Inicio > El pizarrón de Fran > Jaime García: Grandes males, grandes protestas.

Jaime García: Grandes males, grandes protestas.

En función a nuestras vivencias, desde el 2010, Venezuela en cuanto a políticas públicas ha caído en un estado de inanición estático. Los problemas sociales cada día se agudizan más en perjuicio de los ciudadanos más vulnerables (desempleados, pobreza extrema, clase media, indigencia, jóvenes recién graduados universitarios, mujeres embarazadas, pensionados y enfermos crónicos).

La escasez de alimento y medicamentos es infinita, el Señor presidente no nos dice hasta cuando durara este calvario, tal vez no lo hace porque ni el mismo cree en la efectividad de su plan de acción de mitigación.

El palíndromo “Reconocer”, no está ni en el pensamiento ni la actitud del alto mando militar-cívico que nos gobierna. Tenemos más de 6 años de improvisaciones, discursos y mucho entretenimiento publicitario. Recientemente estuvo de moda la negación del referéndum presidencial, validación de partidos políticos y el bendito CLAP que para nuestra desgracia solo ha sido un foco más de uso indebido de la poca comida que estos comités lograron acopiar y repartir a las familias bachaqueramnte. Son contados con los dedos y sobran dedos los CLAP honestos y honorables.

La inseguridad sigue creciendo, incluso mueren hermanos venezolanos funcionarios de orden público frecuentemente, vivimos aterrados y paranoicos, nuestros jóvenes emigran buscando en otros países lo que el gobierno de turno no les garantiza, cualquier economía en el mundo es mejor que la nuestra, La corrupción vive su mejor momento, aun esperamos que el defensor del pueblo, el ministerio público y la contraloría general d la republica investigue a PDVSA y nos informe oportunamente y de manera oficial que hicieron con ese montón de dólares que facturo en los últimos 15 años. Recordemos que en julio 2008, el barril de petróleo supero los 130 dólares.

Las instituciones democráticas no dan repuesta oportuna a los ciudadanos en cuanto a desempleo, medicinas, comidas, inseguridad, corrupción, contrabando de extracción, mal servicio de CANTV, Corpoelec, Hidrofalcon, El banco central de Venezuela distorsiona su función y responsabilidad al no hacer frente a la abultada inflación, Guyana sigue abusando de nuestro espacio en reclamación, esto es casi apocalíptico.

Como nos gustaría alabar nuestras instituciones, a esta cúpula que nos gobierna, decir que nuestro país esta prosperando en vía a un primer mundo pero la realidad es tan brutal que no queda más opción que hacer una letanía de tanta calamidad y penuria que vive un país petrolero como el nuestro.

Todas estas insatisfacciones, todos estos grandes males sin solución en el tiempo, solo requiere de grandes protestas pacíficas y protagónicas por parte de todos los ciudadanos, el presidente Maduro y su alto mando militar-cívico han sido incapaz de resolvernos nuestros derechos humanos universales y las instituciones dispuesta para actuar cuando esto pasa tampoco hacen el mandado.

No más escusa gubernamentales, el hambre nos une, las vicisitudes nos hermana. Grandes Males. Grandes protestas pacíficas.

Te puede interesar