Inicio > El pizarrón de Fran > Arturo Tremont: Consolidar Derechos Humanos

Arturo Tremont: Consolidar Derechos Humanos

El desarrollo de las sociedades ha generado el bienestar de las personas, es impresionante la ayuda de la tecnología en la educación e investigación, se amplía el espacio del conocimiento y a su vez generan nuevos requerimientos y derechos humanos.

A través del tiempo las conquistas de los trabajadores y trabajadoras, del pueblo en general, perduran por largos años y se convierten en legislación de muchos países y replican en otros por  medio de resoluciones y convenios internacionales.

Lo que coloquialmente llamamos “derechos adquiridos” pueden desaparecer por la acción de un gobierno, por la dejación de luchas o por desviación de  principios originales.

Uno de los ejemplos más patéticos son los derechos humanos de los jubilados y pensionados en el mundo. Cuando se presenta la crisis económica y social, la primera medida a tomar es disminuir los beneficios de los adultos mayores. Así ha ocurrido en Grecia, España, Francia, Argentina, Chile, Brasil.

Una lista de desafueros: aumento de la edad de jubilación, mayor tiempo de servicio laboral, disminución de  entrega de medicamentos, impuestos, reducción de presupuestos de programas de salud, exclusión de beneficios preferenciales, cierre de comedores populares.

Si analizamos la realidad social, encontramos a adultos mayores en las cárceles, en situación de calle, sin refugios y “hogares sustitutos”, abandonados a su suerte por las políticas sociales de los Estados.

Las últimas señales son alarmantes. El Presidente Trump impide el ingreso de abuelos y abuelas a Estados Unidos, cuyo “terrorismo” es visitar a los nietos. Uno de sus Secretarios amenaza con separar a los niños de sus padres ilegales.

La agresión a los derechos humanos es continental.

Te puede interesar

Compartir