Inicio > Interés > Cervelli: No me molesta que me abucheen, pero me incomoda que se metan con mi familia

Cervelli: No me molesta que me abucheen, pero me incomoda que se metan con mi familia

 

Venezuela tendrá que enfrentar nuevamente a Italia la noche de este lunes por el pase a la segunda ronda del Clásico Mundial de Beisbol y algunas miradas de la fanaticada criolla estarán centradas en el receptor valenciano de los europeos, Francisco Cervelli.

Por

El catcher se ha convertido en motivo de discordia para un grupo de parciales por estar representando al rival, un trabajo que ya hizo en la edición de 2009, cuando también le tocó encarar a Venezuela.

Al jugador de los Piratas de Pittsburgh no le molesta que le llamen “pastelero”, pero si le incomoda que se metan con sus familiares, a quienes enfocaron en las pantallas del estadio de Jalisco con el uniforme azurro.

“Es lamentable que se den cosas así, la gente no entiende que es un juego, además de un juego es trabajo, vestí la camiseta de Italia en 2009 y ahora lo estoy haciendo de nuevo, no tengo ningún problema de que me abucheen, estoy acostumbrado, me pareció lamentable que lo hagan con mi familia, nos sentimos más venezolanos que cualquier persona, no es nada diferente, no me gustó que lo hagan con mi familia, queda en la consciencia de ellos, que lo hagan conmigo siempre, no me importa”, declaró el pelotero a ESPN.

Cervelli dice estar acostumbrado a que le piten desde las tribunas en Venezuela, donde viste la camiseta de los Navegantes del Magallanes.

“Estoy un poco más triste con la gente de mi mismo país, no voy a decir que son todos, cada uno sabrá cómo comportarse, no compras un ticket para golpear, abuchear o para decirle groserías a un jugador, no tienes derecho, conmigo lo que quieran, a mí no me importa, hay gente que viene a ver el juego, se sienten orgullosos de verme, que vengan otros porque no les guste y que pase a insultos no lo apoyo, siempre voy a estar en contra de eso”.

A través de las redes sociales, la pareja de Cervelli, la miss Migbelis Castellanos también expresó su descontento por la forma como fue tratada en las tribunas del estadio de Jalisco. “Cuando Venezuela ganó, ahí salieron todos los ‘venezolanos de corazón’ a festejar, humillar a la barra contraria y a gritarme en mi cara que yo no era tan venezolana como ellos, porque tenía una franela de Italia”, expresó.

Cervelli comentó que pese a la polémica, seguirá representando a Italia. “En el próximo lo voy a volver a hacer aquí, que se informen si no saben y si no quieren informarse, que no lo hagan, simple”, acotó Cervelli.

 

Te puede interesar

  • Oswaldo Jose Campos D’Leon

    Yo también estoy con Francisco Cervelli y no me parece bien que le abucheen y lo ofendan por el simple hecho de defender a Italia el pais de sus ancestros, en el presente Clásico Mundial de Béisbol, mas bien deberiamos estar orgullosos que Hayan hijos de extranjeros nacidos en Venezuela, defendiendo el pais de sus padres o abuelos. Venezuela es cuna de grandes beisbolistas, así que es posible que en el futuro en esta aldea global que es el mundo moderno, veamos mas venezolanos defendiendo los colores de otros países, debido a que sus padres venezolanos tuvieron que emigrar buscando mejores condiciones de vida o por muchas otras razones. Estoy en contra de cualquier tipo de discriminación, Francisco es un venezolano que siente y ama a Venezuela como dice su novia, y ademas es del Magallanes. Hay que ser mas amplios de mente, tranquilos compatriotas, no pasa nada.

  • Nestor Ramon Alfonzo

    Estoy con Francisco Cervelli. Me parece injusto y absurdo que se le pretenda ofender por el solo hecho de representar a un país diferente a Venezuela. Esto es algo muy normal y frecuente en los deportes. En el caso del Clásico mundial de Béisbol ha servido para permitir que muchos países de menos tradición beisbolera armen equipos con capacidad competitiva, lo cual constituye un gran aporte al beisbol, lo cual me contenta mucho como fanático de ese deporte. Siempre han llamado peloteros que en su momento fueron dejados de lado por su país por falta de espacio en la selección, y ese es el caso de Cervelli. Además se trata de un acercamiento a sus raíces; ¿Quién no siente afecto por la patria o la raza de sus padres y abuelos? ¿Es malo eso? No olvidemos que también Venezuela ha otorgado la nacionalidad a deportistas de otros países para que nos representen internacionalmente, como el caso del basket, donde ya hemos visto pasar unos cuantos norteamericanos por nuestra selección, comenzando por Sam Sheppard.
    Finalmente, me parece una gran cobardía la agresión a la familia del pelotero.