen de la Merced

Luis Fuenmayor Toro: Se cree una Virgen de la Merced

El actual gobierno bolivariano ha sido desde sus inicios una rica fuente de chifladuras, las cuales se han venido incrementando en número y en su cada vez más profundo carácter. Ya se está cerca de poder escribir todo un libro con las necedades puestas en práctica, que sería un éxito humorístico en el mundo entero si no tomáramos en cuenta los efectos nefastos en la vida de la población venezolana. Sobre algunas de ellas hemos escrito, no para burlarnos de las ocurrencias de los genios revolucionarios, que bastante mofa desencadenan en el pueblo llano, sino para tratar de llamar la atención de las inteligencias que aún queden en las cercanías de la revolución. Han sido un llamado a la sensatez, pues hasta vergüenza ajena se siente ante los disparates que se dicen, se publicitan y, lo peor, se llevan a la práctica. Pero no, la soberbia, como la osadía, son hijas de la ignorancia y ésta es demasiado grande dentro del Gobierno.

Y lo peor es que como nuestro pueblo tiene apenas 7 grados de educación formal, equivalentes a unos 5 años de estudios si tomamos en cuenta que la duración del año escolar tiene un déficit crónico de un 30 por ciento, es fácil embaucarlo con prácticamente cualquier cosa que a alguien se le ocurra como una gran idea. Venimos afirmando desde hace ya bastante tiempo que mantener a nuestra gente en la ignorancia y la miseria es parte de un diseño social que se aplica religiosamente desde, por lo menos, 1958 para acá. No es producto de gobiernos ineficaces o incapaces, que han sido un factor común en todo el período que se inició en esa época, sino de administraciones que deliberadamente nos han mantenido en esta situación. En este aspecto, así como en corrupción, represión y demagogia, todos han sido particularmente exitosos.

Recientemente, Iris Varela, ministro de prisiones, declaró que se jugaba la defensa de la revolución con los “privados de libertad”, quienes reciben hoy instrucción militar. Vimos a los presos marchando, hasta mejor que los efectivos de la FANB. Luego ha dicho que la formación de los presos no era para reintegrarlos a una sociedad capitalista, por lo que suponemos que los forman para la construcción y el soporte del socialismo siglo XXI. Resaltó que estos ilustres tenían una serie de cualidades, entre ellas el liderazgo, a lo que yo agregaría capacidad organizativa, conocimiento del manejo de armas, experiencia de combate y valor personal. Varela habla de gente que organiza y dirige bandas para el secuestro, el robo, el atraco, el fraude, el tráfico de drogas, el contrabando; que controla las cárceles, pueblos y barrios citadinos y que se cae a tiros con la policía sin miedo ninguno.

Se trata de poner a los pran a gobernar y a sus luceros en los ministerios y de allí para abajo. Para Iris, los delincuentes presos son el mejor substrato para construir el hombre nuevo socialista. El lumpen la base de la revolución: ¿Qué diría Marx? Maduro la ha llamado la “santa de las cárceles”. A lo mejor hasta la canonizan antes que a José Gregorio.

Te puede interesar

Compartir