Inicio > Economía > Merideños: La revolución nos quitó hasta el pan

Merideños: La revolución nos quitó hasta el pan

 

Los merideños denunciaron este miércoles que el gobierno nacional es el responsable de las extensas colas que se registran en las panaderías para adquirir pan, puesto que pocos establecimientos comerciales logran prestar el servicio debido a la falta de harina de trigo y demás insumos para la producción.

Reporte y redacción: Jade Delgado

Giovani Rojas lamentó que las panaderías no funcionen a un 100%, pues se ven afectados tanto trabajadores como ciudadanos. “Desgraciadamente, esto es culpa del Gobierno, porque si realizaran permanentemente la dotación del insumo para producir a toda hora no habría necesidad de humillarse y hacer colas ni de establecer horas para comprar el producto”.

Estantería vacía

Foto: @delgjad

Es preciso indicar que la mayoría de las panaderías limitan la venta a un máximo de 10 panes, Toni Romero dijo que su familia está integrada por ocho miembros y que se ve obligado a quitarse el pan de la boca para darle de comer a sus hijos. “A veces no podemos comer porque no conseguimos pan ni nada”. Sin embargo, el joven Ignacio Martínez  expresó que los panaderos trabajan con lo poco que tienen. “Los únicos que salimos afectados somos el pueblo con la escasez de pan” afirmó.

Pero los ciudadanos no solo se sienten perturbados por las denuncias antes mencionadas. Jairo Sánchez dijo que la calidad de vida se perdió en Venezuela hace tiempo y cada vez las aberraciones son más intensas, pues en varias oportunidades, luego de 2 o 3 horas de cola y llegado su turno de compra, se acaba el pan. “La revolución nos quitó hasta el pan, me provoca hasta llorar, porque uno se las ingenia para conseguir el dinero y no tiene que comprar para llevar al hogar y alimentar la familia”.

Igualmente, los panaderos denuncian no tener harina para la producción,  otros afirman que al llegar la mercancía les dura seis días, por lo que deben limitar la venta por persona y con esto atender más clientes, así lo detalló Nelson Tomador. “Ayer llegaron 60 bultos, un poquitico para trabajar 6 días”, resaltó.

Es preciso indicar que algunos comerciantes, quienes no quisieron identificarse por miedo a que no les distribuyan posteriormente materia prima, informaron que deben comprar la harina traída de Cúcuta hasta a Bs. 155.000, anunciando que varios negocios han quebrado por tal situación.

 

Te puede interesar