Inicio > Economía > Reportaje: El costo de ser estudiante universitario en Venezuela (+Fotos)

Reportaje: El costo de ser estudiante universitario en Venezuela (+Fotos)

 

En las universidades se forman los profesionales, que junto a los trabajadores, contribuyen en la activación de la economía nacional. Sin embargo, en la actualidad, estudiar una carrera universitaria en Venezuela resulta tan costoso que no todos tienen la posibilidad de acceder a este nivel educativo.

 

1) Universidad Santa María (USM)

Se necesitan al menos cinco salarios mínimos para ingresar en una casa de estudio privada, como es el caso de la Universidad Santa María (USM) en Caracas, que en su cuenta en la red social Twitter (@usm_vzla) informó sobre las posibles nuevas matrículas para el año 2017. Cabe destacar que un semestre en carreras como Comunicación Social y Derecho rondan entre los 250 y los 300 mil bolívares.

Mientras que para las Ingenierías, Arquitectura y Farmacia, las matriculas podrían costar entre Bs. 210 y 240 mil.

No obstante, hay que destacar que otras casas de estudios superiores como la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR), o la Metropolitana (UNIMET), las matriculas incrementaron alrededor de un 80% más.

 

2) Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR)


En el caso de la UCSAR, a pesar de no tener una matrícula tan elevada como la de la USM, se necesitan dos sueldos mínimos, ya que esta se encuentra alrededor de 130.000 Bs. mientras que el salario mínimo está estipulado en 148.638,00. Esto quiere decir que, a duras penas, alcanzaría para costear los estudios, sin contar los demás gastos que debe realizar un estudiante.

En la imagen podemos observar los precios del nuevo semestre para estudiantes regulares en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), el cual tiene un costo de 442.148,00 bolívares para las carreras de Psicología, Ingeniería y Comunicación Social.

Gabriel Mendoza (23 años de edad) quien es estudiante universitario de Comunicación Social nos cuenta como ha sobrevivido él y sus padres con los gastos del día a día. “En un principio de la carrera mis padres costeaban todos los gastos, desde la matrícula hasta el dinero que necesitaba para los materiales o actividades asignadas”, expresó Gabriel, quien además tiene un hermano también universitario.

Stefanía Martínez (21 años de edad) vive algo parecido a lo de Gabriel. Ella es estudiante universitaria y tiene dos hermanos menores que también estudian. Sus padres le costeaban todo lo relacionado con la universidad: desde las inscripciones hasta las actividades asignadas.

A pesar de las circunstancias por las que pasan jóvenes como Gabriel y Stefanía en distintas ciudades del país, las casas de estudios, autónomas y privadas, se han visto obligadas a realizar un aumento en el costo de sus matrículas debido a la situación país. En Barquisimeto, estado Lara, las universidades privadas han incrementado sus matrículas a todos los estudiantes (nuevo ingreso y regulares).

Una de las universidades más costosas de Barquisimeto es la Universidad Yacambú (UNY), cuyas carreras son de régimen trimestral. Para los alumnos de nuevo ingreso, las inscripciones tienen un costo de 180 mil 596,55 bolívares para quienes desean estudiar Lic. Contaduría Pública; y para Comunicación Social los estudiantes deberán cancelar un costo total de 183 mil 171,70 bolívares.


Los padres de Gabriel y de Stefanía tienen que cubrir diversos rubros para que sus hijos puedan estudiar (matrículas, útiles escolares, uniformes, etc.), y a estos gastos se suma la inflación que se vive en el país y lo costoso que ha resultado adquirir la comida, vestimenta, repuestos para el carro.

 

3) Universidad Fermín Toro (UFT)

Y es que “Resulta bastante difícil costear los estudios, propios o de los hijos, en medio de una situación tan crítica como la que se vive en Venezuela”. Así lo declaró una madre que pidió no se revelara su nombre cuando se le preguntó acerca de los gastos que cubre a lo que respondió:

“La situación en Venezuela se ha puesto tan difícil que si antes uno podía administrar las quincenas para cubrir los gastos, actualmente uno tiene que hacer magia con el dinero para poder costear no solo los consumos básicos, sino también los estudios”.

Algo semejante ocurre con la Universidad Fermín Toro (UFT), en dónde se imparten nueve carreras, de las cuales, solo una es de régimen anual (Derecho) y las ocho restantes son semestrales. Al igual que otras casas de estudios, sus costos de matrículas varían por período desde los 2000,00 hasta los 10 mil bolívares, mientras que para los estudiantes de nuevo ingreso (primer semestre/año), las inscripciones tienen un costo aproximado de 100 mil bolívares.

Cientos de historias como las de Gabriel y Stefanía se repiten a diario en este contexto país, jóvenes como ellos que se ven obligados a buscar un trabajo que les genere algo de ingresos, y que al mismo tiempo les permita costearse los estudios y aportar con los gastos del hogar para ayudar a sus padres.

Transporte Público

Pero no todo termina aquí. Aunado al costo de la matricula (sea trimestral, semestral o anual), hay que considerar los gastos del transporte público pues los estudiantes que no cuentan con vehículo propio, por los altos costos de la gasolina, deben trasladarse en una o dos unidades de transporte, tanto de ida como de regreso; esto no resulta conveniente para muchos pues el pasaje se encuentra en 100 bolívares (en el caso de Barquisimeto), y este varía según las rutas.

Para la zona norte de Barquisimeto el transporte público tiene un precio de 150 durante el transcurso de la mañana. Sin embargo, a partir del mediodía cobran 200 y hasta 400 bolívares luego de las cuatro de la tarde. De igual forma para Cabudare (municipio Palavecino) cuesta hasta 300 (trescientos) bolívares.

Voceros del gobierno en diversas ocasiones han referido que estudiar en Venezuela no ha sido problema. Uno de ellos fue el ministro de la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa, quien declaró en una oportunidad que los estudiantes universitarios han presentado varias denuncias de alzas injustificadas, y por ello revisará los costos de las matrículas en las casas de estudios privadas.

Si bien hay jóvenes estudiando en universidades privadas, la gran mayoría de ellos hace un esfuerzo para poder cubrir sus gastos, sin contar que, generalmente, muchos se trasladan de un estado a otro, tener que vivir residenciado/a, lograr tener las tres comidas…Todos estos son aspectos que se suman al corto presupuesto de un estudiante universitario en Venezuela.

Por Stefany Pacinelli
Edición de @Yula_Bracho

Fuente: Notiexprésate.com

 

Loading...