Inicio > Política > CIDH examinará la crisis político-social que se vive en Venezuela

CIDH examinará la crisis político-social que se vive en Venezuela

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) examinará los decretos migratorios de Trump, la crisis político-social en Venezuela y la desaparición de los 43 estudiantes mexicanos de Ayotzinapa en las audiencias públicas que celebrará entre mañana y el 22 de marzo en su sede de Washington.

Otros temas destacados de su 161 periodo de sesiones serán los cambios normativos en inmigración de Argentina, la situación de la libertad de expresión en Nicaragua, así como las denuncias de violencia y tortura en las cárceles brasileñas.

Las audiencias públicas de la CIDH, que se celebran varias veces al año en función del presupuesto, son la principal herramienta de la Organización de Estados Americanos (OEA) para visualizar y denunciar las violaciones de derechos humanos en la región.

La agenda de este periodo es de 40 audiencias, unas sobre problemáticas de derechos humanos en 16 países y otras generales sobre la situación de un colectivo en toda la región.

Uno de los asuntos que más preocupan este año es el aumento del acoso y los asesinatos a defensores de derechos humanos, especialmente de los que se dedican a temas medioambientales.

Por eso se han convocado cinco audiencias sobre su situación en Honduras, Panamá, Colombia, Guatemala y, una última, general de toda América.

Entre las novedades, destaca la primera audiencia sobre los derechos de las trabajadoras sexuales en la región y otra acerca de la situación de las personas intersexuales, las que tienen menos visibilidad dentro del grupo LGBTI (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales).

Si otros años eran Venezuela, México o Colombia los países con las audiencias más mediáticas, en esta ocasión Estados Unidos se suma a este grupo con una audiencia convocada de oficio, a iniciativa de la CIDH, sobre las medidas migratorias de Trump.

El martes, día 21, la Comisión preguntará a los representantes del Gobierno estadounidense -que aún no se sabe quienes serán- sobre sus inquietudes acerca de la nueva política de deportaciones, de seguridad en la frontera, de visados y de asilo.

“Tenemos que escuchar al Estado, todos tenemos dudas sobre cómo funciona todo”, indicó el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, en la presentación de las audiencias el pasado jueves en la sede de Washington con un grupo de periodistas, entre ellos Efe.

Esa sesión también abordará la orden ejecutiva de Trump para acelerar la revisión y aprobación ambiental de proyectos de infraestructura, una iniciativa que inquieta a la CIDH.

La preocupación por Trump no restará protagonismo a Venezuela, que sigue siendo “un tema prioritario de atención para la CIDH”, según aseguró Abrão.

El Estado venezolano ha pedido una audiencia para informar sobre la Comisión por la Justicia y la Verdad del país, mientras que la sociedad civil ha solicitado otras dos sobre “persecución política” y acceso a la justicia.

México será el país con más sesiones, cuatro, en las que se abordará la independencia del sistema judicial, la situación de derechos humanos de los solicitantes de asilo y refugiados, y el derecho a la verdad en casos de violaciones graves de derechos.

Una de las audiencias la ha convocado la CIDH para evaluar el funcionamiento del mecanismo especial de seguimiento del caso Ayotzinapa que acordó con México el año pasado, después de que el Gobierno decidiera no prorrogar el mandato del grupo de expertos independientes de la Comisión que investigaba el suceso.

Por el momento, la CIDH no está satisfecha con las respuestas de México sobre la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela Ayotzinapa en Iguala (Guerrero) en 2014.

La Comisión también celebrará audiencias sobre el acuerdo de paz en Colombia, ante la “preocupación de organizaciones de la sociedad civil con el escenario de impunidad”.

El secretario ejecutivo evitó decir si la Comisión comparte esa preocupación y se limitó a “afirmar los estándares del organismo de que las graves violaciones de derechos humanos no pueden generar situaciones de impunidad”.

La CIDH abordará también la violencia sexual contra las adolescentes en Bolivia, la trata de niños en Perú y la situación de los afrodescendientes en Cuba.

EFE

 

Te puede interesar