Inicio > El pizarrón de Fran > Jesús Castillo: ¿Ipspudo o Seguros Horizonte? La manipulación de un gremio

Jesús Castillo: ¿Ipspudo o Seguros Horizonte? La manipulación de un gremio

En lo que va de año se ha abierto un necesario debate en los profesores de la UDO-Sucre sobre la conveniencia o no de Seguros Horizonte para atender las demandas en materia de Hospitalización, Cirugía y Maternidad. Es lógico que esto se produzca en un sector asalariado, golpeado y desvalorizado por el gobierno de turno: Por eso hace milagros para no morir en el intento. Además, es pertinente que el debate se produzca si tomamos en cuenta que, a pesar de estos avatares, los profesores universitarios conformamos una clase pensante y reflexiva, para disgusto de los burócratas de turno. Mucho más, sobre una aseguradora, proveniente del sector militar y con dudosa solvencia financiera a la hora de responder a las demandas del sector universitario y de educación media, puesto que así lo ha impuesto el oficialismo.

Es oportuno aclarar que el  28 de diciembre del año pasado, día de los inocentes, la comunidad universitaria del país se sorprendió ante un anuncio hecho por el gobierno de imponer Seguros Horizonte a los profesores, empleados y obreros (los llamados “trabajadores universitarios” en la terminología oficialista), lo cual ha desatado todo este necesario y oportuno debate. Y es que el lenguaje y praxis del gobierno no responde al diálogo sino a imponer a “trocha y mocha” su cultura militar al resto de la sociedad venezolana. Pero los profesores no podemos quedarnos callados, aunque haya algunos que por fidelidad o intereses con el gobierno lo hagan. Es comprensible esa conducta. Cada quien asume su compromiso con la historia, el país y sus hijos.

Lo lamentable es que el Presidente de la Asociación de Profesores de la UDO-Núcleo de Sucre (APUDONS), de abierta identificación oficialista, no ha internalizado su rol gremial en todo esto. Se ha colocado de espaldas a los docentes y, cuan fiel obediente del proceso, reparte a diestra y siniestra planillas de Seguros Horizontes, sin estar autorizado por la población profesoral que dice representar. Esa postura antigremial llevó a este servidor a emplazarlo recientemente ante varios colegas en su propia oficina. La idea es que convocara a asambleas profesorales para debatir el asunto y obtener una decisión mayoritaria sobre el futuro del seguro médico. Pero el susodicho colega ha hecho caso omiso y ha desplegado una desesperada carrera por vender las bondades de una aseguradora que no goza de mucha credibilidad en las diversas clínicas del país.

No conforme con esto el Presidente de Apudons, junto a algunos colegas oficialistas (no todos ellos comparten su actitud), ha desatado una fuerte campaña informativa para descalificar a los profesores que hemos rechazado la imposición de Seguros Horizonte en el gremio.  El libreto es el mismo del gobierno. “Los que no quieren a Seguros Horizonte están con la corrupción de los directivos en el Instituto de Previsión Social de los Profesores de la UDO (IPSPUDO)”. Un vulgar chantaje para tratar de dividir la opinión profesoral entre buenos y malos. Lo que parece desconocer dicho colega es que en lo personal  tengo argumentos para no compartir la forma cómo los directivos de ese fondo han manejado el Centro Clínico Universitario (me ha tocado vivir de cerca una mala experiencia con mi esposa) y he planteado en asamblea que debe exigirse una auditoria a esa instancia para que los profesores conozcamos de cerca su estado financiero. Pero de allí a jugar a la destrucción de IPSPUDO, aceptando con los brazos abiertos a una cuestionada aseguradora, no me prestaré. Medianamente dicho fondo funciona, a pesar de los pesares. Primero está mi salud y la de mi familia que cualquier otro interés.

Pareciera que el Presidente de APUDONS no ha entendido que debe respetar la voluntad mayoritaria de sus colegas y sigue empeñado en rendirle pleitesía a un régimen que ha pulverizado el sueldo de los profesores universitarios hasta condenarlos a la miseria, igual que al resto de los miembros universitarios. Por eso exigimos asambleas para debatir el futuro de nuestro seguro médico. Sería contraproducente para el gremio docente que las cosas se impusieran a “porrazo limpio” y tuviéramos que lamentarnos más adelante por no haber evaluado diversas opciones. Soy de la modesta opinión que se fortalezca IPSPUDO con mayores recursos financieros, previo a un proceso de reingeniería y con nuevos directivos. Lo que no podemos permitir es que el gobierno intervenga nuestro seguro, tal como suelen hacerlos los más brutales regímenes de la humanidad.

Te puede interesar

Compartir