Inicio > El pizarrón de Fran > Guillermo García N.: ¿Dónde colocar mis bolívares?

Guillermo García N.: ¿Dónde colocar mis bolívares?

En una economía con  inmensas distorsiones como la nuestra, con niveles de hiperinflación  y expectativa de mantenerse creciendo en los próximos nueve meses, el mantener dinero en instrumentos de inversión del mercado monetario convencional (cuentas de ahorro, depósitos a plazo fijo) no es lo recomendable, ya que si usted no recibe por su dinero rendimientos (tasa de interés positivas) superior al porcentaje de inflación, usted sencillamente se está descapitalizando, ya que al final de año, el dinero por usted colocado a comienzos del año tendrá un valor y poder de compra mucho menor por efecto de la inflación, que el valor  que tenía cuando inició el año.

Adicionalmente a esta situación, si las opciones de inversión se limitan por restricciones de libre convertibilidad de la moneda (control de cambio) hace que se reduzcan  las opciones de colocación de los bolívares. Para las empresas, esta situación es más dramática, ya que en su gran mayoría los bolívares generados por las operaciones del negocio no pueden transformarse en nuevo inventario o maquinaria por razones de escasez e imposibilidad de obtención de divisas. La situación  de utilización y colocación  de los bolívares de forma eficiente se agrava para las empresas extranjeras que no pueden convertir los bolívares a dólares sus excedentes de dividendos acumulados para envío  a sus casas matrices, por lo que acumulan cuantiosos montos en bolívares que se pulverizan cada día por efecto de la hiperinflación.

Una solución atractiva de colocación.  Una alternativa de inversión y de desarrollo de la inversión inmobiliaria poco conocida por el público, incluso por profesionales del sector bancario, bursátil y empresarial venezolano son las “Entidades de Inversión Colectiva Inmobiliarias”.  ¿Qué es una Entidad de Inversión Colectiva Inmobiliaria?  Es un vehículo de inversión que surge como una alternativa  en el sector inmobiliario, especialmente para todos aquellos pequeños y medianos inversionistas y ahorristas que no pueden directamente tomar posiciones en propiedades debido al elevado costo. La finalidad de la Entidad es brindar acceso para que los inversionistas puedan participar de la rentabilidad y apreciación que ofrece una cartera diversificada de inversiones inmobiliarias, al mismo tiempo una protección contra la inflación y la devaluación que descapitaliza los activos monetarios y reduce el poder adquisitivo de los inversionistas. En este sentido, las Entidades Inmobiliarias permiten que pequeños y medianos inversionistas que no poseen el capital suficiente para adquirir un inmueble por los elevados costos, puedan con módicas sumas de dinero participar de inversiones inmobiliarias atractivas,  rentables y con poder de revalorización en el tiempo que posee la Entidad en su cartera de inversiones.

En el país, el marco legal que las establece y define es la “Ley de Entidades de Inversión Colectiva Inmobiliaria”; estos bajo previa autorización de la Superintendencia Nacional de Valores (SNV). Para su aprobación como Entidad de Inversión Inmobiliaria; la SNV evaluará un conjunto de requisitos que deben cumplir los promotores de la Entidad  para que estos puedan ser autorizados a efectuar Oferta Pública de las acciones; participaciones o unidades de inversión. Entre los requisitos están: experiencia de los promotores de la Entidad en el negocio, capacidad gerencial, financiera y administrativa; récord y trayectoria de los promotores, reputación y  solvencia; así como experiencia en el manejo de inversiones y conocimientos del mercado de valores.

El concepto de la Entidad  es incorporar el negocio inmobiliario en el mercado de valores. Es una nueva visión y forma de ver el negocio inmobiliario y de inversión, es adaptarse a las nuevas corrientes de inversión mundial; así como una alternativa novedosa y válida en tiempos de cambio y competencia para los promotores inmobiliarios y una excelente alternativa de inversión y de diversificación, particularmente para ese pequeño y mediano inversionista que tiene limitado sus opciones de inversión. De igual forma, las empresas y en especial multinacionales, compañías de seguros, bancos y fondos de pensiones y jubilaciones pueden  invertir en unidades de inversión emitidas por la Entidad. De esta forma estarían protegiendo de una mejor forma sus bolívares represados y estacionados en cuentas bancarias sin protección.

A través de la Entidad de Inversión se podrían desarrollar proyectos residenciales, comerciales, de oficina y turísticos; convirtiéndose la Entidad en un gran inversor institucional y promotor inmobiliario.

Lo que hace falta es determinación y apoyo al sector privado para  desarrollar estas iniciativas en el país. Esperamos que la Superintendencia Nacional de Valores (SNV) y el Ministro Lobo, dé impulso a nuevas opciones e instrumentos de inversión para nuestro mercado de valores y alternativas para los inversionistas y desarrollo del sector construcción e inmobiliario. Esa es mi propuesta.

Te puede interesar